2016

La Voz de la Redacción: Las mejores películas de 2016

Bueno,bueno, bueno (bueno estaba y se murió). Llegamos al final de un año, el 2016, que ha resultado extenuante, en el que la taquilla estadounidense ha vuelto a batir récords y en el que la producción nacional ha seguido con esa curva lenta, pero agradable, de mejora a todos los niveles y de ampliación de géneros y horizontes. Han sido doce meses intensos que nos han permitido vivir grandes momentos cinematográficos y que se han dejado grandes nombres en la cuneta (Alan Rickman, Bud Spencer o Carrie Fisher, por mencionar algunos de los más recientes). En La Noche Americana hemos decidido que este año, en lugar de publicar la consabida lista con ‘lo más’ y ‘lo peor’ de este año, íbamos a preguntarle a cada uno de sus principales colaboradores por sus tres películas favoritas del año. Estas han sido sus respuestas:

 

Alex Manzano:

 

Según mi FilmAffinity he visto 122 películas de 2016, si a eso le sumamos todas las de 2015 que se han ido estrenando a lo largo del año… imaginad el caos que supone poner un poco de orden en todo esto. Reflexionando bastante, elijo estas tres porque son las que más me satisficieron en su momento y las que he revisado pese al poco tiempo que tienen.

 

Comenzaba el año viendo Carol de Todd Haynes, para mí la auténtica ganadora del Oscar (pese a no estar nominada): un sutil drama que nos contaba la historia de Therese (Rooney Mara), una joven que trabaja en unos grandes almacenes de Nueva York y que comienza un romance con una mujer de clase alta, en proceso de divorcio, llamada Carol (Cate Blanchett). Ganadora del premio a mejor actriz en Cannes (Rooney Mara), Haynes firma una película perfecta, una visión nada visceral del amor, una obra contenida que se sustenta en el constante juego de miradas y roces entre las dos protagonistas y filmada con una bellísima fotografía sostenida sobre la hermosa partitura de Cartel Burwell. Sin lugar a dudas, una de las obras de la década.

 

Carol

Carol

 

Este año me llevo haber descubierto al maravilloso cineasta chino Jia-Zhang Ke (con quien me fotografié en San Sebastián), tras haber visto Más allá de las montañas y averiguar después que era el responsable de Un toque de violencia. Y es que Más allá de las montañas es una de las experiencias más especiales que he tenido este año en una sala de cine, protagonizada por su mujer y musa Zhao Tao, la película es el retrato familiar de tres generaciones con uno de los finales más poderosos que he visto nunca en el cine al ritmo de los Pet Shop Boys. Una obra maestra, una película inolvidable con frases y escenas para enmarcar.

 

Paul Verhoeven ha vuelto con más fuerza que nunca. Subversivo, arriesgado y polémico jugaba con Isabelle Huppert en Elle, un thriller sobre una mujer que tras ser asaltada y violada en su propia casa, decide tomarse la ‘venganza’ de su propia mano sin ni siquiera avisar a la policía. Lo que empieza siendo un thriller dramático termina convirtiéndose en una despiadada comedia negra sobre la violación a una mujer; un asunto muy delicado que Verhoeven domina con su particular sentido de la sutileza, creando una compleja y laberíntica película que no es apta para todos los paladares.

 

Elle

Elle

 

María Aller:

 

2016 ha sido un año de personajes femeninos magistrales. Muchos y muy variados: la que ha dado Isabelle Huppert en Elle, el de Candela Peña en Kiki, Emma y Adriana dando forma y particular luz a las Julietas de Almodóvar… Pero varios cineastas han hecho uso de grandes personajes para hacer manifestar incisivas críticas a sistemas, costumbres o clichés asimilados injustamente. Repasemos a continuación.

 

Como las cinco hermanas de Mustang: injustamente se las ha comparado con las Vírgenes Suicidas que dibujó Sofia Coppola. Ahora Deniz Gamze Ergüven ahonda en las retrógradas costumbres de su país natal -Turquía- y trae a este quinteto amordazado en las cuatro paredes de su hogar, supervisadas por sus familiares. Pero las niñas se revelarán como puedan dentro de este drama. El relato de la cineasta novel rebosaba belleza desde todos los lados.

 

Mustang

Mustang

 

De estética también sabe algo que Jia Zhang Ke, y de ella ha dotado a Más allá de las Montañas. Con la protagonista, Tao, ha personificado su feroz crítica a la evolución de su país, China, y ha sido una fuerza arrolladora. Empezaba con garra desde el minuto cero: Go West de Pet Shop Boys sonaba a todo trapo, y esa letra evidencia ya por dónde va a dirigir sus tiros el realizador chino. Con Tao de la mano atraviesa el pasado, presente y futuro de una nación país bajo un halo demoledor.

 

Pero no es necesario irse lejos para hacer denuncia. Nely Reguera lo ha hecho sin salir de nuestras fronteras. Ha sido por medio de María (y los demás). Ella –Bárbara Lennie– intenta ser feliz y salir adelante. Pero los incómodos “demás” no hacen más que ponerle pegas: menosprecios, lecciones de cuñadas envidiosas, reacciones de imbéciles que no dejan las cosas claras… Sí, a la gente le gusta meter las narices en todo. Por suerte estas luchadoras salen adelante como pueden.

 

Al menos en las salas ya nos han robado el corazón.

 

María (y los demás)

María (y los demás)

 

Christian Leal:

 

Sí, sí, que si La llegada, que si Elle, que si Tarde para la ira… todas ellas grandísimos estrenos, pero yo os voy a dejar tres recomendaciones únicas y necesarias que nos ha dejado 2016 y que tendrían que entrar directamente en un museo por ser obras de arte. Creo que no engaño a nadie cuando digo que High-Rise descolocó a todos en aquel Festival de Cine de San Sebastián de 2015. Fue una película que levantó odios y amores a partes iguales, nunca dejaba a nadie indiferente. El señor Ben Wheatley consiguió llevar maravillosamente la novela de J.G. Ballard del mismo nombre, y para la ocasión se juntó con un elenco de primera encabezado por Tom Hiddleston, Jeremy Irons, Luke Evans, Sienna Miller o Elisabeth Moss. Todo ello engalanado con una historia de poderes en vertical, envidias, música apoteósica y un final que podría ser una realidad en sí mismo. Lo dicho High-Rise es uno de esos grandísimos estrenos de este 2016.

 

High-Rise

High-Rise

 

Pero si pensabais que de rascacielos vive el hombre, que poco sabéis de poesía entonces. Paterson ha sido una de las últimas en aparecer por las carteleras españolas y es una de las mejores películas, no de este, sino de los últimos años. La historia contada en modo de repetición como motor de una historia sobre la monotonía de un hombre que solo varia su vida cuando acude a un bar a tomarse una cerveza ha supuesto para volver a poner a Jim Jarmusch en boca de muchos como un narrador de historias de primera. Todo esto adornado con la poesía como telón de fondo para empacar más una historia realmente lírica. Adam Driver sigue estando descomunal y demuestra que más allá de Kylo Renes y sables láser hay un actor de primera. Lo dicho, dejad que la poesía os invada o si no… siempre podéis acudir a los cuentos.

 

Y es que para el final de las recomendaciones me quedo con dos cuentos. El primero, Kubo y las dos cuerdas mágicas, una historia apoteósica sobre el poder de contar historias, del amor y la magia. Un cuento oscuro, divertido, lleno de momentos únicos y con una moraleja final apasionante. Sin duda alguna, Laika se ha convertido en uno de los estudios de animación más importantes de los últimos años, haciendo las delicias de mayores y pequeños con su stop motion. Y el otro gran cuento no puede ser otro que El cuento de la Princesa Kaguya, del estudio Ghibli. Su historia, su animación, su forma de llevar la narración… todo lo que se encierra en la obra de Isao Takahata es maravilloso. Un gusto para todos los sentidos, con la que más de uno soltaremos una lágrima.

 

Bueno, estas son mis grandes películas de 2016, hay otras por supuesto, pero estas cuatro películas os dejarán llenos de cine.

 

El Cuento de la Princesa Kaguya

El Cuento de la Princesa Kaguya

 

Daniel Lobato:

 

Visto lo visto, y dado que ya he tenido ocasión de hacer una extensa (y ecléctica) lista con los títulos que más me han motivado este año, me gustaría aprovechar este espacio para destacar tres de ellos que ya fuera por falta de medios económicos, valentía de los exhibidores, apoyo de los medios o una excesiva competencia en la cartelera, corrieron una peor suerte de la que se merecían durante su recorrido comercial (en el sentido convencional, el de las salas de cine de toda la vida).

 

Comienzo con El perdido, propuesta llevada a cabo en los márgenes de nuestra industria y que encandiló en festivales como Málaga o el D’A (festival internacional de cinema d’autor de Barcelona). Christophe Farnarier, su máximo responsable, nos propone un relato que constata esa máxima de que menos es más. La práctica ausencia de medios le permite quedarse con la esencia de su discurso, subrayando un estilo casi documental en el que sobran los diálogos para representar una (ambiciosa) metáfora sobre el desarrollo de la humanidad. El perdido es una propuesta muy filosófica que fluye a medida que su protagonista, Adri Miserachs, “descubre” el entorno en el que vive. Y es que el ejercicio de interpretación que plantean está basado en la espontaneidad y la reacción a partir de lo que le ofrece dicho entorno. Experimentación y libertad son las señas de esta pequeña joya de nuestro cine.

 

El Perdido

El Perdido

 

En las antípodas en cuanto a tratamiento formal se refiere, está The Neon Demon. Vaya por delante que (obviando la “comercial” Drive) Nicholas Winding Refn no es un director del gusto de todos los públicos y que desata odios y pasiones a partes iguales (yo estoy en el segundo grupo). Con este retorcido cuento ambientado en el mundo de la moda, el cineasta explora los aspectos más oscuros de la mente humana. Rencores, envidias y traiciones se dan de la mano en esta peculiar bajada a los infiernos (y despertar sexual) de la protagonista (Elle Fanning), que guarda bastante en común con Suspiria de Dario Argento. Exquisita a nivel visual, The Neon Demon guarda algunas sorpresas, como la breve pero intensa aparición de Keanu Reeves y la premiada composición musical de Cliff Martinez, habitual del director danés.

 

No menos estimulante es The Duke of Burgundy, la apuesta del británico Peter Strickland. Con dos años de retraso respecto a su estreno en Reino Unido, llegaba este peculiar drama romántico entre dos mujeres con afición por las prácticas de dominación y sumisión. Nada que ver con propuestas almibaradas y morbosas como 50 sombras de Grey, Strickland explora la vertiente psicológica del juego y utiliza su parafernalia como mcguffin, el bdsm es la excusa para hablar de sus protagonistas. Por un lado hace un estudio de la psique de sus personajes, de cómo viven dejando aflorar sus más profundos -y en ocasiones perversos- deseos, mientras que por otro se refiere a los sacrificios cotidianos que se llegan a hacer por amor y cómo la falta de equilibrio (y comunicación) entre las partes puede hacer peligrar una relación. El film no rehuye el erotismo, pero rechaza las evidencias, Strickland juega con las sutilezas y con una atmósfera que evoca al cine de los 60-70. Visualmente, con los paralelismos que establece con el mundo de las mariposas da fuerza a su discurso; uno que subraya el juego de las apariencias y señala los prejuicios de valor que todos solemos hacer.

 

The Duke of Burgundy

The Duke of Burgundy

 

RJ Prous:

 

Madre mía. Me toca cerrar a mí. Al que no sabe nada de cine. Pero veo tanta gafa de pasta en los párrafos que me preceden que me siento agradecido de poder ir contracorriente y ser un espectador más dentro del rebaño. Vamos a por las ‘pelis’ que más poso le han dejado al tipo ese que escribe de cómics en La Noche Americana.

 

En primer lugar (aunque el orden es irrelevante) he de coincidir con el señor Leal y decir, sin temor a equivocarme (pese a que los Oscars volverán a reírse de mí, ya veréis) que la mejor película de animación del año (y a lo mejor debería quitar el complemento ‘de animación’) es Kubo y las Dos Cuerdas Mágicas. El estudio Laika le está haciendo al cine un favor que no comenzaremos a disfrutar realmente hasta que pasen unos años. Coraline, ParaNorman, Los Boxtrolls y ahora Kubo han logrado que me haga fan suyo sin dudar a través de un cine tan artesanal y complicado como es el que se basa en la animación stop-motion y unos guiones inteligentes que no siempre se han de entender como ‘para todos los públicos’. Kubo es una apuesta arriesgada y preciosa que merece más de un visionado.

 

Kubo y las Dos Cuerdas Mágicas

Kubo y las Dos Cuerdas Mágicas

 

No me puedo imaginar por qué (bueno, sí que puedo) no se ha mencionado más que de pasada a La Llegada en este artículo. Más allá de su cuidada fotografía, más allá de la estupenda dirección de Denis Villenueve, más allá del giro argumental y de las interpretaciones de Amy Adams y Jeremy Renner, tenemos una película que habla de un tema que nos incomoda incluso a los que nos dedicamos a escupir palabras sobre la pantalla del ordenador. La Llegada habla de comunicación, habla de cómo la falta de ésta está matando al mundo, habla del lenguaje como el arma más poderosa para crear o destruir barreras. Sólo por eso ya merecería estar en mi top 3, pero es que, además, estamos frente a un estupendo producto cinematográfico que cautiva desde la primera hasta la última escena y que a buen seguro le valdrá a su director alguna mención en la futura temporada de premios.

 

Mucho he pensado hasta llegar a la decisión de cuál sería la tercera película que os recomendaría de este año. Mi lado mierder me gritaba al oído que os vendiera como pudiera Sharknado 4 (¡obra maestra!) mientras que mi lado cinéfilo se inclinaba hacia Trumbo o, mejor aún, Spotlight (ambas de 2015, pero estrenadas a lo largo de 2016 en España). Pero al final me ha ganado mi vena comiquera. Ya que nadie va a abogar por el cine comercial, que al menos lo haga el último que escribe. Y mi decisión no podía ser más fácil: Deadpool. Cierto que el estreno de Doctor Extraño a finales de año, con un estupendo Benedict Cumberbatch, ha elevado el listón y demostrado que prácticamente todo es posible en el cine marvelita, pero sé reconocer el amor cuando lo veo. Y Deadpool es uno de los cantos al amor más gamberros y bonitos del año. Del amor de Ryan Reynolds por el personaje, claro.

 

Deadpool

Deadpool

 

En fin. Otro año que se va y otra tonelada de cine que nos queda para el recuerdo. El año que viene nos emocionaremos con Fences, cantaremos con La Ciudad de las Estrellas, correremos con la nueva entrega de Fast & Furious y sacaremos el martillo para luchar al lado de Thor en Ragnarock. Pero antes de eso hay que tomarse las doce uvas y habrá que abrir los regalos de los Reyes y Santa Claus. Desde La Noche Americana os deseamos un maravilloso 2017.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Acerca de Alex Manzano

Avatar de Alex Manzano

Cine, arte y tebeos. Amarás el musical sobre todas las cosas. John Cameron Mitchel es mi dios. Si quieres encontrarme, busca en mi habitación. Si no, en cualquier rincón de Madrid.

Acerca de Christian Leal

Avatar de Christian Leal

Desde niño me apasioné por el séptimo arte, por ello decidí licenciarme en Comunicación Audiovisual, pero después amplié mis miras también hacía la pequeña pantalla en la que devoro, bebo y me alimento de series y cine. Mi vida podría resumirse en un guión de Aaron Sorkin dirigido por David Fincher o Michael Haneke.

Acerca de María Aller

Avatar de María Aller

Madrileña. Comunicadora. Periodista. Sagitaria. Bonne Vivante. Cine. Y festivales, series, libros, cocina, deporte... recomiéndame!

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados