todas-las-obsesiones-de-victor-bragas

Todas las obsesiones de Víctor: Tío, tienes un problema

Todas las obsesiones de VíctorY mientras me inclinaba con los ojos llenos de lágrimas, pensé en aquellas braguitas de encaje

 

Diábolo Ediciones trae a nuestras librerías directamente desde Italia un cómic ligeramente perturbador y psicodélico con el que, sin embargo, más de uno se sentirá identificado en más de una ocasión. Todas las Obsesiones de Víctor se enmarca en el tipo de cómic al que El Jueves nos acostumbró en España con el Palmiro Capón de Lalo Kubala, pero mezclado en cierta medida con Las Guarradas de Kaizo de Kohji Kumeta. Con esto quiero decir que Davide Calí y Squaz nos presentan a un personaje, Víctor, que nos irá relatando diferentes episodios de su ficticia vida (como no, con fuerte inspiración en la de los propios artistas), en concreto los que han terminado por crear en él poderosas obsesiones y/o leves traumas.

 

El libro se divide en dos grandes secciones que vendrían a ser “movidas sexuales” y “resto de cosas”. La primera, que nos habla de la complicada e infructuosa vida sexual del protagonista, de las mujeres que pasaron por ella y de las diversas huellas que éstas dejaron en su carácter termina por hacernos pensar que Víctor, más allá de sus obsesiones, tiene un problema urgente que tratar con su psiquiatra de cabecera. Sin embargo, en más de una ocasión nos encontraremos asintiendo con la cabeza y pensando, “coñe, esto también me pasaba a mí“, aunque nunca, ni por todo el oro del mundo lo admitiremos en público.

 

Quizás su madre no le daba la merienda

 

La segunda parte consigue este efecto en muchas más ocasiones. Todos hemos pasado por alguna experiencia más o menos traumática que ha dejado en nosotros algún tipo de comportamiento más o menos vergonzoso e inevitable. Víctor no puede dejar de mirar las ventanas de los edificios en verano desde que de pequeño un vecino se arrojó al vacío desde una de ellas, yo tengo mis manías y tú, querido lector o lectora, tendrás las tuyas. Por supuesto, en esta mitad sigue habiendo algunas situaciones que nos dejarán un tanto anonadados, pero es que, como reza la sobrecubierta del cómic: “Víctor hará la fortuna de cualquier psicoanalista“.

 

Todas las obsesiones de Víctor

Todas las obsesiones de Víctor

 

El dibujo del cómic se encuentra entre lo realista y lo surrealista, según la conveniencia de los autores, y es uno de los aspectos que no dejarán indiferente a ningún lector. Este estilo de dibujo, muy de moda en la actualidad, tiende a provocar tanta admiración como rechazo y en ello, precisamente, reside su gracia: uno nunca sabe qué pensar de un estilo artístico que tan rápido pasa de lo cotidiano a lo extraordinario e incluso a lo desagradable en según qué publicaciones.

 

Todas las Obsesiones de Víctor se trata de un álbum que viene a causar impresión en quien tenga la valentía de leerlo. Es el regalo perfecto para el amigo asustado de sus propias obsesiones al ser un perfecto espejo en el que reflejarse y desprender un maravilloso mantra que todos podemos repetirnos: siempre va a haber alguien más enfermo que yo.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>