All-Star Batman #1

All-Star Batman #1-2: Rumbo a las estrellas

All-Star Batman #1Soy el tipo del espejo, amigo

 

Cuando se anunció Renacimiento y que Scott Snyder abandonaría definitivamente la cabecera principal de Batman todos nos preguntamos: ¿y ahora qué? Pues el ahora es DC tomando nota de los excelentes resultados de Batman Eterno y, en menor medida, Batman y Robin Eternos para destinar a uno de sus autores estrella a una nueva serie independiente del resto en la que pueda dar rienda suelta a su imaginación en compañía de uno de los dibujantes más reconocidos del medio: John Romita Jr. Un mes después del estreno de la serie central del murciélago, ECC nos trae All-Star Batman: la historia de un viaje que va a obligar a Batman a enfrentarse a sus peores enemigos… y a algunos de sus aliados de toda la vida.

 

La historia que nos lleva a esta carrera contrarreloj y contra todos nos la va dejando caer el propio Snyder poco a poco a lo largo de los distintos números de esta nueva colección. Todo lo que en un principio sabemos es que Batman ha de llevar a Dos Caras de Gotham a un punto B desconocido, pero que se encuentra a unos casi 800 kilómetros. Pero al ser capturado, el alter ego de Harvey Dent lle hace una oferta a toda Gotham: todo el dinero de los principales jefes mafiosos de la ciudad gótica a cambio de la liberación del villano y el fin del viaje. Pero la cosa no acaba ahí (con eso se habría ganado a algunos de los villanos del Hombre Murciélago, pero no le basta) y cierra su oferta con la afirmación de que si no son detenidos, todos los secretos que Dent se ha ido encargando de recopilar sobre todos los habitantes de la ciudad y sus alrededores se harán públicos. Esto busca motivar a muchos héroes con pasados tumultuosos, a los villanos sin afición por el dinero (pero con cosas que ocultar) y a ciudadanos de a pie que han de lidiar con sus demonios particulares cada día a dar caza a Batman por tierra mar y aire.

 

¿Qué soy yo? Un puñetero árbol que caerá en el bosque sin que él lo vea

 

Tenemos, pues, ante nosotros una historia apasionante sobre el Caballero Oscuro que no nos deja un momento de respiro, contada de una manera original que recuerda vagamente a el modus operandi de la serie televisiva 24. Snyder obliga al ‘nuevo’ Batman a demostrar por qué es el mejor una y otra vez en una batalla continua en la que cada vez va a ir teniendo menos recursos y más contrincantes. Como resultado, nos encontramos frente a una de las series más divertidas y apasionantes para leer de todo el universo DC tras el Renacimiento. All-Star Batman no se lee, se devora, y luego nos obliga a darle un par de repasos para tratar de localizar todos los detalles que se nos hayan podido pasar desapercibidos.

 

All-Star Batman #2

La colección nos está dejando algunas portadas alternativas espectaculares. Ésta es la de All-Star Batman #2, de Declan Shalvey

 

Se amplía la historia en cada número (al menos desde el segundo de los dos que nos ocupan hoy) con el entrenamiento de Duke por parte de Batman. Ya hemos leído en la primera entrega de la cabecera central que Batman está intentando algo distinto al tema de los sidekicks con este Robin por elección. La cuestión es ver en qué desemboca este proyecto. En cualquier caso, leer una historia de Snyder en la que Bats entrena a otro personaje y se obliga a coordinarse con él es también una bocanada de aire fresco frente a la habitual soledad a la que el autor había sometido al héroe a lo largo de los últimos años.

 

Mirad lo que tenemos aquí

 

La presencia de Romita Jr. le da al cómic una cierta prestancia ya de por sí. Los trabajos de este dibujante de estilo único e irrepetible parecen pedir a gritos su encuadernación en tapa dura para su posterior exposición. Pero es que además, el arte de Romita le sienta como anillo al dedo a la historia que pretende contar Snyder. La plasticidad de sus diseños le queda muy bien a un cómic que está siempre en movimiento y sus dibujos, a veces casi caricaturescos, rebajan un punto el nivel de tensión en algunas escenas que, al volver a ellas, nos damos cuenta de que son espeluznantes, pero que las hemos digerido sin apenas enterarnos. Como apunte extra me quedo con esa primera y últimas viñetas en blanco y negro que hacen una referencia tan clara a la de nuevo televisiva NCIS y que se perciben como un momento de pausa a cada extremos de la historia del mes antes y después de la acción desbocada de cada número.

 

All-Star Batman #1

All-Star Batman #1

 

Todavía no tengo claro cuánto durará esta colección y qué ocurrirá cuando Batman y Dent lleguen al destino (si es que lo logran) que se ha fijado nuestro protagonista. Lo que sí sé es que Scott Snyder ha vuelto a dar en el clavo y que si sois de los que no gustáis de leer las series principales (tan ancladas en la continuidad), vais a disfrutar a saco con esta colección. Además, ECC promociona su primer número por la irrisoria cantidad de un euro. ¿Acaso necesitáis más alicientes?

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados