All-Star Superman

All-Star Superman: Los 12 trabajos de Superman

All-Star Superman es y será una de las obras imprescindibles del hombre de acero. Grant Morrison y Frank Quitely concibieron una historia que profundizaba en el símbolo que representa un héroe al que retrataron como un hombre del Renacimiento con cualidades que lo convertían en un auténtico dios capaz de las más increíbles hazañas. Estructurada como una aventura heroica en la que debe “imitar” a Hércules, Superman ha de hacer frente a 12 proezas antes de sucumbir a una inevitable muerte con el fin de salvaguardar el futuro de la humanidad.

 

All-Star Superman: Lois Lane & SupermanA pesar de este planteamiento que invita a pensar en grandes secuencias de acción, lo cierto es que estamos ante un relato de corte más intimista, centrado en la figura de Superman y las relaciones con los suyos. Aquí el protagonista es Kal-El, Clark Kent es el disfraz del kriptoniano, al contrario de lo expuesto por el propio Morrison en el nuDC. El dibujo de Frank Quitely apoya estas impresiones, retratando a Clark como un hombre grande y torpe, que anda siempre encorvado. Superman en cambio, con la cabeza bien alta y erguida, presenta una apariencia que denota una enorme fortaleza, que impone. Realmente parecen dos personas distintas, nadie diría que el periodista hijo de granjeros de Smalville es el valeroso superhombre de Krypton.

 

El que Clark sea un “secundario” más le resta un puntito de emotividad a la historia. Grant Morrison aprovecha lo próxima que está muerte para mostrar la humanidad de un dios, cómo actúa de forma protectora con el mundo aún cuando le restan días de vida. Pero al convertirlo en un ser cuasidivino aleja de forma irremediable al superhéroe de esa humanidad a la que pretende acercarlo. Asistimos a la última odisea de un dios, no de un hombre. Superman, para bien y para mal, está por encima de todos.

 

Así, uno de los aspectos que más se resiente es el de su relación con Lois Lane. Sí, se le dedica un capítulo a su amorío con Superman (que no con Kent), pero luego desaparece casi por completo. Ante una tragedia como la que se cierne sobre ellos, se echa en falta una mayor atención en el romance. Pero claro, para Superman el amor a una mujer no deja de ser algo banal cuando el objetivo es garantizar el bienestar del planeta. Una pena.

 

Y si la pobre Lois no tiene más que un minuto de gloria, Lex Luthor se alza como el gran antagonista de la saga. Si las virtudes del hombre de acero están acentuadas al máximo, lo mismo se puede decir de las del villano. Su desprecio y su locura van de la mano de la valentía y altruismo de su oponente. Esta encarnación de Lex es una de las mejores que se pueden encontrar. Malvado hasta la médula los autores no se resisten a dotar de unas gotitas de humor a su particular universo.

 

Donde el equipo creativo muestra su buen hacer es en las situaciones en las que se desenvuelve Kal-El. La originalidad a la hora de retratar escenarios y nuevos o antiguos personajes es uno de sus puntos fuertes. En este sentido, el volumen está impregnado de un aura que nos acerca a la fantasía y sci-fi psicodélica de los 60 y 70, llena de coloridos y en los que cualquier cosa era posible.

 

Morrison, además, como buen narrador que es, no deja nada al azar. All-Star Superman es de esas obras que surgen de cuando en cuando que tras una segunda o tercera visita, aún tienen cosas con las que sorprender. Cada detalle (visual o dialogado) está por algún motivo. Acciones o frases que se nos pueden pasar desapercibidas en un momento dado, cobran relevancia más adelante.

 

La edición del libro está cuidadísima por parte de ECC. Formato de tapa dura, muy elegante que incluye, aparte de la serie en sí, varios textos de Grant Morrison acerca del proceso de creación y de los principales protagonistas, un extracto de tres páginas de guión, bocetos y portadas alternativas, así como un listado con las 12 tareas de Superman (ideal para fijarse con más detenimiento en posteriores lecturas).

 

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados