Batman: Reglas de Compromiso

Batman. Reglas de Compromiso: Bat-espionaje corporativo

Batman: Reglas de CompromisoQue no se diga que me da miedo ensuciarme las manos

 

¿Como podríamos enfrentar a Batman contra el archienemigo de Superman? La Liga de la Justicia parece ser la respuesta más fácil, sin embargo, si en lugar de Batman hablamos de Bruce Wayne, la respuesta es mucho más sencilla (tanto que hasta se le ocurrió al ejército de monos que contrataron para escribir el guión de Batman contra Superman). Tanto Bruce como Lex Luthor son, ante todo, poderosos hombres de negocios y lo raro no es que se enfrenten, sino que sus empresas no estén chocando continuamente, dada la amplitud de miras de sus dos líneas de producción. ECC publica ahora un tomo que ahonda en esta cuestión y que trata, de paso, de arrojar algo de luz sobre las pocas ocasiones en que se ha hablado de este tema.

 

Batman: Reglas de Compromiso enfrenta a Waynetech y LexCorp por un jugoso contrato gubernamental (aunque, todo sea dicho, el cómic patina un poco a la hora de presentar el proyecto de Wayne…) Sin embargo, la pelea por el dinero de los contribuyentes dista mucho de ser limpia y pronto gran parte de las creaciones de Lucius Fox y sus empleados comenzarán a desbocarse… para terror de Batman y quienes le rodean. Comienza así una historia de espionaje corporativo que Andy Diggle no termina de saber centrar en los personajes de Bruce y Lex y que rápidamente se convierte en una clásica pelea de Batman contra el mundo.

 

Te he subestimado

 

Reglas de Compromiso formó parte de Batman: Confidencial, una serie nacida al margen de la continuidad del universo DC hace una década y que tenía por objetivo contar episodios del pasado del Caballero Oscuro, una suerte de Año Uno en el que participarían varios autores y se tocarían algunos momentos clave para la vida del héroe de Gotham. El Batman que tenemos aquí es, por tanto, novato dentro de su sofisticación. Me atrevería a decir incluso que Diggle bautiza aquí al Bat-plano. Aún no he llegado al grado de intimidad que llegaría a desarrollar con Gordon y, por otra parte, Waynetech seguía siendo una empresa en manos de otros, que se habían desviado del sueño original de los padres de Bruce.

 

Batman: Reglas de Compromiso

Batman: Reglas de Compromiso

 

El dibujo de Whilce Portacio me hace sentir incómodo. Por un lado me gusta, y mucho, pero por otro tiene un cierto grado de feísmo artificial que convierte algunas de las ilustraciones de Bruce en la Batcueva en las estampas de un yonqui esperando a que la próxima aventura le de el subidón de adrenalina que necesita para seguir adelante (lo que no se aleja tanto de algunas concepciones del Caballero Oscuro, la verdad).

 

En general, yo no habría publicado este cómic en cartoné y con tantos detalles. Aunque algo más de quince euros no es un precio que se aleje de lo que nos suele ofertar ECC, Reglas de Compromiso se me antoja más como una curiosidad que publicar en rústica… ¿quizás como una reedición del Batman: Confidencial que lo contuvo?

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados