Batman: Terror sagrado

Batman. Terror Sagrado: Bruce satánico

Batman: Terror sagradoECC Ediciones publica dentro de la línea Otros Mundos, dedicada a recopilar versiones alternativas de las historias de los grandes superhéroes de DC, el one-shot Batman Terror Sagrado. Publicado en 1991, contó con los dibujos de Norm Breyfogle, textos de Alan Brennert y color de Lovern Kindzierski.

 

Ambientado en una Ghotam absorbida por la religión y la cultura gótica, la obra parte de la idea de una ciudad que venera a un Lord llamado Oliver Cromwell quien se liberó milagrosamente de la malaria. Como se trata de una historia de Batman, la obra comienza con la muerte de los padres de Bruce Wayne, asesinados, en esta ocasión, por un carnicero y vemos al ‘inquisidor’ Gordon, que no comisario investigar la razón de su asesinato. Poco a poco descubrimos que el padre de Bruce es un importante médico y que su asesinato no es casual, ya que se debe a una conspiración del estado puesto que sus padres estaban involucrados en las altas élites santas y políticas, poseyendo demasiada información.

 

Tras esto, Bruce descubre que muchos médicos estuvieron en la misma situación que sus progenitores y decide tomar la justicia por su cuenta e inspirándose en las historias que le contaba Alfred cuando era niño se crea un traje de justiciero y sale a la calle a vengar la muerte de sus padres. Tras humillar a un magistrado, consigue llegar ante Barry Allen (Flash) quien es preso del estado y están experimentando con él. Pero esto es un cómic de superhéroes, y no todo es lo que parece con lo que todo dará un gran giro que cambiará la vida de Bruce, Barry y la de Gotham.

 

Batman: Terror sagrado

 

La originalidad de la idea es algo innegable y el guión está muy bien llevado para las pocas páginas que tiene el cómic (48), aunque quizá para el desarrollar ambientes, desmigar más la trama política y los secretos de sus padres, no hubieran sentado mal un puñado más de viñetas porque el principio acaba resultando demasiado precipitado y se nota que se quiere pasar a la acción y las ‘tortas’ demasiado rápido.

 

or otro lado, el dibujo es un acierto absoluto puesto que conserva el tono ochentero y recuerda a las grandes obras de Byrne en cuanto a las formas, aunque el entintado le da un toque más oscuro y onírico y los colores chillones como el rojo o azul son ensombrecido por estas tintas y por ello resulta onírico, lúgubre y puede reflejar muy bien la turbia atmósfera religiosa y sectaria.

 

En conclusión: una revisión original de los orígenes del hombre murciélago, que aunque no aporta nada más allá del entretenimiento, será interesante para los fans y conocedores de la vida y aventuras del Caballero Oscuro.

Acerca de Alex Manzano

Avatar de Alex Manzano

Cine, arte y tebeos. Amarás el musical sobre todas las cosas. John Cameron Mitchel es mi dios. Si quieres encontrarme, busca en mi habitación. Si no, en cualquier rincón de Madrid.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados