Corazón de Arlequín

Corazón de Arlequín: Locura por San Valentín

Corazón de ArlequínVuelve andando a la cocina y yo bailo, mudo como la brisa

 

San Valentín tiene algo extraño. Es una fiesta que no se santifica pero lleva la palabra ‘San’ delante del todo. Glorifica el amor, pero si el amor no se celebra el resto del año de poco sirve. Es un monstruo comercial, pero también es la época en la que más imaginación le echamos a las manualidades. Es, en definitiva, un día para el amor, pero suele golpear con fuerza en el corazón de aquellos que no se sienten amados. A principios del presente siglo Neil Gaiman se alió con el espectacular artista John Bolton para escribir una breve historia en torno a este día que se publicaría en Dark Horse y que ahora llega a nuestras manos a través de una cuidada edición de ECC que llegó a nuestras estanterías en la fecha exacta en la que debía llegar: Febrero.

 

Lo que nos encontramos al coger este volumen es a un cómic de unas 40 páginas (poco más o menos lo que algunas grapas) con una historia que actualiza el concepto del Arlequín para acercarlo a nuestros días y que derrocha, como es habitual en estos artistas, altas dosis de imaginación y fantasía. Un regalo perfecto para nuestra pareja amante de los cómics, aunque tenga ese pequeño toque inquietante que Gaiman no puede evitar añadir a todas y cada una de sus obras.

 

Me deslumbra con una sonrisa

 

La historia es sencilla. El Arlequín, criatura de burla y lujuria, queda prendado de una joven y decide, como otras tantas veces, dejar su corazón ensangrentado a modo de ofrenda clavado en la puerta de su casa. Missy, como se llama en esta ocasión su Colombina, recoge el corazón y lo lleva de paseo por la ciudad sin saber muy bien quién se la ha dado o qué debe hacer con él. El relato, contado en primera persona por el diablillo, sirve para poner en boca de un personaje de ficción muchos de los sentimientos que nos envuelven a los mortales cuando nos sentimos enamorados y contiene un interesante giro final que no podía faltar en un relato de un genio como Gaiman.

 

Corazón de Arlequín

Corazón de Arlequín

 

El dibujo de Bolton, tan cercano a la fotografía, convierte a este tebeo en una pequeña obra de arte en la que cada página puede ser contemplada con maravilla no una, sino muchas veces. ECC, además, completa la edición con un pequeño glosario de términos para que entendamos de dónde vienen los conceptos de Arlequín y la Commedia dell’arte que firma el propio Gaiman, así como una breve y ficticia biografía del guionista y el dibujante también obra del mismo autor y que sirven para ahondar en la magia que rodea a este tomo.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados