Escuadrón Suicida #12

Escuadrón Suicida #8-13: Lo flipas colega

Escuadrón Suicida #8Has sido tú desde el principio, ¿verdad?

 

¡Santo todo! Hacía tanto que no leía sobre el Escuadrón Suicida de Rob Williams en las páginas de los cómics que está publicando ECC que ya casi había olvidado lo mucho que está molando esta serie. Pero han bastado seis nuevos números para que vuelva a declararme fan incondicional del mejor supergrupo del Renacimiento y una de las mejores series que está publicando DC en la actualidad.

 

Y lo digo desde el conocimiento de quien lleva leyendo las aventuras y desventuras (bastante más de esto segundo) de este ‘equipo’ desde que ECC publicara el primer recopilatorio allá por 2013. Desde entonces y hasta ahora han pasado por la colección casi una decena de autores y por el grupo dioses marinos, ladrones, imitadores de grandes villanos e incluso algún que otro personaje con serias esperanzas de sobrevivir y volver al ruedo tras su paso por esta máquina de devorar caracteres. Algunos, como Harley y Deadshot, han estado presentes en todas las encarnaciones, pero en general, la única constante del equipo ha sido que nada se podía dar por supuesto.

 

Siempre asumo que nadie es quien aparenta ser

 

Hasta que ha llegado Williams. Con él sigue manteniéndose fresco ese caos marca de la casa, pero el guionista ha sabido dosificarlo en las cantidades exactas para crear un cómic divertido de la primera a la última página y capaz de intrigar, asustar y emocionar a sus lectores. Me comentaba el otro día Jorge Yebra (colaborador ocasional de la revista) que la Liga de la Justicia de Bryan Hitch es la que peores críticas se está llevando dentro del Renacimiento deceíta. Pese a que personalmente no comparto la visión negativa de la colección que pulula por las redes puedo entender que resulta sorprendente que el responsable de la última colección en solitario de Detective Marciano haya sido capaz de adelantar con tanta facilidad a una institución tan fiable como pueda serlo Hitch.

 

Escuadrón Suicida #11

Escuadrón Suicida #11

 

Dejamos a los chicos de Amanda Waller a merced de Rustam tras una traición que, al parecer, le había costado la vida a la déspota líder en las sombras del Escuadrón. Pues agarraos que vienen curvas. No pasa ni un número de los seis que nos ocupan hoy y la lista de víctimas ha de verse incrementada una vez más. ¡Y de qué manera! Si algo estoy aprendiendo de este autor es que ya no va a permitirnos identificar al miembro prescindible del escuadrón, el eslabón débil que puede ‘espicharla’ en cualquier momento. Williams parece recrearse (a lo George R.R. Martin) en construir personajes ricos en matices y luego aplastarlos. Menuda mala leche.

 

Vale, ahí va la estrategia…

 

Con el Pueblo como villano a derrotar en el horizonte, el Escuadrón de Williams no deja de crecer y crecer. Sus personajes van ganando y perdiendo según le conviene a Waller y al autor y esto nos ha colocado en situaciones tan llamativas como la que podéis ver un poco más arriba o el otras tan dramáticas como la que rodea a Harley Quinn en estos números. El personaje creado por Paul Dini está siendo tratado por vez primera con seriedad desde que le veo en una de las encarnaciones de este grupo de villanos. Williams la coloca como loca o como cuerda según la situación con mucho tiento y ha tenido también el buen tino de darse cuenta de que es ella el pegamento que mantiene unido al grupo más allá de amenazas y bombas cerebrales.

 

Escuadrón Suicida #12

Escuadrón Suicida #12

 

Hasta el cambiante dibujo de la serie me está resultando divertido. John Romita Jr. ha comenzado cediendo algunos espacios y ha terminado por ser sustituido por el portorriqueño Gus Vázquez o el malagueño Agustín Padilla (entre otros). Hasta el punto de que me ha costado elegir con qué imágenes ilustrar este artículo. El Escuadrón Suicida de Renacimiento es divertido de ver y leer, tiene en su haber el primer crossover verdaderamente divertido que leo en cómics en los últimos años y confirma la buena salud de la editorial que en España distribuye ECC. Para fliparlo.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados