Flash: Renacimiento #3

Flash. Renacimiento: #1-3: ¡Rayos y retruécanos!

Flash: Renacimiento #1Nunca llegas pronto cuando toca…

 

Ya os lo contamos hace unos meses cuando cayó en nuestras manos el especial Universo DC: Renacimiento, Flash vuelve a tener un papel primordial en esta nueva etapa de la editorial y desde La Noche Americana hemos querido seguir de cerca los pasos del corredor escarlata para ayudarle a esclarecer los misterios que han desembocado en el regreso de Wally West y en el descubrimiento de que alguien (vaya usted a saber quién) aprovechó las idas y venidas del Flashpoint para robar diez años de la historia del universo comiquero que edita ECC en España y Latinoamérica.

 

Para empezar, Joshua Williamson se hace con las riendas de la colección. A Williamson lo tenemos poco visto en nuestro país (Capitán Midnight, de Dark Horse, o Mundo de Batalla: Cráneo Rojo, para Marvel), pero en Estados Unidos se le suele ver más a menudo ya que es un asiduo de las pequeñas editoriales (las alternativas), que es donde DC ha decidido colocar el anzuelo a la caza de una nueva generación de autores que aporte ideas frescas a una industria muy necesitada de ellas. En el apartado artístico tendremos a Carmine Di Giandomenico, un dibujante con más tablas en el terreno de lo mainstream (Spiderman-Noir, Proyecto eXterminio), pero que también puede percibir esta serie como su gran oportunidad para demostrar lo que vale.

 

¡No tienes por qué hacerlo solo!

 

Autor nuevo, dibujante nuevo… ¿Qué hay de las tramas? Pues bien, la investigación sobre los hechos que han llevado a este Renacimiento queda rápidamente aparcada a mitad del primer número a sabiendas de que más tarde o más temprano volveremos sobre ella. Y esto se hace así porque de momento casi todas las series van a estar ocupadas en buscar su nueva dinámica y en acomodar a la remesa de nuevos nombres propios al frente de cada una de ellas. Ya habrá tiempo más adelante para saber cómo demonios hemos llegado hasta aquí, ahora lo que importa es saber qué es ese ‘aquí’. Y, como no podía ser de otra forma, esto se traduce en Flash (como ya vimos que pasaba en Batman) en aplicar la filosofía ‘renacentista’ a la serie.

 

Flash: Renacimiento #2

Flash: Renacimiento #2

 

Y esta filosofía pasa por revisar el concepto de compañero. Para ello a Williamson se le ocurre desatar una tormenta en Central City que otorgue poderes relacionados con la velocidad a un buen puñado de sus habitantes. Alguno de ellos decidirán usar estos nuevos dones para el bien, mientras que otros los usarán para sus propias fechorías o se lamentarán amargamente por unas nuevas capacidades que no han pedido y no saben controlar. Uno de los alcanzados por esta continua caída de rayos será August Heart, compañero en la policía de Barry Allen y, a partir de este momento, compañero de armas de Flash. Sin perjuicio de lo que vaya a durar este experimento (el mundo de Flash está ligeramente saturado de corredores), aquí el marco es el mismo que el aplicado para Thomas Duke en Batman: el concepto de sidekick experimenta una evolución hacia el de socio y compañero a todos los niveles con la capacidad para funcionar de una manera completamente autónoma. August da forma a un personaje más rudo y visceral que Allen, pero con las mismas buenas intenciones que éste. Además, su trabajo como detective lo sitúa como compañero de nuestro protagonista a todos los niveles, un terreno que merece la pena explorar.

 

¿Sabes qué? Una vez me cayó un rayo

 

Este arco recordaría demasiado a Spider-Island (con Mary Jane velocista incluída) de no ser por la aparición de un nuevo villano, Godspeed, que parece alimentarse de la fuerza de la velocidad de otros corredores y que ha encontrado en esta Central City atestada de ellos un auténtico buffet libre de rayos y centellas. La aparición de este villano y la presencia de una nueva corporación maligna atener en cuenta van a monopolizar nuestra atención a lo largo de los próximos meses, a la vez que Kid Flash vuelve a reunir a los Titanes y el nuevo Wally trata de hacerse con unos poderes que se le resisten y que poco a poco le van a ir llevando por el mismo camino que su tocayo: hacia los nuevos Jóvenes Titanes.

 

Flash: Renacimiento #3

Flash: Renacimiento #3

 

Como conclusión a estos tres primeros números nos encontramos con un par de pros y una sola contra que casi podemos obviar. Los primeros vendrían a ser que la nueva serie de Joshua Williamson constituye un perfecto punto de entrada a esta cabecera (sin demasiadas referencias a la historia reciente y con nuevas e interesantes tramas por explorar) y que la aparición de todos estos nuevos velocistas obliga a Barry a asumir un rol de entrenador y guía muy divertido de leer. A la contra tenemos una serie que, pese a la velocidad de sus personajes, parece avanzar con pies de plomo, con miedo a dar un paso en falso. Aunque quizás sólo esté cogiendo carrerilla, en números posteriores lo iremos viendo.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados