La Fiesta de Delirio: Un Cuento de los Pequeños Eternos

La Fiesta de Delirio – Un Cuento de los Pequeños Eternos: Para todos los públicos

La Fiesta de Delirio: Un Cuento de los Pequeños EternosLlamaba a Sueño y le preguntaba por las casi cosas y los imaginamales

 

Me siento frente al teclado de mi ordenador y pienso: ¿qué puedo escribir que no haya puesto ya en palabras sobre Jill Thompson? Nos encontramos frente a una mujer extraordinaria que ha sido capaz de realizar un trabajo inmortal a los lápices para una de las mentes más intrigantes y maravillosas del mundo de lo narrado y que, no contenta con ello, ha logrado que los Eternos lo sean aún más dotándoles de una segunda vida a través de una nueva visión que abre la mano a nuevos lectores sin olvidarse de quienes han seguido a estos personajes desde siempre. Aún diría más, Thompson ha sido capaz de cambiar radicalmente de registro para vendernos su propia visión de Wonder Woman (que, al igual que el libro que nos ocupa hoy, ha sido publicada por ECC).

 

Y además es una señora majísima con la que da gusto conversar. Y ha ganado seis Premios Eisner. Y… Bueno, os hacéis una idea.

 

La cosa es que Thompson vuelve ahora con la segunda entrega de los Cuentos de los Pequeños Eternos y nos lleva de la mano a disfrutar de nada menos que una fiesta preparada por Delirio para su siempre taciturna hermana Desesperación. El estilo es exactamente el mismo al que nos encontramos hará cosa de un año en El Libro de Cuentos de los Pequeños Eternos (si acaso con algo menos de prosa) y con los mismos protagonistas y espíritu que su anterior trabajo.

 

Aún así, Delirio se negó a desalentarse

 

De hecho ambas obras están pensadas para leerse conjuntamente, si bien funcionan a la perfección por separado. Se trata de dos aventuras protagonizadas por la versión infantilizada de Delirio (que tampoco se diferencia demasiado de la que diseñara Neil Gaiman para The Sandman) en las que el resto de sus hermanos se limitan a hacer patentes sus diferentes caracteres. Son dos libros que funcionan a la perfección con un público infantil, que lidia mejor con un personaje tan loco como éste y que agradece la presencia de un Barnabás a su lado como voz de la razón y la conciencia.

 

La Fiesta de Delirio: Un Cuento de los Pequeños Eternos

La Fiesta de Delirio: Un Cuento de los Pequeños Eternos

 

No es hasta que nos fijamos en los detalles, sobre todo en el dibujo, que nos encontramos con un cuento que hace múltiples guiños al lector adulto que viene de la obra maestra de Gaiman. Desde los diseños de los personajes hasta algunos de los diálogos del pobre Barnabás pasando por algunas decoraciones verdaderamente locas para un libro para chavalines, Thompson no se olvida ni por un instante de quiénes van a ser los primeros en abalanzarse sobre sus libros en cualquier biblioteca. No es para menos.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados