Pura Maldad: Dos Caras

Pura Maldad – Dos Caras: El eterno dilema

Pura Maldad: Dos CarasUna cara dividida entre la belleza y la fealdad

 

Se habla al principio de este sexto volumen de Pura Maldad que publica ECC del concepto del gemelo malvado y de como distintos autores y en distintos medios han tratado a lo largo de la historia de plasmar este concepto. Yo iría un paso más allá. Tanto el Doctor Jeckyll como Mr. Hyde eran la misma persona, lo mismo pasa con Dos Caras. Este tipo de personajes apela no a ese gemelo maligno, sino a la parte oscura de nosotros mismos que reprimimos cuando vivimos en sociedad. Harvey Dent es, en sí mismo, la negación tácita de las teorías de Rousseau sobre la bondad inherente al ser humano.

 

Y es por eso que nos gusta tanto.

 

Todos tenemos un Mr. Hyde dentro, un yo maligno que haría las cosas de otra forma, que se olvidaría de los demás para ocuparse de sí mismo, que haría daño a quienes nos hieren y se aprovecharía de quienes nos aman. La educación y nuestra propia manera de ser reprimen a este monstruo antisocial (en algunos casos más y en otros menos), pero eso no significa que desaparezca. Por eso, aunque nos invada la vergüenza después, nos alegramos cuando le pasa algo malo a aquél que nos puso obstáculos en el camino. Por eso, cuando nos encontramos una cartera en el suelo una vocecilla nos dice ‘nadie se dará cuenta‘ durante todo el camino hacia la comisaría más cercana. Dos Caras es un fiel reflejo de nuestras más oscuras pesadillas: aquellas en las que los demás son capaces de ver más allá del disfraz que nos ponemos para funcionar entre nuestros iguales.

 

Ya no tienes elección

 

Harvey Dent (o Kent) es uno de los personajes más antiguos de los que conforman la galería de villanos de Batman. Creado en 1942 por los propios Bob Kane y Bill Finger, este fiscal ha tenido un amplísimo recorrido en los cómics de DC. Y así se deja ver en este tomo, que comienza por su primera aparición en el número 66 de Detective Comics y que salta rápidamente de ahí a los ochenta, noventa y hasta el momento actual. Como siempre, cada lector echará en falta una o dos historias que a él o ella le parezcan clave (para mí es esencial la participación de este personaje en la serie de Gotham Central, de la que ya os hablé hace tiempo y que también ha publicado ECC), pero lo esencial está aquí. Tanto los rasgos distintivos como los momentos en los que el personaje sufrió una mutación que lo hizo evolucionar.

 

Pura Maldad: Dos Caras

Pura Maldad: Dos Caras

 

Sin embargo, este es un personaje que ha visto como sus orígenes permanecían intactos pese a las reescrituras. Su infancia y las raíces más profundas de su locura han ido cambiando (y si no echadle un ojo al All-Star Batman de Scott Snyder), pero su condición de fiscal y el hecho de que su encarnizada lucha contra el crimen organizado se cobrara como precio la mitad de su faz se mantienen inalterables, incluyendo la fantástica interpretación cinematográfica de Aaron Eckhart para el filme de los hermanos Nolan. Quizás es porque es demasiado perfecto: la fachada de rectitud moral que cae cuando un villano desfigura el disfraz de Dent y pone así de manifiesto el monstruo interior que siempre intentó ocultar.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados