Shazam: El Poder de la Esperanza

Shazam – El Poder de la Esperanza: El público objetivo

Shazam: El Poder de la EsperanzaNo es fácil mantener en secreto una vida de superhéroe

 

Llegamos al último (de momento) de los tomos que han compartido Alex Ross y Paul Dini con los mayores héroes de DC y que ECC ha venido publicando a lo largo del último año. Lo que comenzó como un homenaje a la eterna trinidad deceíta (Superman, Batman y Wonder Woman) y se completó con un auténtico compendio acerca de todos los componentes de la Liga de la Justicia encuentra ahora su broche final perfecto con un último álbum que se ocupa del Capitán Marvel como una mera excusa para homenajear al verdadero héroe detrás de todos los cómics de la editorial norteamericana: tú.

 

Ross y Dini escogen al héroe más amable y cercano a la juventud (su alter ego no es más que un crío) para mostrarnos lo que sería de pronto cumplir un día con nuestro sueño más loco, las consecuencias que tendría sobre nuestra vida ese don si decidiéramos llevarlo hasta sus últimas consecuencias. Billy Batson siempre me ha parecido uno de los héroes más trágicos de DC: un chaval huérfano al que su tío echa de casa y se ha de buscar la vida por su cuenta. Bruce también es huérfano, sí, pero tiene a Alfred y a sus millones, y Clark tiene a los Kent, Diana (según la versión que nos creamos) está a tan sólo un vuelo de avión invisible de su casa… Batson está solo y aún así carga sobre sus hombros con la pesada carga de unos poderes que desafían la lógica en pos de un bien mayor que le trascienda a él mismo.

 

Está claro que mi imponente alter ego le asusta

 

Más allá de enfrentar a Shazam a los villanos de su ciudad, a la opinión del vulgo o a la necesidad de estar en varios sitios a la vez, Dini y Ross escogen llevarlo de visita al ala infantil de un hospital cualquiera para que allí aprenda a lidiar con situaciones en las que sus mágicos poderes poco tienen que hacer y para que el niño que lleva dentro recupere la esperanza al verla reflejada en los rostros de los pacientes más jóvenes que luchan como verdaderos héroes contra la enfermedad. Por medio de esta parábola tan extrema los autores tratan de poner el acento en nosotros, los lectores, como artífices de que, mes tras mes, los cómics puedan seguir editándose. Sobre todo los lectores más pequeños, porque en ellos la fe en sus campeones “arde como un pequeño fuego“.

 

Shazam: El Poder de la Esperanza

Shazam: El Poder de la Esperanza

 

Alex Ross vuelve a deslumbrar con su dibujo. Las ilustraciones, con un grado más de sobreactuación que otras veces para poder remarcar el mundo interior del protagonista, pasan de la épica a la comedia rápidamente y pasando sin problemas por el drama o la cotidianeidad. Shazam: El Poder de la Esperanza cierra un ciclo imprescinbdible para cualquier buen aficionado a los cómics. Pocas veces veremos colaborando de una forma más libres a uno de los mejores guionistas de la historia con uno de los más fabulosos ilustradores de cómic de todos los tiempos.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados