Wonder Woman: Huesos

Wonder Woman. Huesos: Fin a una época divina

Wonder Woman: HuesosTal vez sea mejor que os marchéis de la isla

 

Llegamos al final de una etapa fantabulosa. Brian Azzarello y Cliff Chiang han dado con una Wonder Woman que no abandona ni uno solo de los atributos por los que la reconocemos y que, a la vez, es tan suya que resulta imposible imaginar a cualquier otro autor retomando el relato. Por eso hacía falta darle a la historia que han ido construyendo un final apropiado, que no necesitara explicaciones ni epílogos y que permitiera a los personajes salir del cuento con la cabeza bien alta. No hace falta decir que Azzarello y Chiang lo logran de forma más que holgada, aunque también he de decir que algo dentro de ese giro final ya me lo esperaba casi desde la primera página de su etapa.

 

La trama que han ido tejiendo estos genios en torno a la princesa de las amazonas se ha ido complicando número tras número hasta que la princesa ha sido coronada reina, primero, y diosa de la guerra, después. Y la cosa no ha quedado ahí, porque el golpe de estado de Apolo al Olimpo que tan firme parecía fue barrido de un plumazo en el número anterior por la brutalidad y el hambre de venganza del Primogénito. Así llegamos a este número final, con las amazonas como última línea de defensa para unos dioses del Olimpo diezmados, desposeídos de su grandeza y devorados poco a poco por el primer hijo de su ahora desaparecido rey.

 

Sólo un poquito. Un mordisco. No quiero más

 

Wonder Woman: Huesos abandona la retórica y se centra en narrar la guerra total. Los seis números que ECC agrupa en su interior hablan de las diferentes fases del enfrentamiento final entre los supervivientes de entre los dioses y las hordas hambrientas del Primogénito. Aparte del omnipresente aspecto bélico, Azzarello aprovechó este último tomo para sentar las bases de una nueva dinámica en Isla Paraíso para que la desarrollasen los siguientes autores como les viniera en gana. En cualquier caso, y con indiferencia del camino que siguieran a continuación los Finch, el habitual aislacionismo de las amazonas quedaba roto por la irrupción de sus hijos, los siervos de Hefesto. También tendrán que ser Meredith y David quienes solucionen la papeleta de una Diana divina y humana, pero eso será material de futuras reseñas.

 

Wonder Woman: Huesos

Wonder Woman: Huesos

 

Me encanta lo que ha hecho esta pareja. Me alucina el hecho de que han logrado que me apetezca ahondar más en mis conocimientos sobre la cultura clásica, sus héroes y sus mitos (aprovecho la coyuntura para recomendaros fervientemente El universo, los dioses, los hombres, de Jean-Pierre Vernant). Me impresiona como han logrado Chiang y Goran Sudzuka evocar al arte heleno con ilustraciones como la que precede a estas líneas, sin abandonar ni un solo momento el dinamismo y la velocidad que la historia precisaba en cada momento. ECC ha agrupado en seis tomos una etapa de Wonder Woman que será largamente recordada como una de las mejores que haya protagonizado jamás la hija de la reina Hipólita.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados