Wonder Woman: Tierra Uno

Wonder Woman. Tierra Uno #1: Feminismo sin cadenas

Wonder Woman: Tierra UnoHércules me ha enseñado que la vida es un privilegio

 

Hace casi un año desde que entrevistamos a Yanick Paquette con motivo de Expocómic 2015 y desde entonces nos moríamos por leer las aventuras de Wonder Woman que el dibujante había preparado junto a Grant Morrison para la línea editorial de DC Tierra Uno. Ahora, en una edición con la siempre estupenda calidad de ECC, podemos por fin saborear el primer número de la colección que completa la santísima trinidad deceíta en Tierra Uno y lo cierto es que no nos ha podido dejar mejor regusto en el paladar.

 

Ya nos lo avisaba Paquette por aquél entonces: ‘estamos tirando más hacia la Wonder Woman de los 40 que es más una filósofa o una estudiante de la vida‘. Frente a la princesa Diana de Brian Azzarello, una guerrera enfrentada con las mismísimas deidades del Olimpo, Morrison y Paquette nos ofrecen a una mujer indomable, sí, pero en la que las ansias de aprender y encajar superan con creces a las de enfrentarse y derrotar. La Wonder Woman de Tierra Uno es una mujer de paz educada para la guerra que no deja de cuestionar todo aquello que le venden como inamovible y que analiza las cosas desde la objetividad de la inocencia.

 

¿Vienes de una isla paradisíaca de lesbianas de ciencia ficción?

 

En el fondo, Wonder Woman: Tierra Uno pone frente a frente dos tipos de feminismo. El radical, que criminaliza al hombre y lo hace responsable de todos los males del mundo y (por ende) los que asolan a las mujeres, y el moderado (que defienden algunas activistas como Christina H. Sommers), que busca un punto intermedio de no conflicto que permita una convivencia pacífica entre hombres y mujeres, evitando la ‘guerra de géneros’ que a nadie beneficia. Wonder Woman representa esta última corriente, pero proviene de un mundo en el que la primera ha sido el credo de cada día. Sólo su voluntad por cuestionar lo establecido la permitirá ver más allá de soldados y opresores para ver a sus iguales.

 

Wonder Woman: Tierra Uno #1

Wonder Woman: Tierra Uno #1

 

La propia Diana, enfrentada por vez primera a un mundo en el que la enfermedad y la muerte campan a sus anchas y donde hombres y mujeres se alejan del canon clásico de la belleza griega, siente repulsa y trata de huir hasta comenzar a entender la hermosura de lo efímero que rodea a los seres humanos, cómo esa misma certeza de nuestra propia mortalidad nos lleva a intentar siempre dejar huella de un modo u otro en nuestros descendientes y, debido a ello, somos capaces de las las más arrebatadoras maravillas y los más terribles crímenes. La princesa de las amazonas ve en el ‘mundo de los hombres’ un lugar en el que encajar y en la sociedad actual un montón de arcilla a la que dar forma más allá de los desperfectos e impurezas como los patriarcados misóginos u otras villanías. Donde Hipólita ve un mundo que no ha cambiado en 3000 años Diana contempla los brotes de una nueva sociedad a la que quiere ayudar a crecer sana y fuerte. El mensaje de Morrison y Paquette no podía ser más luminoso y optimista.

 

En adelante no se te permite mentir

 

Me cuesta imaginar una continuación para esta historia que no lleve aparejada la invasión de Isla Paraíso por parte de hordas de hombres sedientos de conquista y lujuria. Al contrario que las contrapartidas de Tierra Uno de Batman y Superman, Wonder Woman deja una línea argumental muy clara tras de sí y frente a ella. Después de abandonar el hogar en favor del ancho mundo, tocaría un retorno a casa que la reconcilie con sus hermanas, quien sabe si para convertirla en la embajadora que ya ha sido en cómics del pasado o para derribar las murallas que sus hermanas han construido a su alrededor.

 

Wonder Woman: Tierra Uno #1

Wonder Woman: Tierra Uno #1

 

Paquette ilustra este primer volumen con una maestría digna de aplauso. No cuesta imaginar la inocencia de Diana en las expresiones de asombro que dibuja el canadiense ni los pecados pasados en las del rostro de su madre. Por otra parte, el rediseño del vestuario (con guiños al pasado incluidos) tiene un toque de genialidad que ya nos explicó en la entrevista que mencionaba al principio de este artículo. De esta reimaginación de Wonder Woman (más preocupada por el feminismo que nunca) me quedo sólo con las ganas de haberla contemplado en las manos de un equipo femenino, aunque ahora que la colección principal queda en manos de Meredith Finch quizás deberíamos echarle un ojo para comparar como se trata desde la otra perspectiva al personaje femenino más fuerte (y no sólo físicamente) del mundo de cómic.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados