Christian Carion: “Mi trabajo es llevar al espectador a un terreno donde se pregunte qué es lo que va a pasar, algo que en la vida real no es agradable”

Charlamos con el cineasta Christian Carion con motivo del estreno de Perdido, su nueva película junto al actor Guillaume Canet, y cuya temática está de triste actualidad en nuestro país.

 

guillaume-canet-melanie-laurent-perdido

 

Pregunta: Quería saber cuál es el origen de la historia. Es un tema, por desgracia, de candente actualidad y en España acaba de haber un caso que ha conmocionado a toda la sociedad.
Respuesta: 
Escribí el guion con mi mujer y no, no usamos un caso real. El punto de partida es que yo soy padre, tengo cuatro hijos y estoy muy apegado a ellos y llegué imaginar que pasaría si uno desapareciese. Un padre que sufre, que lo pasa mal y que se siente culpable porque apenas se ha ocupado de él y por eso es él quien quiere ir a buscarlo.

Nada más aterrizar en Madrid me he enterado de este terrible caso y de la muerte del niño; cuando esta película se estrenó en Francia había desaparecido una niña pequeña tres semanas antes y descubrimos hace poco que la habían secuestrado y matado. Desgraciadamente historias como esas siempre ha habido y seguirá habiéndolas, cuando llegué al aeropuerto vi un cartel con caras de niños que llevan desaparecidos desde hace años, esa es la prueba de que es algo que sucede constantemente. No es una película que palpe la actualidad, pero imagino que hay un trauma generalizado en España. La gente tiene que entender que esto es un thriller. Mi trabajo es coger al espectador y llevarle a un terreno donde se pregunte qué es lo que va a pasar, algo que en la vida real no es agradable.

 

P: ¿Hablaste con padres que hayan vivido situaciones parecidas? Las reacciones parecen muy realistas.
R: 
No, sólo con policía que me explicó como se llevan estos casos; cuando un niño de padres divorciados desaparece, empiezan con los dos padres y en el entorno porque en el 90% de los casos está relacionado. Para que entiendas la espontáneidad tengo que explicarte como está escrito el guión. No escribí diálogos, hablé con Guillaume (el protagonista) y le dije lo que le pasaba a su personaje, pero no le di el guión. Todo el mundo tenía el guion salvo él y todos sabían como defender sus escenas y así eran más naturales las reacciones, además los dos actores protagonistas tienen hijos con lo que se proyectaron en esa situación y eso es lo que conmueve.

 

P: ¿Rodaríais en orden cronológico para conseguir eso?
R: Sí empezamos un lunes por la mañana y terminamos un sábado por la tarde y a veces volvíamos a decorados donde ya habíamos rodado porque no sabíamos como querría actuar Guillaume, yo sólo le manipulaba e intentaba que hiciera lo que yo quería; es como una cámara oculta, hasta el punto de que él no se consideraba actor porque no sabía que se iba a encontrar. Yo le dejo trabajar y cuando está perdido corto y le doy indicaciones del resto de personajes que están en la escena: le comento los elementos del decorado con los que puede contar y en lo que tiene, más o menos, que derivar todo. En una película normal muchas secuencias tardan tres días en rodarse y yo no quiero eso, yo busco algo verdadero e instantáneo.

 

guillaume-canet-perdido

 

P: ¿Cómo grabasteis las escenas del pasado familiar?
R: Ya comenté que Guillaume no tenía guion, pero dos semanas antes estuvimos haciendo pequeñas pruebas con el equipo para saber donde colocar la cámara. En esas dos semanas grabamos los flashback sin guion con una cámara más pequeñas.

 

P: ¿Conoces el film Sin amor? ¿Qué opinas de ese punto de vista del tema frente al tuyo? ¿Crees que el cine europeo se recrea en la crueldad?
R: (Ríe) Lo que me gusta de la película rusa es que establece una distancia entre el público y la historia que hace que uno contemple su película de una forma clínica, de hecho no hay empatía, se puede palpar cólera y lo que busca es provocar al público, es un estilo. Yo parto de mis propios sentimientos, tengo cuatro hijos y son fundamentales, si me dices que la película despierta empatía, me alaga porque intento que los espectadores sientan que van a recorrer un camino doloroso hacia la luz, pese a los momento crueles. Lo que me gusta de este proyecto es que al final la gente se pregunte si hubiesen hecho lo mismo. La película explora cosas íntimas que no son nada sencillas, pero yo coloco en el centro mismo de toda las películas al ser humano porque hago cine para ello, si te llega a conmover es porque has sentido lo mismo que su actor. La emoción está en el corazón de mi cine, si tú no llegas a sentir es que no he hecho bien mi trabajo.

Acerca de Alex Manzano

Avatar de Alex Manzano

Cine, arte y tebeos. Amarás el musical sobre todas las cosas. John Cameron Mitchel es mi dios. Si quieres encontrarme, busca en mi habitación. Si no, en cualquier rincón de Madrid.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados