Pedro Barbero, foto de Pipo Fernández

Pedro Barbero: “Los actores, cuanto más grandes son, más fácil es trabajar con ellos”

Pedro Barbero pasó por Málaga con un trabajo cuanto menos arriesgado: no había más que ver el cartel de promoción de la película. El futuro ya no es lo que era se presentó en sección oficial y su director hablaba sobre ella.

 

P: ¿Cómo definirías esta comedia?
R: La hemos definido como una comedia post-romántica. Hasta ahora nos habían enseñado las comedias románticas, un género puramente cinematográfico: un chico, una chica, se encuentran, se enamoran y al final acaban juntos. Se da un portazo a la puerta de la habitación y fin. Nosotros lo que hemos hecho ha sido mostrar esa imagen o esta historia veinte años después: abrimos esa puerta y descubrimos que la comedia ya no tiene tanta gracia y es ahora más ácida. YA están hartos de comer perdices, y hay pagar esas perdices, y que ese futuro esplendoroso ya no existe. Y de ahí el título.

 

P: ¿Cómo ha sido sacar esa vena más seria que tiene Dani Rovira?
R: Ha sido todo un reto y a la vez muy satisfactorio. Yo siempre he pensado que los actores cómicos pueden ser grandes actores dramáticos. Creo que es un viaje que personas como Jack Lemmon lo consiguieron, o en España Andrés Pajares . Y creo que Dani tiene esa capacidad. El viaje contrario no estoy tan seguro: que un actor dramático te haga un buen trabajo en comedia es bastante más complicado. Yo se lo propuse a Dani y le encantó. Es un tío con bastantes inquietudes, le apetecía mucho salir de esa vena cómica en la que se ha situado o le han colocado, y quería hacer otras cosas. Esta película le daba esa posibilidad, porque hay secuencias cómicas, donde se podía sentir muy a gusto, y tenía ese plus de secuencias dramáticas donde para él suponía saltar de ese espacio de confort, y que le proponía hacer cosas distintas. Por eso fue satisfactorio para él como para mí.

 

Pedro Barbero, foto de Pipo Fernández

Pedro Barbero, foto de Pipo Fernández

 

P: ¿Cómo trabajasteis esa voz en off, dado que él ha tenido experiencia en “recitar” monólogos?
R: Esa voz en off que nos acompaña toda la película, yo siempre le planteé que no era un monólogo. Un monólogo tiene un ritmo de chiste, con gags, y aquí lo que cuenta no es divertido, es muy ácido: son reflexiones sobre lo que ha ido ocurriendo en su vida, y a veces son cosas duras. La voz en off se ha usado mucho en cine desde sus comienzos, y aquí era fundamental porque nos daba otra característica del personaje, que no es un rol cómico. Y se demuestra que su futuro como su presente es un puñetero desastre. Aunque alguna vez se le escapó algún chiste, y de hecho incorporamos alguno, se ve más desde ella acidez que de la comedia.

 

P: Estamos habituados a ver estas películas en Hollywood, no tanto en España. ¿Cómo ves el panorama de este género en España? Si se hubiera hecho en Estados Unidos, ¿Quiénes hubieran sido los protagonistas?

R: A mi me gusta mucho Ben Stiller. Creo que tiene esa capacidad de ser muy cómico y a la vez ser muy profundo. Por ejemplo, sin tener nada que ver con esta película, me viene a la cabeza La vida secreta de Walter Mitty que también hace de ese personaje, un poco perdedor que intenta redimirse ante la vida, y es una comedia pero a la vez tiene un poso brutal sobre lo que es la vida. Por eso creo que le vendría perfecto este papel. Por otro lado, creo que en la comedia hay que tener cuidado. es un género que tiene una serie de ítems, que si los repites demasiado haces que casi todas se parezcan mucho. Por eso nunca quise llevar esta película por la comedia romántica. No quería repetirme mucho. Quizá por eso es el riesgo que corre esta película, porque no es una comedia pura de chistes, porque insistí en poner esa parte ácida, dramática que había sobre lo que pasa a los cuarenta. Contar eso tenía su reto. Igual que hablar del mundo de la televisión que también se ve, y te das cuentas que no tienen tantas luces, hay más sombras. Es un reto, es complicado, pero a la vez es satisfactorio, porque te hace meterte por territorios que no son cómodos, y a los que nos gusta esto, nos gusta meternos en líos. Y esta película ha sido un maravilloso lío.

 

el-futuro-dani-rovira

 

 

P: ¿Y qué supone tener a Carmen Maura?
R: Trabajar con Carmen es un maravilloso reto. Porque es como conducir un Formula 1. De repente pisas y corre más que ninguno, pero se puede salir en una curva. Carmen es capaz de hacerte todo lo que le pidas, pero es terriblemente cerebral: yo había escrito su personaje, y se lo sabía mejor que yo. Por un lado era satisfactorio, pero arriesgado. Noquearía que fuese como otros personajes que ha habido anteriores. Y como ella dice, le he llevado la contraria muchas veces (ríe). Pero como es una gran actriz se pone en tus manos, aunque tengas menos experiencia que ella. eso te da un plus de responsabilidad. Visto el resultado, me ha dicho gente que es de los mejores papeles de Carmen, lo cual me llena de satisfacción, te hace hinchar el pecho un montón. Y a la vez, ha sido fácil porque la experiencia me dice que los actores, cuanto más grandes son, más fácil es trabajar con ellos. Carmen era una estudiosa del papel, llegaba al plató y repasaba su personaje, había pausas y estudiaba. Eso era de una profesionalidad que he visto pocas veces en esta profesión. ¡En cambio Corbacho todo lo contrario! Él se lo tomó como un juego. Y es que su papel es el contrapunto cómico de todos los personajes que vemos, como es director además, él aceptaba todo tipo de sugerencias, preguntaba mucho del papel, es un personaje muy de cómic también, y él ha leído muchos, así que hemos hablado horas sobre ellos. Y ha sido muy satisfactorio también para mi. Parece muy cachondo y trivial, y luego se lo tomaba terriblemente en serio.

 

P: ¿Después de esta historia no te apetece hacer un drama más profundo?
R: Yo siempre quiero cambiar de género, porque cuando uno se siente cómodo en el negocio estás condenado a morirte, lo que tienes que hacer es intentar buscar siempre cosas nuevas. Sin quererme comparar, los grandes directores de Hollywood, casi siempre están moviéndose de género. Llega un momento que te copias y eso es malísimo. Lo que quiero hacer es igual lo que me has dicho tú, un drama. o una aventura. No lo sé. Ahora estoy inmerso en ésta, habrá que ver cómo reacciona el público con ella y hay que disfrutar su momento. Y a partir de ahí ya se verá.

Acerca de María Aller

Avatar de María Aller

Madrileña. Comunicadora. Periodista. Sagitaria. Bonne Vivante. Cine. Y festivales, series, libros, cocina, deporte... recomiéndame!

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados