Barbieri Symphony Orchestra

El homenaje a John Williams que Lucas Vidal nos regala por Navidad

Lucas Vidal no nació para ser mediocre. Apenas ha superado los treinta años y parece haber logrado más de lo que muchos conseguirán en una vida entera de trabajo. Es uno de los mejores y más jóvenes compositores que han triunfado fuera de nuestro país, con más de veinte películas a sus espaldas que incluyen Palmeras en la nieve, Nadie quiere la noche o Fast and Furious 6. Puede alardear de un enorme talento y de una gran capacidad para crear composiciones de todo tipo. Pero, en estas fechas que se han acercado tan rápido que casi no nos ha dado tiempo a darnos cuenta de que las luces de Navidad ya estaban decorando las calles, puede presumir de dirigir el concierto que homenajeará a uno de los mejores compositores que jamás han existido.

 

Barbieri Symphony Orchestra
Hay películas que no serían lo mismo sin John Williams. Es casi una afirmación inamovible. No podría entenderse Tiburón sin la música de fondo más aterradora que ha dado el cine reciente; tampoco sería posible conmover a una generación entera sin el tema principal de Parque Jurásico. Es el segundo artista con más nominaciones a los Oscar, solo detrás del incombustible y eterno Walt Disney. Cuarenta y nueve veces ha sido llamado a recoger una estatuilla que todos ansían y que él se ha llevado a casa en solo cinco ocasiones. Quizá es una de las trayectorias musicales más intachables del siglo XX. Quién sabe. Lo que sí es imposible de negar es que su música ha logrado que el cine sea mucho más que la proyección en una gran pantalla. Con John Williams se ha dado el caso en el que la banda sonora es mucho mejor que la película a la que acompaña. Y solo un genio como él puede lograr eso.
Los más de cuarenta años de carrera de John Williams se verán retratados el próximo (y muy cercano) día de Navidad. Lucas Vidal dirige a la Barbieri Symphony Orchestra en el Teatro Real en un espectáculo que no solo incluye música, sino que va mucho más allá de lo que se espera en un concierto de este tipo. Para ello, además de dejar al público con la boca abierta cada vez que suenan los primeros compases de la que para muchos puede ser la banda sonora de su película favorita (que levante la mano aquel que todavía pasa más tardes viendo Parque Jurásico, Indiana Jones o Superman que otras películas), también se incluyen extractos de conversaciones entre John Williams y Steven Spielberg, la interpretación de Russian Red de uno de los temas de Solo en casa o la magia de Jorge Blass en la banda sonora de Harry Potter. Y no solo eso. Pero desvelar cada sorpresa que Lucas Vidal tiene preparada sería de mal gusto.
Quizá una de las más aplaudidas por el público sea la banda sonora de Star Wars, que muchos han calificado como la mejor que se ha compuesto jamás y (muy) pocos han admitido no soportarla. John Williams ha vuelto tras una larga pausa para dar música a Star Wars: El despertar de la fuerza, una saga que casi cambió a una generación de seguidores de la ciencia ficción y que sin Williams sin duda no sería lo mismo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados