Bloodshot #4: La Isla de Bloodshot

Bloodshot Reborn #4. La Isla de Bloodshot: A tope con todo

Bloodshot #4: La Isla Bloodshot¿Cuántos años llevamos aquí entonces, camaradas?

 

Vaya con el tío Jeff. Con Bloodshot Reborn se está divirtiendo de lo lindo. Su interpretación del personaje de Valiant ahonda en su tragedia, sí, pero también deja huecos a la épica y al humor que hacen de ésta una de las mejores series de la editorial que he leído hasta el momento. Hagamos un breve ejercicio de mirar hacia atrás para ver qué es lo que nos ha ofrecido uno de los guionistas más interesantes del momento en esta colección: Lemire partía de un Bloodshot que ya no era tal, que había logrado escapara a sus poderes y que, tras pagar un elevado precio por su libertad, ahora ahogaba sus penas (y su consciencia) en un potente combinado de alcohol y analgésicos. Su ‘feliz’ nueva vida se iría al traste cuando los nanitos de su interior volvieran a la carga infectando a civiles de manera aleatoria y obligándole a volver a la acción para, como terrible consecuencia, recuperar sus poderes y su antigua identidad.

 

Aún así no todo parecía haber tornado a peor. Entre tanta sangre y desmembramiento aparecía Magic (literalmente traducida, en un movimiento editorial que no termino de comprender, como Magia en castellano) para dar a nuestro héroe un poco de la paz que siempre le había sido negada. Sin embargo, el paréntesis de una vida más tranquila con la segunda mujer que había decidido ver más allá de sus ojos rojos no podía ser eterno. En el tercer tomo (del que os hablamos en diciembre) la historia parecía dar un salto hacia el futuro para mostrarnos a unos Bloodshot y Magic que envejecían juntos en un mundo a lo Mad Max en el que, más pronto que tarde, el héroe debía volver a la acción. La historia, por más que me encantara, me dejaba con el regusto amargo de no saber qué había sido de Bloodshot en el presente. Demasiadas preguntas seguían aún sin respuesta.

 

Tengo un mal presentimiento

 

No problemo! Las últimas páginas del volumen nos fo*%aban la mente al descubrirnos que ese futuro triste y aterrador [SPOILER] no era otra cosa que ¡UN P&TO SUEÑO DE BLOODSHOT! En realidad, el protagonista de este cómic era raptado al poco de decidir escapar del mundo con Magic y era trasladado a la isla en la que se desarrolla la acción del presente tomo. He de decir que la treta, pese a no ser nueva en Valiant (echad un ojo  al Eternal Warrior de Greg Pak), me pilló con la guardia baja. Vamos, que no me lo esperaba y he comenzado la lectura de La Isla de Bloodshot muy arriba. Y… el cuarto número de la colección lejos de decepcionar vuelve a engorilarme con una historia que no hace más que sacarse giritos de la chistera y que, por vez primera, le da a Ray la oportunidad de luchar codo con codo con sus iguales.

 

Bloodshot #4: La Isla de Bloodshot

Bloodshot #4: La Isla de Bloodshot

 

La idea de varios Bloodshots puede parecer un tanto peregrina, pero el Bloodshot de Lemire lleva tonteando con el tema casi desde su primer tomo y (atención a esto, que es más importante) el cambio de juego desde la rabiosa individualidad de los primeros tomos al trabajo en equipo de este último supone un ejercicio tremendo por parte de su autor. El verdadero poder de este cuarto volumen reside en la química instantánea entre sus protagonistas. El autor de una de las mejores etapas de Lobezno para la Casa de las Ideas demuestra su habilidad al convertir su obra de superhéroes sanguinarios en un relato bélico en el que un puñado de hombres (y un perro) han de aprender a cooperar si quieren sobrevivir. La Isla de Bloodshot lleva a la serie a una nueva cota de genialidad y nos prepara para una futura historia que promete marcar un antes y un después no sólo en su protagonista, sino en el mismísimo universo en el que sus aventuras están teniendo lugar.

 

Medusa cierra este cómic con el Annual de 2016, una entrega en la que diversos autores exploran al personaje desde puntos de vista muy distintos. Me hace especial gracia la aventura protagonizada por Bloodsquirt, en la que los propios editores de Valiant desvelan su absoluta devoción por la genialidad de un guionista que no deja de sorprenderme.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados