Grouñidos en el Desierto. 1979-1980

Grouñidos en el Desierto 1979-1980: El origen de lo absurdo

Grouñidos en el Desierto. 1979-1980Acepto a protagonizar esta historieta solo si soy el villano

 

Es evidente la importancia de la revista El Jueves para el cómic español de humor adulto. En su primera etapa, décadas de los 70 y 80, desmarcándose del omnipresente estilo Bruguera, y ya en los 90, consagrando autores y demostrando que podíamos hacer y mantener tebeos de este tipo, y que además había mercado.

 

No he estudiado la situación actual de El Jueves (aún soy comprador asiduo) pero diría que ésta ya no es su época. No entraré en detalles que ya habéis leído en mil sitios, pero diría que su momento ha pasado. ¿Seguirán los chavales de instituto leyéndola a escondidas en clase, o preferirán el batallón de memes que reciben diariamente a través de Facebook?.

 

Estoy divagando.

 

Solemos hablar de los detalles relacionados con la editorial al final del artículo, pero dejadme por favor que les dé las gracias a la gente de Dolmen; es personal. En las tres décadas que lleva El Jueves en danza nunca se había publicado la obra íntegra y en orden, ni en los famosos Pendones del Humor, ni en posteriores ediciones.

 

La colección ¡Por fin es Viernes! de la editorial Dolmen reúne todas las páginas de cada obra, en orden cronológico, incluyendo entregas que nunca se habían recopilado antes por distintos motivos. Algunas tiras se reeditan ahora por primera vez desde los 70, y otras ha habido que pedirlas expresamente a colecciones privadas por no disponer de los originales. La colección que de verdad todo fan de El Jueves necesitaba nos ha pillado por sorpresa.

 

Ojalá dure.

 

Grouñidos en el Desierto. 1979-1980

Groucho negocia su contrato en la historieta

 

Grouñidos atemporales

 

Tenemos aquí el recopilatorio del primer año de vida de Grouñidos en el Desierto, de los primos Miguel Ángel Nieto, al guión, y Enrique Ventura al dibujo. Nieto y Ventura formaron tándem creativo con esta serie desde 1979 hasta la repentina muerte de Nieto en 1995, desde donde Ventura siguió en solitario ocupándose de todo el trabajo. En 2013 un nuevo guionista se unió a Ventura, con el pseudónimo de bisnieto, en claro homenaje.

 

Estamos ante uno de los clasicazos de El Jueves: las historietas de humor absurdo y paródico protagonizadas por Groucho Marx, que no necesita presentación alguna, y que aquí utiliza su verdadero nombre, Julius, para que todo sea aún más enrevesado. Julius sabe en todo momento que está dentro de un cómic, dentro de una revista, y parte de una historia cotidiana para mezclarse con situaciones surrealistas que pueden terminar de cualquier manera.

 

Julius mantiene la personalidad cinematográfica del Groucho original, es decir, fuma, liga con toda mujer que se le ponga a tiro, utiliza la ironía y los juegos de palabras, y se amolda o sufre la situación en la que se ha metido, normalmente sin darse cuenta. En Grouñidos en el desierto puedes coger un taxi hasta el parque, pero el taxista va a ser Woody Allen y el parque va a estar lleno de hipopótamos dando un concierto con su banda.

 

Grouñidos en el Desierto. 1979-1980

La normalidad de lo absurdo

 

El guión de Nieto tiene muchísimo ritmo, y el dibujo de Ventura es elegante y detallista, y de vez en cuando nos regala a página entera un paisaje alucinante en blanco y negro o la caricatura de un personaje famoso de la época. Este punto es importante: las referencias de la obra en cuanto a la actualidad son ahora parte de nuestra historia, como es normal, pero los chistes no han envejecido en absoluto. Julius está preparado para cualquiera que quiera conocerle en pleno 2016.

 

La edición, en cuanto a contenido, es la mejor hasta la fecha de cualquier producto de El Jueves; cada tomo incluye una introducción de varias páginas situándonos en la historia de los autores y la revista, el contexto socio-político de la época, y contándonos anécdotas acompañadas de fotos personales. La propia portada, realizada para la ocasión, nos describe la obra: En el cuadro de Las Meninas, el dibujante Ventura en la posición de Velázquez, vestido de época y con deportivas, Julius posando con un cubata, y al fondo, en el espejo donde deberían estar los reyes, el recuerdo al amigo fallecido, Nieto. Una maravilla. Un cachondeo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados