El Piloto Fantasma #2

El Piloto Fantasma #2: Quemar el asfalto

El Piloto Fantasma #2¡… y ahora los hámsteres del Dr. Zabo intentan comernos!

 

Bueno. Puede que sea fruto de la fiebre o de las medicinas, pero lo cierto es que este segundo volumen de El Piloto Fantasma me ha resultado considerablemente más interesante que el primero. ¿Le hacía falta a Robbie Reyes encontrarse con Johnny Blaze para que la historia mejorara? No creo. La evolución tiene que ver, más bien, con lo que un lector nos hizo notar: merece la pena ver el dibujo completo y no sólo la primera saga de la colección para poder valorarla. El problema habría sido entonces que ni Panini ni vosotros habríais leído nada acerca de esta serie hasta ahora (¡y ya llevo bastante retraso con las reseñas como para hacerlo aposta!)

 

Felipe Smith sigue enfrentando a Robbie en este número contra el, gracias a la televisiva Agentes de SHIELD, bien conocido Mr Hyde, pero decide que a la vez la pelea de nuestro joven héroe se traslade a un ambiente más “íntimo” cuando se descubra la verdad sobre el espíritu que le ha brindado esta segunda oportunidad en la vida. Aquí Smith se aleja de lo tradicional y nos ofrece una historia que gana enteros de capítulo en capítulo, gracias a lo cual el personaje de Robbie comienza a caerme realmente bien.

 

Me aseguraré de que mueras entre terribles sufrimientos

 

Y es que la lindeza que precede a estas líneas no proviene ni de Zabo ni de ninguno de los matones del instituto de Hillrock Heights. Se podría decir que el enemigo está en casa ya que el gran antagonista de este segundo volumen de la serie no es otro que el propio espíritu que habita el cuerpo de Reyes. Serán precisamente los actos de este nuevo Rider lo que llame la atención de Johnny Blaze, que ejerce en este número un papel de maestro/guía espiritual para un piloto novato que corre el riesgo de perderse en sus propios sentimientos de ira y frustración.

 

El Piloto Fantasma #2

El Piloto Fantasma #2

 

Porque precisamente de estas dos cosas anda sobrado Robbie. Da igual lo mucho que gane en carreras de coches ilegales o lo que se mate a trabajar en el taller, los cuidados y la atención de su hermano Gabe cada vez son más caros y le exigen ir más y más al límite. Por otra parte, el no haber atacado a Mr Hyde, sino simplemente haber derrotado a uno de sus monstruos, ha tenido como consecuencia que la mente criminal más dotada para las drogas se instale en su barrio y desde ahí, trate de hacerse con el control del mundo del hampa. Así que, por tratar de hacer el bien, ahora una amenaza mucho más seria anda suelta por Hillrock Heights y todas las personas importantes para Robbie se verán en peligro por ello. Yo sentiría algo de ira y frustración, la verdad.

 

A esto se le llama la Mirada Penitente

 

Tenemos, pues, a un Robbie Reyes que ya era maduro para su edad al comenzar la colección y que ahora crece un poquito más al comenzar a asimilar la magnitud del poder y la tarea que le han sido encomendados, a Johnny Blaze volviendo a escena para ejercer de catalizador del cambio y a un espíritu díscolo y muy alejado a lo que anteriores encarnaciones del Motorista Fantasma nos tenían acostumbrados. A nivel argumental, la serie termina (antes de su cruce con Secret Wars) en un momento de lo más interesante y yo no descartaría que, a la espera del éxito o fracaso de la película del Doctor Extraño, una nueva serie sobre este personaje se nos acerque en el nuevo y remozado universo Marvel en ciernes.

 

El Piloto Fantasma #2

El Piloto Fantasma #2

 

En el apartado artístico, el llamativo dibujo de Tradd Moore, Laura Martín y Nelson Daniel da paso a una nueva colección de caras entre las que destaca Damion Scott, una cara conocida dentro de la escena artística nipona que, además ya ha colaborado anteriormente tanto para Marvel como para DC. Sin embargo, el último capítulo se lo reserva para sí mismo el propio Felipe Smith y, a mi humilde parecer, es éste (y quizás el anterior, a cargo de Fiona Staples) el que goza de mayor impacto visual en este número. De dicho capítulo proviene la imagen que precede a este párrafo y lo cierto es que la influencia del manga se nota… para bien.

 

A principios del año que viene Smith volverá al frente de Los Corredores Fantasma (Ghost Racers en su versión original), dentro de la colección que Panini ha decidido crear con diversas mini-series dentro del Mundo de Batalla y que lleva por nombre Secret Wars: Crossover. Aún (y sin ponernos a bucear en la red a la caza de spoilers) es pronto para saber por qué derroteros discurrirá la historia, pero de momento la portada del primer número ya ha despertado mi interés.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados