El Viejo Logan #74

El Viejo Logan #74: Bañado en rojo

El Viejo Logan #74Mi futuro no está escrito, chaval, y tampoco el tuyo

 

Interesante número el que se marca este mes Jeff Lemire con El Viejo Logan. La suya está siendo una colección que merecerá mucho la pena releer una vez salga recopilada en tomo y el de hoy es un capítulo muy característico en este aspecto. Con una historia (El Último Ronin) a puntito de llegar a su conclusión, el autor de La Extraordinaria Patrulla-X se permite hacer guiños al comienzo de su andadura en estas páginas al plantearnos lo difícil que es hacer daño a quien ya lo ha perdido todo y sólo teme de la vida el dolor que aún es capaz de infligir a los demás.

 

El Viejo Logan #74 se centra de nuevo en el presente para plantar a Lobezno ante una nueva muestra de lo distinto que es este momento del pasado que el vivió en la realidad alternativa de la que procede. Pero en esta ocasión no es a él a quien tienen que convencer del giro que ha dado la historia, sino a un niño aterrado que sólo es capaz de ver el terrorífico futuro del que nuestro protagonista procede. Pero… Un momento… Si el chaval es capaz de ver ese futuro… ¿no querrá decir eso que aún puede cumplirse? Lemire deja planteada una duda como una losa de grande en este número y lo hace de una manera tan sutil que mucho me temo que no será hasta más adelante que nos daremos cuenta de su verdadero calado.

 

Ha habido muchos momentos en los que he deseado poder morir

 

La frase que precede a estas líneas ilustra el sentido de un tomo que destila sangre por los cuatro costados. Sangre derramada por el propio Logan cuyo desapego por la vida nos es confirmado con cada golpe y cada mirada de esos ojos cansados y viejos y sangre que nos deja un regusto metálico en la boca exigida por un chiquillo furioso que teme a la muerte por encima de todas las cosas. Dos caras de una moneda, un anciano que se resiste a vivir y un niño que le teme a la parca protagonizan un capítulo que no se explaya en la acción, pero que resulta mucho más profundo con cada nueva lectura.

 

El Viejo Logan #74

El Viejo Logan #74

 

Lo de Andrea Sorrentino ya no tiene nombre. Si existe otro motivo para lanzarse sobre esta colección cada mes y, aún así, estar esperando el tomo como agua de mayo son los dibujos de este señor. Ilustraciones como la que precede a este último párrafo o splash pages en las que vñetas, texto y bordes son parte de un todo que se disfruta a todos los niveles dan fe de un artista que sigue en pleno proceso de evolución y cuyo estilo propio lo convierte en un auténtico lujo para cualquier guionista que tenga la suerte de poder contar con él. En este caso, como ya ocurriera en algunos capítulos de la ahora ya tan lejana Yo, Vampiro, la sangre que da color al capítulo sale y entra de plano sin dejar de estar siempre ahí, un truco que logra Sorrentino al usar el mismo color para colorear las escenas y para mostrarnos la crudeza de las mismas. Habrá quien me diga que no (y está claro que para gustos, los colores, y nunca mejor dicho), pero creo que estamos ante uno de los grandes dibujantes de esta década y, dependiendo de como se mueva, una de las estrellas que más fuerte pueden brillar en la primera mitad del siglo XXI comiquero.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados