Guardianes de la Galaxia #37

Guardianes de la Galaxia #37: Sueños cumplidos

Guardianes de la Galaxia #37Al parecer sólo quedamos los dos, Reina del Nido

 

Otra serie que sigue, casi, como la dejamos antes de irnos a las Secret Wars. Recordemos que antes de que el Universo Marvel colapsara sobre sí mismo los Guardianes de la Galaxia, los jóvenes mutantes de la Nueva Patrulla-X y Nova se aliaron para conjurar la amenaza que suponía el Vórtice Negro, que acabó con el planeta natal de los kree y sometió a los personajes afectados a una serie de cambios que, en algunos casos, han terminado por ser definitivos. También durante esa época Jason de Spartax fue derrocado como su gobernante y, en su lugar y sin posibilidad de negarse, el cetro le fue concedido a su hijo: Peter Quill, que acababa de pedirle matrimonio a Kitty Pryde (casi nada oigan).

 

Bueno, ya sabemos que este Nuevo Universo Marvel comienza ocho meses después de las Secret Wars, tiempo suficiente para que cualquier historia iniciática que necesitara reescribirse pudiera hacerlo sin problemas (sí, hablo de Miles Morales y el Viejo Logan, entre otros). Durante este tiempo algunas historias han dado un vuelco completo (como la de los mutantes), pero otras, como ésta, estaban tan interesantes antes de ‘irse de vacaciones’ que sus autores han optado por alargar ocho meses esas tramas y continuar más o menos en el mismo punto.

 

Pero si lo abrimos y es el suspensorio del infinito…

 

Así, Peter sigue siendo el rey electo de Spartax y algo ha pasado entre él y Kitty para que la boda haya sido, de momento, pospuesta. De hecho Kitty es ahora la que ocupa el puesto de Peter al frente de los Guardianes (bueno, eso si Cohete no se hubiera autoerigido líder supremo del equipo). Unos Guardianes que, al parecer, no cuentan con Gamora entre sus filas (con lo que molaba con todo su arsenal de nuevos poderes) y que, en su lugar, han incorporado a uno de los grandes olvidados de la Marvel espacial, un personaje con el que Bendis ha decidido saldar una deuda histórica: Ben Grimm.

 

Guardianes de la Galaxia #37

Guardianes de la Galaxia #37

 

Ben era piloto antes de ser La Cosa. Toda su vida se había entrenado para viajar al espacio, pero no ha sido hasta ahora que Bendis se lo ha permitido. El guionista lleva al otro superviviente de los Cuatro Fantásticos a una nueva y apasionante frontera para quién sabe si hacerlo crecer del mismo modo en que hizo evolucionar a Flash Thompson y su traje-simbionte, llevando a Veneno al siguiente nivel. Ahora La Cosa viaja al espacio, donde ni su enorme masa es un problema ni su aspecto llama especialmente la atención, ni en los planetas que visitan ni en el propio grupo del que forma parte (recordemos que comparte aventuras con un mapache parlante y un árbol andante). No sabemos cuánto durará esta aventura (los 4 Fantásticos tienen que regresar tarde o temprano), pero voy a disfrutar enormemente con esta nueve configuración para uno de los equipos superheroicos más divertidos de la Casa de las Ideas.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados