Guardianes de la Galaxia #38

Guardianes de la Galaxia #38: Por el pasado llorarás

Guardianes de la Galaxia #38Cuanto había amado… había desaparecido

 

Brian Michael Bendis es un pillo. Lejos de dejar divagar a su mente durante las Secret Wars, utilizó sus Guardianes de Sapiencial para presentarnos a los próximos dos grandes villanos del grupo galáctico por excelencia. Al finalizar el número del mes pasado ya tuvimos ocasión de contemplar el regreso por todo lo alto de Hala y este mes Bendis nos presenta, de nuevo, a Yotat, el alfeñique reconvertido en máquina de matar con aspiraciones destructivas muy a tener en cuenta que centró la primera parte de la historia que pudimos leer hace tan sólo un par de meses.

 

Pero centrémonos en la ‘última acusadora de los kree‘. La principal (y bastante llamativa) consecuencia de Vórtice Negro fue la destrucción de Hala (sí, planeta y ‘villana’ comparten nombre…), el planeta natal de los kree. Ya dijimos entonces que quedaba por ver si esto se conservaba más allá de las Secret Wars (ya hemos visto que sí) y si Ronan el Acusador llevaría a cabo su prometida venganza sobre los Guardianes de la Galaxia y los mutantes de la Nueva Patrulla-X. Esta segunda parte es, al menos de momento, sustituida por la irrupción de este nuevo personaje de poderes casi ilimitados (casi tanto como su furia) que no desea otra cosa que someter a Peter Quill al mismo sufrimiento y a la misma desesperación que ella misma experimentó al regresar a los restos de su planeta moribundo.

 

Te acuso y te declaro culpable

 

En la primera parte de Guardianes de la Galaxia #38 asistimos a una auténtica masacre. Nada ni nadie (bueno, cierto ser con apariencia de una pared de ladrillos está cerca) parece capaz de frenar a esta kree enfurecida y es entonces cuando los verdaderos liderazgos han de hacer acto de presencia. Kitty, ese personaje maravilloso que creció y se convirtió en la fabulosa mutante-ninja-princesa espacial que es hoy, demuestra de qué madera está hecha y toma una decisión a la vez dura e inteligente con el objetivo de, si bien esta batalla parece perdida, no dejar que la guerra les sea ganada por una mujer incapaz de razonar cegada como está por su ira y su dolor.

 

Guardianes de la Galaxia #38

La Cosa se luce en Guardianes de la Galaxia #38

 

Mientras, a media galaxia de distancia, Yotat vuelve a asomar la cabeza para volver a enfilar a los Guardianes. ¿Cuál es el verdadero objetivo de este villano aparte del de hacerse un nombre? Por el momento, el ‘Destructor de Destructores’ (ay…) se ha rodeado de dos secuaces poco más que lamentables y en el segundo capítulo de este volumen tiene un encontronazo que parece ir a marcar bastante su futuro y el de los Guardianes de la Galaxia amén de seguir atando cabos acerca de aquel ‘concilio’ de imperios espaciales del que ya no forman parte la Inteligencia Suprema (muerta), Gladiador (¿retirado?), J’son (derrotado) ni Freyja (encarcelada por el enloquecido Odín).

 

¿Qué quiere de mí tu reina?

 

Lo que parece bastante seguro es que los días de Peter Quill como emperador de Spartax están contados. Después de todo, ¿quién querría como gobernante a un ser capaz de atraer sobre sí mismo calamidades del estilo de Hala? La pregunta que deberemos hacernos cuando esto suceda es qué va a pasar entre Quill y Pryde. Tras Vórtice Negro les dejamos a un paso del altar y, sin embargo, ahora parecen haberse distanciado. ¿Se ha arrepentido Bendis de acercarlos tanto? ¿Volveremos a tener al Peter casanova espacial? Y, de ser así, ¿qué será de Kitty? ¿Quién se quedará con el título de Starlord?

 

Guardianes de la Galaxia #38

Guardianes de la Galaxia #38

 

Son muchos los interrogantes que plantea esta primera saga que ahora llega a su punto de inflexión. Bendis tiene planeado mantenernos con el 120% de atención en su serie ahora que el universo Marvel mira a las estrellas más que nunca y que cada vez están más cerca tanto la segunda película de este grupo como las de Capitana Marvel y, cómo no, las dos partes de Vengadores 3 que pondrán al fin a Thanos en el centro de todas las miradas.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados