Guardianes de la Galaxia #57

Guardianes de la Galaxia #56-57: Zarzuela de mariscos

Guardianes de la Galaxia #56Vale. Sí. Lo pillo. El ejército está en mi interior

 

Agárrate, que vienen curvas. Los dos números de Guardianes de la Galaxia que Panini ha publicado en los meses de octubre y noviembre y que hoy reseñamos vienen cargaditos y tocan tantos palos que lo mejor será ir poquito as poco para no perdernos de qué va este auténtico popurrí de historias y tramas, primarias, secundarias y terciarias. Os adelanto que lo que estoy leyendo en la nueva serie heredera de la que ha guionizado hasta este verano Brian Michael Bendis me está gustando bastante, pese a que desde su primera página parece haber renunciado a la épica a cambio de un tono desenfadado y divertido que no necesita ni tan siquiera avanzar en la historia para agradarnos con los contenidos de cada mes.

 

Para empezar nos encontramos con el casi inevitable cruce entre Guardianes de la Galaxia e Imperio Secreto. Sólo que Gerry Duggan y Aaron Kuder dejaron bastante claro que no tenían intención alguna de participar en este crossover. Al final la situación se ha arreglado a través de la publicación del anual de la serie (¿sería anual de esta o de la de Bendis?) a cargo de un equipo invitado formado por los un poco más desconocidos Chad Bowers y Chris Sims (X-Men ’92) al guión y Danilo S. Beyruth como dibujante. Este grupo aprovecha la situación de héroes tan poderosos y determinantes como la Capitana Marvel a lo largo de este cruce (atrapados entre una barrera impenetrable alrededor de la Tierra por un lado y un casi infinito ejército chitauri del otro) para marcar una nueva misión (que, de hecho también hemos podido ver en las páginas del crossover) en la agenda de Quill: la de ejercer de embajadores de la Tierra ante cualquier raza dispuesta a escucharles y tratar de convencer a quien sea para que haga las veces de aliado de los terranos en la destrucción del escudo planetario y la derrota de los ejércitos chitauri.

 

Deberías ser capaz de lidiar con una anciana, Gamora

 

Este cruce sirve para rescatar a Yondu, que emerge con el look característico que le han dejado los dos filmes de James Gunn, y hacer un poco de terapia de grupo en el seno de unos Guardianes que están para pocas fiestas desde su intervención en la Segunda Guerra Civil Superheroica y desde que a Peter se le ‘olvidara’ mencionar que Thanos había sido hecho prisionero de los terranos desde poco antes de que estallara el conflicto. Por lo demás, este Anual no deja de ser un entretenido cómic de transición que poco o nada va a afectar en el desarrollo posterior de la serie, pero que, al menos nos hace ver que a Starlord no se le ha olvidado echar un ojo de vez en cuando a lo que anda ocurriendo en su planeta de origen.

 

Guardianes de la Galaxia #57

Guardianes de la Galaxia #57

 

Llegamos así a Guardianes de la Galaxia #57, un tomo especialmente grueso que aglutina a los números del #3 al #5 de Al-New Guardians of the Galaxy. Gerry Duggan vuelve de su descanso y da paso a una terna de artistas que se ocupan de otros tantos capítulos muy distintos entre sí. En el primero Frazer Irving ilustra de maneras espectacular un sueño de Gamora que nos hace recorrer los puntos clave de su biografía para dejarnos en el momento actual, pendiente de una misión que le es propia y que ha ocultado de forma deliberada a sus compañeros de correrías. Los que Duggan propone en este número me gusta, es bastante respetuoso con la historia tradicional del personaje y, más importante aún, nos pone en la senda de futuras tramas que van a envolver a todos y cada uno de los integrantes de este variopinto grupo.

 

¿Esa chorrada tuya del pacifismo al fin te ha podrido el cerebro?

 

El segundo capítulo del número de noviembre nos devuelve a Aaron Kuder y al momento presente, con los Guardianes enfrentados al Coleccionista mientras tratan de robarle un valioso huevo para llevárselo a su hermano: el Gran Maestro. Éste enlaza con el anterior y pone a Gamora como protagonista inesperada de una rápida negociación con el primigenio del universo de la que nada bueno puede salir. Como guinda del pastel veremos los primeros indicios de ruptura en la que hasta ahora parecía indestructible relación entre Groot y Mapache Cohete. ¿Tendrán algo que ver los nuevos mini-groots que hemos ido viendo de cuando en cuando con esta nueva actitud?

 

Guardianes de la Galaxia #57

Guardianes de la Galaxia #57

 

Cierra el volumen con un capítulo, dibujado por Chris Smanee, que me gusta especialmente, y que hace referencia directa a los filmes de Marvel Studios para hablarnos de la extensa colección de canciones pasadas de moda que posee Peter y contarnos de dónde las va sacando con cierta regularidad. Tanto en las películas como en este capítulo, los distintos guionistas han sabido acentuar el carácter romántico de la relación de Quill con la música, más allá de la pura nostalgia por el planeta que abandonó siendo un niño y los tiempos mejores que pasó en compañía de su madre. A la espera de lo que pase en futuros capítulos de la serie, Guardianes de la Galaxia #57 no podía terminar de mejor manera.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados