Inhumanos #29

Inhumanos #29-30: El tercer bando

Inhumanos #30He estado allí, con ella, en cada decisión, incluso aunque no las entendiese

 

Ya que a Panini le ha dado por hacer balance en sus colecciones mensuales, hagamos lo propio desde La Noche Americana con Inhumanos, la que fuera la principal apuesta de la Casa de las Ideas hace un par de años. Lo primero que nos viene a la mente es el uso del pretérito. Y lo uso porque es cierto, de ser el principal caballo de batalla, con los mutantes en desventaja frente a su pujanza, Inhumanos ha perdido gran parte de su ‘punch al ver relegada su película a una serie de televisión y su importancia en el devenir de las historias marvelitas empañada por el tirón de Bendis y su Iron Man, Lemire y su Viejo Logan o toda la nueva avalancha de jovencitos superpoderosos a los que encabece orgullosa nuestra heroína paquistaní favorita.

 

Pero esto no tiene por que ser necesariamente negativo. Bueno, no tanto. A la vista de que los primos lejanos de los humanos no han pegado tan fuerte como se les suponía, Marvel ha aprovechado para integrar definitivamente a esta casi inexplorada familia dentro del imaginario colectivo para que, con película o sin ella, ya no seamos capaces de imaginarnos un mundo sin Medusa, Rayo Negro y los demás. Es tal su peso específico en la editorial actualmente que es uno de los suyos el responsable indirecto de que haya estallado la segunda Guerra Civil Superheroica y, aún con los bandos de Iron Man y Capitana Marvel bien definidos, las cabezas pensantes de esta empresa han decidido darle a Charles Soule libertad para convertir a sus criaturas en un peligroso e imprevisible tercer agente en la refriega cuyo efecto sobre el resto de los contendientes aún está por descubrir.

 

Me gusta ser el que dé el empujoncito. Vivo por ello

 

Dicho esto, Soule se ha montado una trama con motivo de Civil War II que ni Juego de Tronos. Una traición de las peores, de las que son bienintencionadas, pone a Medusa en una difícil posición que la obligará a dar mucho más pasos en falso de los que le gustaría mientras, en las sombras, Maximus el Loco vuelve a recuperar un protagonismo que perdiera tras la apoteósica escena que protagonizó junto a Rayo Negro en las montañas antes de que las Secret Wars lo pusieran todo patas arriba. El movimiento de Soule, y de Marvel, es muy inteligente (que no novedoso), al poner frente a las dos posiciones ideológicas en este conflicto un tercer punto de vista al que poco tiene que ver con la justicia preventiva y mucho con la protección de los asuntos que los inhumanos han considerado siempre como suyos. Ahora el principal objetivo es Stark pero, ¿qué ocurrirá cuando los caminos y los intereses de Carol Danvers y Medusa se crucen? Puede que con esta guerra (y con la que se avecina con los mutantes) Soule SÍ que esté reclamando la atención que sus personajes requieren.

 

Inhumanos #29

Inhumanos #29

 

Tiene tanta importancia lo que se cuenta en la colección principal de los Inhumanos que casi se me pasa por alto hablar de la serie de Crystal (la que, por cierto, aunque no se le termina de ver en la imagen de más arriba, está presente en la ilustrada pelea de egos). En estos dos volúmenes asistimos prácticamente (quedan algunos flecos para el próximo número) al desenlace de la historia de Sílex que tiene como consecuencia la aparición de un nuevo foco inhumano en el mundo que, como Attilan y Orollan, va a reclamar su propia soberanía e independencia. A las naciones humanas les comienzan a superar las aglomeraciones metahumanas y, si ya fue imposible gestionar la existencia en el pasado de Genosha y la presencia de Asgard motivó la batalla final de Osborn por su dominio al final de Reinado Oscuro, mucho me temo que esta proliferación de boyantes urbes de seres mejorados no vaya a terminar de la mejor de las maneras. En cualquier caso, el próximo número de esta colección (y de ahí mi primer paréntesis) significará el final de las aventuras en solitario de la ex-novia de la Antorcha Humana. Se avecinan tiempos oscuros para la familia real inhumana y quizás vaya siendo hora de reunir de nuevo bajo el mismo techo a sus más insignes integrantes.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados