Ojo de Halcón

Ojo de Halcón. Ojos de Halcón: Dos mejor que uno

Ojo de HalcónParecía que nos quedaríamos huérfanos después de la partida de Matt Fraction y David Aja, pero al igual que sucediera con El viejo Logan, primero de Mark Millar y luego de Brian Michael Bendis, la incorporación de Jeff Lemire como guionista ha supuesto todo un acierto, demostrando porque es uno de los autores de referencia del cómic norteamericano actual. No solo ha sabido adaptarse al tono característico de ambas series manteniendo su identidad, sino que ha logrado llevárselas a su terreno evitando que cayeran en la monotonía y la repetición.

 

Situados en el renovado universo Marvel, ese de La Tierra primordial (aunque en según que serie se la sigue llamando Tierra-616, como se ha hecho tradicionalmente hasta ahora) surgido tras las guerras secretas de Jonathan Hickman, nuestra pareja de arqueros favorita tiene muchas heridas que curar para poder seguir adelante. La relación entre Kate Bishop y Clint Barton se ha intoxicado por los reproches y las decepciones, por lo que deciden cortar por lo sano e ir, al menos durante un tiempo, cada uno por su lado.

 

Con la amistad entre ambos en un momento de inestabilidad, en un punto de redefinición, Lemire plantea una historia que se mueve entre el pasado de Kate, el presente y el futuro. Tres tiempos entre los que si bien no tienen una conexión directa entre ellos, sí que juegan con diferentes paralelismos que las interrelacionan y ayudan a construir a los personajes. La trama adquiere un tono melancólico e introspectivo, en el que los protagonistas se ven obligados a escarvar en su interior, tomar difíciles decisiones y hacer frente a sus consecuencias. Con la distancia que establece entre Kate y Clint, el guionista busca comprender por qué funcionan tan bien como equipo y por qué se necesitan el uno al otro. Lemire sigue la máxima de “desnudar” a sus personajes para así poder explorar sus entrañas y descubrir qué es lo que los hace únicos. Un interesante ejercicio con el que tanto autores como lectores se pueden empapar de los Ojos de Halcón.

 

Ojo de Halcón

 

En el apartado gráfico Ramón Pérez hace un trabajo soberbio, buscando cierta continuidad de estilo en la trama presente, pero jugando y experimentando en las narraciones del pasado y futuro, otorgando al libro una personalidad propia y muy poderosa. Con la dupla Lemire-Pérez, el futuro de los Ojos de Halcón está garantizado.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados