Secret Wars #8

Secret Wars #8: Engorilamiento a tope

Secret Wars #8

¿Una última amenaza vana? Qué necio

 

Nos enteramos en su día de que Secret Wars, que en principio iba a ocupar ocho números, se alargaba por un número más y, de inmediato, un sevidor pensó que este cambio se debía a una necesidad de explicar mejor los acontecimientos que sucedieran en el último capítulo. Vamos, a que nos cascaban un epílogo y santas pascuas. Tampoco iba yo a quejarme puesto que el evento había empezado de manera espectacular y la cosa sólo parecía ir a mejor. Sin embargo, ahora nos enteramos de que lo que ocasionó este cambio fue la necesidad de desdoblar el penúltimo capítulo del crossover. La magnitud de las batallas y la cantidad de actores implicados había resultado ser al final tan grande que despachar el clímax de la serie en un sólo número habría sido poco menos que ridículo.

 

Esto es un ejemplo más del cuidado que está teniendo Marvel con una colección sobre la que busca pivotar toda su historia como editorial. Marcando un claro antes y después a estos acontecimientos. Me da la impresión de que si Jonathan Hickman y Esad Ribic hubieran necesitado un décimo número, éste se habría estudiado y con toda probabilidad lo habríamos tenido en nuestras estanterías. En la Casa de las Ideas hay una clara sensación de fin de una era y principio de otra. La poderosa presencia mediática que les ha conseguido a sus personajes el éxito de las diferentes franquicias cinematográficas ha hecho necesaria la renovación de sus diferentes universos comiqueros con la ambición de capturar la atención de miles de nuevos lectores a lo largo y ancho de un planeta que tan pronto aplaude las ocurrencias de Tony Stark como cae rendido ante la falta de moral del mercenario Deadpool.

 

Eso parece… incierto

 

A fin de cuentas, los lectores de ‘siempre’ (entrecomillado porque no puedo ser tan arrogante como para meterme en ese grupo) salimos beneficiados con una aventura sensacional en un mundo de infinitas posibilidades que va a dar lugar a otro mayor aún en el que muchas de las viejas reglas van a tener que ser escritas de nuevo. Y, de regalo, nos encontramos con este número, uno que coge los primeros compases del enfrentamiento que vimos en el anterior y los eleva a la enésima potencia con algunas peleas tan espectaculares (¡la Cosa contra el pu&%#$ro Galactus!) que dudo mucho que vuelvan a repetirse en años y con algunos momentos, como ese cara a cara de Muerte y Thanos o esa fabulosa página final, que se quedan grabados a fuego en nuestra memoria.

 

Secret Wars #8

Secret Wars #8

 

Secret Wars #8 coge nuestras expectativas y les da un nuevo impulso de cara a un último número que promete ser de traca. No hay ninguna de todas las páginas de esta entrega que podamos considerar como ‘de relleno’ y pese a que en el anterior párrafo os he adelantado tres escenas, hay bastantes más situaciones a tener en cuenta y a las que prestar atención antes de que todo se venga abajo (¡olé Quill!¡Momentazo!). Hoy comienza el mes de marzo y con él llega el final de uno de los mejores crossovers de Marvel de los últimos años. Desde la redacción de La Noche Americana no podemos hacer otra cosa que no sea comernos las uñas con la anticipación de un final apoteósico.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados