Spider-Gwen #2. La más buscada: Cazadores

Con la explosión arácnida que supuso Universo Spiderman, desde Marvel Comics aprovecharon para rescatar algunas versiones que habían caído en el olvido (como Spider-Man Noir) y crear otras tantas que dieran una mayor riqueza al cosmos de Peter Parker. En estas nacieron dos heroínas que pronto captaron el interés del público y de los responsables de mercadotecnia: Seda y Spider-Gwen.

 

Pero mientras que la primera, al compartir origen y realidad con Peter, ha visto limitado su desarrollo tomando prestados aliados y enemigos de nuestro amistoso vecino (dando la errónea impresión de no ser más que una copia de este), Spider-Gwen nació en una de las socorridas Tierras alternativas que tanto gustan en las historias de superhéroes.

 

Esta diferencia ha permitido a Gwen no solo escapar del influjo de Peter, sino crear su propio mundo, con sus villanos y amigos. Es cierto que muchos son versiones de la galería de personajes de Spiderman, pero estos son capaces de sacar a relucir una identidad propia, como bien demuestra Kraven, uno de los adversarios a los que tiene que rendir cuentas Gwen en este 100% Marvel. Spider-Gwen #2: La más buscada (editado por Panini Cómics).

 

Este volumen arranca justo después de los acontecimientos de Spider Women, el crossover que unía los destinos de Gwen, Seda y Jessica Drew. Como ya dijimos en su momento, si para las dos últimas la incidencia era accesoria en sus vidas cotidianas, las repercusiones para Gwen eran mucho más determinantes, y en estas páginas somos testigos de cómo ha de afrontarlas nuestra heroína, ya no solo para seguir con su actividad de vigilante, sino para salvar la propia vida.

 

En estas circunstancias, vuelen a la palestra personajes como Frank Castle o Matt Murdock, que pondrán a Spider-Gwen en más de un aprieto. Las historias relatadas por Jason Latour adquieren un carácter sucio, callejero, muy en consonancia con el perfil de nuestra heroína y del ambiente en el que se mueve (su padre no es otro que el capitán de polícia George Stacy). Latour ha sabido colocar a la heróina en un entorno que le va como anillo al dedo y que, al mismo tiempo, marca importantes distancias con las aventuras de Dan Slott y su Asombroso Spiderman o las de Miles Morales, a cargo de Brian Michael Bendis.

 

Este recorrido por los bajos fondos, por los entornos habitados por los criminales y mafiosos de Nueva York le da a la serie un tono muy siniestro, oscuro, en el que en todo momento se masca la tragedia (la muerte del Peter de esta realidad sigue pesando mucho a sus protagonistas) y no son pocos los sacrificios que han de hacer los personajes para salir adelante… incluso pactar con el diablo.

 

Página a página Spider-Gwen va acallando a sus detractores y confirmando su lugar como heroína de pleno derecho en el Universo Marvel.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados