Spiderman y la Patrulla-X

Spiderman y la Patrulla-X #38: Que el ritmo no pare

Spiderman y la Patrulla-X¡El equipo araña le guarda las espaldas!

 

Penúltima entrega de Spiderman y la Patrulla-X. La saga con la que Elliott Kalan ha decidido despedir a la malograda Lobezno y la Patrulla-X vuelve a juntar enemigos del trepamuros y de los mutantes en una breve aventura espacial. La mezcla en esta ocasión nos lleva a la central de S.W.O.R.D. y nos la presenta infestada por… ¿El Nido poseído por simbiontes? Bueno, ¿y por qué no? La enorme libertad que Marvel le ha dado al guionista se está traduciendo en unas historias locas que, sin embargo, ya nos habría gustado leer hace meses cuando todo parecía sufrimiento y caras largas en el Instituto Jean Grey.

 

Kalan está manejando tan bien la situación que yo, al menos, no puedo esperar a ver cuál es el nuevo encargo que le cae a un guionista cuyo trabajo para la cadena Comedy Central apenas le deja tiempo para otros menesteres, pero que ha demostrado controlar mucho del siempre dinámico universo Marvel y de la historia reciente de los personajes que han caído en sus manos (qué, Bestia, ¿sigues ennoviado con Abigail?). El cómico ha demostrado también de manera más que sobrada su dominio de los ritmos del cómic de superhéroes y está contribuyendo a salvar los muebles de una serie que parecía desahuciada.

 

En aquel entonces tenían muchos menos dientes

 

Volviendo a la trama, en el último número un concurso de ciencias se convertía en la ocasión perfecta para que Spidey buscara al topo infiltrado entre los estudiantes hasta que todo se desmadraba cuando irrumpían en el aula los enemigos antes mencionados para tratar de tomar la Tierra… o al menos tener su ratito de gloria en esta descacharrante serie. Porque los enemigos son casi lo de menos en Spiderman y la Patrulla-X. Kalan se centra en hacer avanzar muy poco a poco la trama central del espía mientras, como ya se planteó en la primera y gloriosa etapa de la colección, hace crecer a los jóvenes nuevos mutantes que ha puesto bajo el ala del trepamuros.

 

Spiderman y la Patrulla-X

Spiderman y la Patrulla-X #38

 

El gran beneficiado en este número es Glob Herman. Ya se venía insinuando en los anteriores capítulos que el autor le tiene un cierto cariño a este mutante de poderes más desagradables que útiles, pero se ha esperado hasta el penúltimo capítulo para darle su momento de heroísmo y entrega por los demás. Queda un último capítulo antes de que las Secret Wars hagan desaparecer la serie por siempre jamás (bueno, es un decir, ya sabéis cómo es Marvel) y veremos qué nos tiene Kalan reservado para entonces. Yo de vosotros no me lo perdería.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados