Conan Red Sonja

Conan Red Sonja: Caminos cruzados

Conan Red SonjaPlaneta Cómics nos llena de alegría con este lanzamiento. Lo fans de la diablesa de la espada llevábamos ya demasiado tiempo esperando leer material nuevo suyo. Desde que Panini dejó de publicar sus historias, apenas nos había llegado algún relato con versiones alternativas (como Legenderry, de Aleta Ediciones) y poco más. Así que nos lanzamos con ganas a este Conan Red Sonja.

 

Esta serie limitada, recogida en la edición española en un tomo en cartoné, junta los destinos de Red Sonja y de Conan a través de una historia que no reviste mayor misterio, se encamina por los cauces normales del género, con el malentendido de turno que ayuda a sellar la amistad entre los dos guerreros y el brujo malvado que quiere dominarlo todo. El lector casual puede entrar con suma facilidad en la propuesta. Tanto Red Sonja como Conan son personajes muy reconocibles y el equipo formado por Gail Simone y Jim Zub consiguen retratar a nuestros protagonistas sin necesidad de trabajar excesivamente el contexto. La iconicidad de los personajes les ayuda.

 

Estamos ante una obra autoconclusiva, que no interfiere en los caminos de ninguno de los héroes en sus propias cabeceras, pero sí es cierto que Gail Simone ejerce un peso importante y sería muy fácil incluir este cruce dentro de la cronología de Red Sonja durante la etapa de la guionista. De hecho en muchos momentos parece que estamos en una historia de Red Sonja en la que Conan es un invitado de lujo, y no en un relato en el que ambos comparten protagonismo. Y no nos vamos a quejar por ello.

 

La aventura transcurre sin demasiadas pretensiones. Se echa en falta un poco más de enjundia, pues a veces la trama peca de anecdótica por estar tan encorsetada a los encuentros casuales entre ambos personajes. Sus caminos llevan al mismo lugar e inevitablemente terminan encontrándose y eso lastra un recorrido más dinámico del argumento, que va sufriendo alugnos parones. Aún así, la historia se lee con mucha rapidez y resulta muy amena.

 

Respecto al dibujo Dan Panosian y Randy Green son como la noche y el día. El primero aporta mucha fuerza, mientras que el segundo no hace justicia al cimmerio y algunas de las secuencias de acción que ilustra son demasiado estáticas.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados