Mystery Society

Mystery Society: Aventuras de un solo uso

Mystery SocietySteve Niles y Fiona Staples forman un estupendo tándem en Mystery Society, miniserie de aventuras que recopila Planeta Cómic en un tomo en cartoné y que bien podría haber sido el comienzo de algo mucho más grande. Nunca se sabe.

 

Mystery Society nos presenta a Nick Hammond y Anastasia Collins un matrimonio que monta una agencia de investigación con la intención de desenmascarar y descubrir todos los secretos paranormales que se crucen en su camino. Y para ello cuentan con un variopinto grupo de colaboradores entre los que destaca Calavera Secreta, personaje creado por Niles y Chuck BB en la serie limitada Secret Skull y que aquí recupera. Tenemos pues lo que bien podría ser una suerte de Liga de los Hombres Extraordinarios, aunque sin filiaciones gubernamentales de ningún tipo. La Mystery Society tiene como misión arrojar luz sobre el mundo sobrenatural, lo que les lleva a tener más de un problema.

 

Steve Niles concibe un relato in media res, conocemos a Nick Hammond en una situación algo complicada y a partir su narración de los hechos que le han llevado hasta ahí descubrimos los acontecimientos. El guionista no pierde tiempo en presentaciones o en contextualizar nada. No importa. Conoce muy bien como funciona la aventura y va al grano sin dilación ninguna. Solo necesita darle un par de trazos a los personajes para que los conozcamos, lo que le preocupa es el viaje de sus protagonistas y en ello es en lo que se esfuerza. La narración es muy dinámica y fluida, no da un respiro al lector, que en seguida se sumerge en la historia.

 

Los “únicos” peros son sus diálogos, excesivamente vulgares, poco trabajados, y una trama demasiado dada a abusar de tópicos y soluciones ya manidas. Aún cuando el tono de la historia es muy desenfadado y hasta cómico, se echa en falta un mayor esfuerzo por parte del autor. El aroma pulp que quiere desprender no debería ser excusa para acudir a esquemas vistos hasta la saciedad. No hay una intencionalidad por su parte de jugar y revertir los clichés, simplemente los usa según los va necesitando. ¿La consecuencia? Que por muy divertida que pueda ser la lectura no invita a otra cosa más que a enterrar el libro al fondo de la estantería.

 

El volumen incluye una galería de ilustraciones y bocetos de los personajes de Fiona Staples.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados