Star Wars #22

Star Wars #22: Estamos locos

Star Wars #22Que alguien me quite los Tie de la cola

 

Nuevo arco argumental para Star Wars cuando está a punto de terminar su segundo año de publicación en Marvel (y Planeta Cómic en nuestras tierras). Tras las aventuras que han llevado a nuestros protagonistas a barrer el suelo de un coliseo en la luna de los contrabandistas, a estar a un tris de derrotar a Vader (y llevarse a su mano derecha como premio de consolación) y a tener que defender su propia prisión de otros Rebeldes quizás demasiado dados al fanatismo nos encontramos con dos números que nos devolvían un poco a la calma con una nueva historia de Obi Wan Kenobi (Star Wars #20) y un curioso Star Wars #21 en el que veíamos el conflicto desde los ojos de un peculiar comando de fuerzas del Imperio que resaltaban las partes más oscuras del poder frente al que los sith se levantaron.

 

Ahora, Jason Aaron vuelve a reunir al equipo protagonista para una misión estrafalaria (y algo kamikaze) cuyas intenciones finales aún no nos han sido reveladas, pero que comienza con una espectacular batalla espacial que le da a Jorge Molina la oportunidad de lucirse aportando el dinamismo de los enfrentamientos entre X-Wings y Tie Fighters de las películas a las frías viñetas. No está mal logrado el efecto y, por momentos, somos capaces de sentir los zumbidos de los láser al pasar cerca de las naves de los Rebeldes (sí, ya sé que en el espacio no se debería oír nada, poco me importa). También nos hace tomar consciencia de la diferente magnitud de las fuerzas en liza. Tal y como se decía en Rogue One, los Rebeldes están obligados a hacer valer cada uno de sus pilotos como cientos de los del Imperio y cada pérdida en la batalla que narra Aaron y dibuja Molina es percibida como una verdadera tragedia. Por eso también se nos muestra la cara del piloto momentos antes de ser alcanzado por un enemigo mientras que no le vemos el rostro a ningún soldado imperial.

 

Este es el último vuelo del Heraldo, así que hagamos que sea memorable

 

No sé a dónde conducirá esta nueva historia, pero me gusta el planteamiento. Tiene algo de romántico (basta con leer la entradilla de este párrafo) y de loco que recupera nuestra fe en la rebelión después de las oscuras visiones que nos han brindado el anterior número y la cinta que aún colea en los cines. Aaron pretende cerrar el segundo año de esta nueva y exitosa etapa por todo lo alto y les ha brindado a Luke, Leia y Han las mejores armas para lograrlo. Se avecinan unos números con un número infinito de posibilidades y esto es una gloria teniendo en cuenta que hablamos de unos personajes cuyas historias, a priori, ya conocemos.

 

Star Wars #22

Star Wars #22

 

Lo que no me encaja tanto (aunque es más porque me he acostumbrado demasiado al de Immonen, Yu y compañía) es al estilo “Disney” de Molina en el diseño de los personajes. Tras un buen puñado de tramas de dibujo de corte realista, este giro a lo caricaturesco no termina de sentirse bien. Sin embargo, si la historia avanza por los terrenos de la comedia puede revelarse como la mejor opción a largo plazo, así que no nos queda más remedio que permanecer atentos a las evoluciones de Aaron y Molina a los mandos de la principal cabecera de las series galácticas de Planeta para poder emitir un juicio con buena base argumental.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados