Transformers: More Than Meets the Eye #4

Transformers. More than Meets the Eye #4: Directo al DVD

Transformers: More than Meets the Eye #4¡Jean-Luc Godard, hasta la victoria siempre!

 

Vuelve, tras el parón de la apoteósica puesta en escena coral que supuso Cybertron Oscuro, More than Meets the Eye, la serie sobre los Transformers a bordo de la Luz Perdida en busca de la Cyberutopía y los Caballeros de Cybertron. Podría decirse que estamos frente a la segunda temporada de una de nuestras series favoritas, pero empezando este tomo en el número #28 norteamericano (y extendiéndose durante otros diecisiete números mensuales americanos hasta el #44), resulta un tanto complicado mantener esa fachada. Digamos que esta es una segunda etapa para la colección. Una etapa en la que Rodimus se deshace del apellido Prime (devuelto a Optimus al final del gran crossover antes mencionado) y una etapa en la que Megatron comparte con éste un claro papel protagonista tras el notorio cambio de bando con el que se ha marcado un antes y un después dentro de la cronología Transformer.

 

Cualquiera esperaría un cambio de tono en la colección acorde con los nuevos personajes a bordo de la extraña nave de los robots que edita Planeta DeAgostini, pero nada más alejado de la realidad. La presencia de James Roberts una vez más al frente del guión asegura una continuidad absoluta con todo lo que hemos leído hasta la fecha. Y esto se traduce en que, tras la última batalla por Cybertron, vuelven la épica y la comedia a bordo de la Luz Perdida. A la banda de inadaptados sociales que Roberts embarcó en su primer viaje se unen ahora otros “descolocados” de la sociedad como Nautica (¡¡una ‘chica’ Autobot!!)… ¿y qué personaje va a estar más descolocado que Megatron ahora mismo? Sin un ejército y en busca de algo que le defina más allá de la guerra que, como iremos descubriendo, nunca quiso comenzar y no supo parar, gran parte de este cuarto volumen va a girar en torno al ex-Decepticon en busca de la redención.

 

Te contaré un pequeño secreto… Puedo hacer lo que me venga en gana

 

Es genial que la entrada de ‘Megs‘ no le haga perder a la colección ni un ápice de su endiablado ritmo. Da gusto volver a pasear por la Luz Perdida, entrar en la enfermería de Ratchet, visitar el bar de Swerve, esquivar las inspecciones de Ultra Magnus… y recuperar las tramas intensas que dan la vuelta a la historia una y otra vez. MTMTE se ha diferenciado desde el primer número por la cantidad de tramas que es capaz de desarrollar a la vez y el peso específico de cada una de ellas. Roberts es un auténtico genio manejando a un plantel tan extenso como el de esta colección y el paso del tiempo sólo está haciendo de él alguien mucho más experto en lo que hace.

 

Transformers: More Than Meets the Eye #4

Transformers: More Than Meets the Eye #4

 

De hecho, con respecto a la serie pre-Cybertron Oscuro, esta nueva etapa gana en fluidez. Las historias y aventuras de Roberts cuenta y articula son cada vez más fáciles de leer, incluso si te cuesta quedarte con el nombre de todos los personajes que aparecen. La colección gana enteros con esto y se permite incluso virguerías como la de relatar el juicio a Megatron mientras nos hace ser testigos de la desaparición en el vacío del espacio de la nave que ha de llevar a nuestros personajes a la legendaria Cyberutopía (de nuevo mezclamos pura aventura con momentos de tensa política y frases para la posteridad). Y de estos líos cuánticos nos lanzamos de cabeza a una persecución a lo largo y ancho de la historia de Optimus Prime para evitar que su asesinato acabe con la vida Autobot tal y como la conocemos hoy (las referencias a Regreso al Futuro son tan obvias que Roberts termina teniendo que hacer referencia directa a la saga de Robert Zemeckis).

 

Para bien o para mal, se nos juzga por lo que hacemos y no por lo que decimos

 

¿Queréis más? ¿Qué tal una sesión de baile a bordo de la Vis Vitalis que termine en una lucha a muerte contra monstruos parásitos del carisma? ¿No? ¿Y un viaje a través de los terrenos comunes de las sitcom norteamericanas de la mano de las versiones humanas de Rodimus, Cyclonus e, incluso, Megatron? ¿Qué tal si cerramos el volumen con la encarnación robótica del mismísimo ángel de la muerte? Todo cabe en las casi cuatrocientas páginas que se casca Planeta en este cuarto tomo, que pesa como el diablo y ocupa más que el volumen del crossover que unió a esta colección con su hermana Robots in Disguise.

 

Transformers: More Than Meets the Eye #4

Transformers: More Than Meets the Eye #4

 

Y es que aquí le ha de caer un tirón de orejas a la editorial española. El nuevo volumen de More than Meets de Eye es casi inmanejable y resulta absurdo llevar tal desajuste con la versión norteamericana que nos podamos plantear editar de golpe diecisiete números (¡mensuales! ¡que eso es casi año y medio de publicación!) en un único y gigantesco tomo. En más de una ocasión me he preguntado como sería leer este cómic en su versión original, teniendo que esperar un mes entero desde el final salvaje de un número y hasta el comienzo épico del siguiente. La edición de Planeta representa la experiencia opuesta a lo que se pretende en la original. Menos mal que las historias de Roberts y el dibujo de Alex Milne son tan condenadamente buenos que uno no puede dejar de leer.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados