Transformers: Robots in Disguise #4

Transformers. Robots in Disguise #4: Cambio de escenario

Transformers: Robots in Disguise #4¡Todos a bordo hacia el planeta Tierra!

 

Os preguntaréis por qué he tardado todo un mes en preparar la reseña de la nueva entrega de Robots in Disguise. Bueno, los que -como yo- hayáis logrado superar la tentación de recurrir a la versión original del cómic para sortear la cadencia casi anual de Planeta a la hora de publicar nuevos tomos de los robots de Hasbro, sabréis dos cosas bastante obvias: Uno, que los tomos resultantes de esta periodicidad absurda tienden a tener un grosor monstruoso (lo que en una serie tan densa como esta hace más lenta aún su lectura). Y dos, que tras tanto tiempo sin saber nada de Optimus y los suyos muchas cosas vuelven a sonarnos a chino y se hace necesaria una labor de re-documentación y re-lectura previas para saber con quién demonios vamos a encontrarnos.

 

Así están las cosas. Mientras que fuera de nuestras fronteras podemos encontrar ya encuadernada y a precio de saldo (doce libras que vienen a ser unos catorce o quince euros) la aventura que viene a continuación de lo que leemos en este volumen, en España nos tenemos que contentar con pagar casi el doble por unos cómics que se publicaron originalmente, en el mejor de los casos, en marzo de 2015. La alternativa sería, claro, quedarnos sin recibir nada, pero sirva este párrafo para explicar el por qué de que tanta gente haya huido de la versión impresa.

 

Creo que te gustará esta parte, Machote

 

Volviendo a lo puramente creativo, John Barber vuelve a demostrar en este volumen por qué los Transformers están revolucionando el mundo de los cómics a través de IDW. Cuando aún están calientes las cenizas de Cybertron Oscuro, el guionista nos propone un radical cambio de escenario que deje atrás los oscuros juegos de poder que habían definido la serie hasta ahora para sustituirlos por el germen de un nuevo conflicto que lleva cocinándose, sin embargo, desde que un Starscream henchido de poder expulsara a los Autobots de la capital del planeta de los Transformers. Este cambio de aires pasa por llevar a Autobots y Decepticons de vuelta a la Tierra, el planeta en el que su guerra de cuatro millones de años llegó a su fin y que tantos dispares recuerdos genera en ambos bandos.

 

Transformers: Robots in Disguise #4

Transformers: Robots in Disguise #4

 

Las razones para este repentino viaje las encontramos en los compases finales del genial arco que “acabamos” de cerrar en España. El recién regresado Optimus se encuentra de pronto ante la posibilidad de rescatar del olvido a uno de los más antiguos líderes de los cybertronianos: Alpha Trion. Pero cuando su equipo se acerque lo suficiente al tercer planeta del Sistema Solar se dan cuenta de que los humanos no han permanecido de brazos cruzados desde que los dos bandos en guerra volvieron a su planeta de origen.

 

¿Esto es coincidencia o una pauta?

 

Lo que se presumía como una rápida actuación de entrada y salida en el planeta sin llamar la atención se convierte de pronto en una guerra reavivada por el control de la tecnología cybertroniana en la que los bandos van desdibujándose a medida que avanza la enrevesada trama que plantea el guionista (ya podía Michael Bay tomar nota de esto…) Dentro de cada facción comienzan a aparecer agentes ‘libres’ y Optimus se ve en un momento dado flanqueado por la cada vez más feroz independencia de Prowl (ahora convertido en el líder de los Constructicons) y la necesidad de investigar un misterio que ha permanecido a la sombra de Autobots y Decepticons desde hace más de ocho millones de años.

 

Transformers: Robots in Disguise #4

Transformers: Robots in Disguise #4

 

Mientras que la colección sobre los tripulantes de la Luz Perdida se centra en el seguimiento de la psicología de cada uno de sus personajes, Robots in Disguise vuelve a apostar por la exploración de las consecuencias que tienen cada una de las decisiones que los líderes de cada bando toma cuando se enfrentan al desafío de conducir a su raza hacia una nueva época que parece venir marcada por el final de los emblemas y la reaparición de viejos conflictos muy anteriores a la famosa guerra con la que Hasbro y Marvel presentaron a estos robots hace ya décadas.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados