Crónica del 20 Festival de Cine Alemán

Del 12 al 17 de junio ha tenido lugar en Madrid la 20 edición del Festival de Cine Alemán con una selección de títulos germanos de todo tipo de géneros. La película de inauguración fue En tránsito del director Christian Petzold, de la cual ya hemos hablado previamente y os invitamos a leer la crítica. Tras unos días muy intensos de cine estas son muchas de las películas que pudimos disfrutar:

 

Ella & Nell

 

Ella & Nell, de Aline Chukwuedo

Con un planteamiento muy sencillo, consistente en una excursión por la montaña entre dos amigas que llevan mucho tiempo sin verse, sirve de base para exponer un drama relativo a las razones por las que estas personas acabaron distanciándose y con el espacio como un personaje más. El terreno como metáfora emocional estrechándose o abriéndose dependiendo del estado de su relación. La directora sabe jugar muy bien con la tensión y el suspense en esta pequeña ópera prima que, a pesar de sus problemas de ritmo, consigue ser un trabajo muy estimulante.

 

 

Hagazussa, de Lukas Feigelfeld

Ambientada en los Alpes en el siglo XV, sigue la vida de una joven que vive sola en una cabaña después de que su madre muriese. Extraños sucesos comienzan a suceder que harán cambiar a la joven progresivamente hasta acabar sumergida en una pesadilla. Su relato inquietante e hipnótico nos habla de los temores y las creencias religiosas de la manera más sugerente posible. Ritos, sangre y elementos satánicos ponen el punto de terror en la selección con una historia espeluznante, densa y muy ambiental que recuerda mucho a la reciente La Bruja (2015).

 

La revolución silenciosa

 

La revolución silenciosa, de Lars Kraume

Adaptación del libro de Dietrich Garstka sobre una revolución estudiantil en Alemania del Este debido a la matanza de civiles en la Revolución Húngara de 1956. En el momento histórico en el que faltaban cinco años para que se construyera el muro y poniendo el foco en los jóvenes estudiantes, se construye una película sólida, con cantos a la libertad y con buenas interpretaciones sobre un tema político nunca antes tratado en cine.  Su único problema es el uso del melodrama que acaba siendo molesto y repetitivo.

En España podremos disfrutar  de esta película en salas de cine el 20 de julio de este mismo año.

 

The Cleaners

 

The Cleaners, de Hans Block y Moritz Riesewick

El apartado de no ficción del festival viene de la parte de The Cleaners, un documental sobre las personas encargadas de eliminar todo el contenido malicioso de la red. Un viaje a los bajos fondos de Internet dando a conocer esa cara oscura de todo lo perjudicial que puede ofrecer, desde la pornografía hasta el terrorismo pasando por todo tipo de contenido oculto y peligroso relacionado con los gobiernos. Resulta fascinante conocer cómo se realiza este trabajo y sobre todo cuales son las condiciones de los trabajadores. Desafortunadamente solo se llega a tocar la superficie del asunto por lo que el documental queda muy diluido y te deja con la necesidad de saber más.

 

El jardín

 

El jardín, de Sonja Kröner

Una historia familiar que transcurre en una casa de campo durante un verano. Un estudio de personajes de todas las generaciones a través de un suceso que se cuenta fuera de campo durante los años 70. En el jardín la debutante Sonja Kröner reflexiona sobre la infancia, la vida y la muerte a través de una familia burguesa. Es inevitable pensar en la película Verano 1993 de Carla Simón, especialmente por su presentación visual. Un trabajo compacto lleno de capas, con mucho ritmo y con grandes momentos de comedia que la hacen irresistible.

 

Cuatro Manos

 

Cuatro manos, de Oliver Kienle

Dos hermanas que vieron a su madre ser asesinada de manera brutal cuando eran pequeñas, sirve de contexto para plantear un thriller de venganza que, en palabras del propio director, está muy influenciado por directores como David Fincher, Brian de Palma o incluso Darren Aronofsky. Una trama física con un poderío visual apabullante, usando la luz y las sombras para crear una atmósfera siniestra y perturbadora. La violencia y las dobles identidades hacen de esta una película fascinante que te dejará sin aliento.

 

El hombre que salió del hielo

 

El hombre que salió del hielo, de Felix Randau
Sin diálogos comprensibles, ya que está contada en un idioma que no conocemos y los subtítulos son inexistentes, nos cuentan una historia de venganza en los Alpes durante el periodo neolítico. Mezcla todos los elementos habituales en este tipo de historias como el lado de supervivencia en un terreno hostil, la violencia, el amor, la soledad… Realizada casi con un estilo documental y con una cámara que se mueve casi flotando, acompañada de largas tomas, hacen de esta película un drama que, de manera inevitable, recuerda mucho a El Renacido (2015).

 

Las tres cimas

 

Las tres cimas, de Jan Zabeil

La película de Jan Zabeil empieza como unas vacaciones en las montañas que rápidamente se convierte en un drama familiar y acaba en una survival movie. Representa simbólicamente, a través de las tres montañas, los estamentos de la familia: el padre, la madre y el hijo. Con una narración pausada y con un tono constante de tensión, se construye una estremecedora y dura historia de relaciones familiares.

 

El capitán

 

El capitán, de Robert Schwentke

Desde la sección oficial del pasado Festival de San Sebastián llega El capitán, una película rodada en blanco y negro sobre un hecho que tuvo lugar en los últimos momentos de la Segunda Guerra Mundial. Un soldado raso huye de su pelotón y encuentra un uniforme de capitán que utiliza para cambiar su identidad y así poder sobrevivir. A partir de este punto el soldado se convierte en un nazi de lo más sanguinario y salvaje que cometerá algunas de las crueldades más duras jamás expuestas en el cine. Contrasta una fotografía cuidada al milímetro con una historia tan sucia y desagradable de contemplar. Una película fascinante que no se siente repetitiva en un género del que ya se han contado miles de historias en el cine.

 

En general el XX Festival de cine alemán nos ha dejado una selección de buenas películas con temáticas muy diferentes de las que quiero destacar tres títulos: Cuatro Manos, El jardín y El capitán. De estas tres películas desafortunadamente, por ahora, solo podremos disfrutar de El capitán en las salas de cine, cuyo estreno está previsto para el 21 de septiembre de este año. Las otras dos por ahora no tienen fecha de estreno en nuestro país.

 

Auf Wiedersehen!

Acerca de Jorge Delgado

Director de cine en fase alfa. Devorador compulsivo de películas y realizador de videocríticas en youtube. David Lynch como respuesta ante cualquier pregunta de la vida.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados