John Carter

IX Muestra Syfy. Día 1: Un gris ‘John Carter’

Este jueves 8 de Marzo de 2012 se ha inaugurado la IX Muestra Syfy de Cine Fantástico con la proyección simultanea del preestreno de John Carter y El Gabinete del Doctor Caligari, éste último acompañado de la música en directo del grupo español Pegasvs. Desde La noche Americana hemos de darle un tirón de orejas a la organización en cuanto a su gestión de las multitudes por un par de razones:

 

La venta de abonos y la recogida de los mismos (así como de las acreditaciones) se han llevado a cabo en dos únicas filas. El resultado ha sido una ventanilla semivacía a la que de vez en cuando se acercaba alguien a comprar su abono y otra con una cola que prácticamente doblaba la esquina de la Plaza de Callao a la que tenían que ingresar los que acababan de comprarse el abono… Porque comprar y recoger son cosas distintas que no se pueden hacer a la vez. Esto, a su vez, ha originado que las dos horas (de 19:00 a 21:00) fijadas por la organización para recoger las acreditaciones se hayan dilatado hasta más allá de las 22:00, hora en la que inicialmente iba a dar comienzo la proyección de John Carter.

 

Muestra Syfy
Colas para recoger los abonos y acreditaciones /Foto: Daniel Lobato

 

La entrada para ver la película de Andrew Stanton generó otra cola, esta con una longitud bastante más considerable, cuyo avance se vio frenado por la obligación de cada espectador de dejar en consigna su teléfono móvil y de someterse a un control aeroportuario para evitar dispositivos de grabación. Medidas estas un tanto absurdas cuando las pantallas de los Cines Callao nunca han destacado por su tamaño ni por su nitidez.

 

El incidente de los móviles encendió a un público que no recibió de buena manera los discursos de bienvenida de los organizadores y que quería que la película comenzara ya. No hubo manera, antes de la película hubo que ver los trailers de Battleship y Despicable Me 2, momento que aprovechó la organización para comprobar si los altavoces funcionaban, para tortura de nuestros oídos.

 

Una vez comenzada la proyección de la cinta de Disney el silencio se apoderó de la sala… Hasta que comenzaron a brotar los comentarios jocosos sobre una película que no ha convencido a casi nadie y cuyo doblaje provocó más de una carcajada por toda la sala. Tanto es así que un grupo más o menos numeroso de espectadores abandonó el cine antes de su conclusión, decisión que más personas habríamos tomado de habernos dado cuenta de que la media hora que nos costó entrar se repetiría al salir para tratar de recuperar nuestros teléfonos. Al final, a la 1:15 de la madrugada, el centro de Madrid se llenó de espectadores que volvían a sus casas con más pena que gloria y con la esperanza de que el resto de jornadas de esta Muestra compensen unos inicios un tanto patosos.

 

 

Compitiendo con el blockbuster John Carter, en la sala pequeña del cine Callao se proyectó una versión muy particular del clásico El Gabinete del Doctor Caligari, con música en directo de dúo catalán Pegasvs. Contra todo pronóstico la sesión colgó el cartel de aforo completo.

 

El resultado fue curioso, había momentos donde la música funcionaba muy bien, en especial en los actos que eran de noche, pero hubo otros momentos en que iba por otro lado. La música era una mezcla de ruidos muy en la línea de lo que esta haciendo Atticus Ross y Trent Reznor (La red social), aunque aquí no sonaba tan perturbador como se esperaba. Sí que en algunos momentos animaba bastante a un público muy gafapastil que sorprendentemente guardó silencio durante toda la proyección.

 

Como fallo, apuntar el problema de los subtítulos, que al no estar incrustados en la copia, sino debajo de la pantalla, desde el segundo bloque de butacas hacia el final, era muy difícil verlos debido a la poca grada que ofrecía la pequeña sala.

 

John Carter
John Carter, la encargada de abrir la edición 2012 de la Muestra Syfy

 

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados