Nacho Vigalondo

Rodajes: Nacho Vigalondo nos presenta ‘Open Windows’

Austin es una ciudad muy ligada a Open Windows. Sin ella seguramente ahora no estaríamos hablando de ella, o al menos no de la misma forma. Fue en Austin donde se forjó la relación entre Nacho Vigalondo y Elijah Wood (y que les ha llevado a embarcarse en este proyecto); y es en Austin donde se sacará la claqueta final de aquí a un par de semanas.

 

Estamos acabando la quinta semana y el rodaje de Open Windows entra en su recta final. Tres años después y más de una decena de versiones del guión -“de la primera versión del guión a la última no sobrevive ni una sola línea de diálogo” apunta Nacho– interrumpimos la magia del set (los periodistas siempre serán unos intrusos en él, por mucho que el equipo técnico les intente arropar durante su visita) para bombardear a preguntas a dos de sus protagonistas, Elijah Wood y la siempre sorprendente Sasha Grey, así como a uno de sus productores, el Apache Enrique López Lavigne, y cómo no, al genio tras la cámara, Nacho Vigalondo.

 

Elijah Wood and Nacho Vigalondo / Open Windows
Elijah Wood y Nacho Vigalondo

 

En las próximas fechas publicaremos un extenso reportaje sobre la producción, tal como hicimos con Extraterrestre. De momento, y evitando los odiosos e innecesarios spoilers, vamos a intentar descubrir qué es Open Windows.

 

Enrique da la primera pista: “Belén (Atienza) y yo le planteamos la idea de hacer una actualización del mito de La ventana indiscreta. Tenía la sensación de que Nacho podía llegar mucho más allá. Obviamente llegó tan allá que el marco que le planteamos lo abordó desde una perspectiva con una coherencia tan rígida que nos asustó. Es la idea de que la propia ventana indiscreta fuera la ventana de Internet y que no nos moviéramos de ahí“.

 

Este punto, el que la película transcurra en la ventana de un ordenador es el que le aporta la mayor complejidad a la historia. Al simular la pantalla del ordenador, según comenta Vigalondo, “el propio guión literario se convierte en un guión técnico porque en todo momento tengo que explicar por qué y cómo se abre una nueva ventana, que justificación tengo para abrirla y como esa ventana se sincroniza con todas las demás en el plano bidimensional que es la pantalla del ordenador“.

 

Enrique López Lavigne /Foto: Alberto López
Enrique López Lavigne /Foto: Alberto López

 

Esta historia empieza con alguien que hackea el ordenador de alguien, Elijah Wood, y que le da la posibilidad a este fan fatal (Neil Maskell) de una actriz (Sasha Grey) de poder llegar más allá que cualquier fan pueda llegar. Esa perspectiva, ese dilema moral del anonimato que da la pantalla de la red pudiendo tú infringir todo tipo de delito es lo que nos interesaba“. Un dilema o situación que en mayor o menor medida le afecta a todo el mundo.

 

Poniendo un ejemplo reciente y notorio (salvando todas las distancias), cabe recordarse el “accidente” de Paula Vázquez con twitter y su teléfono. Ese anonimato permitió a muchos twitteros a plantearse si llamar / escribir a la presentadora o no. Día a día decidimos si clickar en una ventana del ordenador u otra.

 

Una docena de formatos de cámara que según se utilicen ofrecen diversas posibilidades. “Cuando uno hace una película como Asesinos Natos y utiliza varios formatos de cámara lo que está buscando precisamente es la discontinuidad entre un fotograma y el siguiente, o que el espectador se pierda -para bien- en el montaje final. Sin embargo en este caso, cada formato que utilizamos está siendo contextualizado por la diégesis, que es el escritorio de un ordenador“, afirma Nacho.

 

 

Lavigne concreta el porqué de las elecciones del trío protagonista. Sasha Greyes un icono pop, y como tal creíamos necesario incorporarla“. Elijah Wood no solo se presta a saludar, sino que su nombre “nos vino enseguida, también la necesidad de verle descontextualizado de los papeles que normalmente suele hacer” y “Neil Maskell es un malo con cara de bueno, no hay nada más aterrador que eso“.

 

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados