Elfos #1

Elfos #1: Como en los libros

Elfos #1Haz tu pregunta joven elfa

 

Los libros de Reinos Olvidados como la saga de Elminster o las diferentes aventuras de Drizzt Do’Urden, la fabulosa macrohistoria de la Dragonlance con sus diversas trilogías asociadas, los libros de la Tierra Media que dieron origen a todo esto… Desde mi adolescencia he ido consumiendo de una manera casi obsesiva casi cada libro de fantasía épica que caía en mis manos. Siempre han sido para mí ventanas a otros mundos y a otras maneras de vivir la vida, más simples en esencia, pero también más dadas al conflicto. Los múltiples personajes que solían conformar los grupos de héroes (excepto en la maravillosa y solitaria saga del Elfo Oscuro) daban pie a que cualquier lector pudiera sentirse identificado con éste o aquél carácter y la amplitud de los mundos creados alrededor de cada historia nos hacía soñar con otras mil aventuras paralelas a las que estábamos leyendo (lo cual muchas veces se traducía en decenas de nuevos libros escritos por otros autores, algo así como lo que ha ido sucediendo durante muchos años con el universo Star Wars).

 

Dentro de todo este imaginario ha habido siempre cuatro o cinco razas de personajes que han permanecido invariables desde tiempos de J.R.R. Tolkien: Los orcos, los humanos, los enanos y, cómo no, los elfos. Las historias que se han contado de cada uno de ellos han girado en torno a sus características más definitorias. Así, los primeros siempre han estado asociados a la guerra, los humanos (con sus breves vidas) han contado gestas de poder y aventura, los enanos han sido ejemplo de relatos de cabezonería y fidelidad hasta más allá de la muerte y los elfos siempre han protagonizado historias de corte trágico muy relacionadas con sus queridos bosques y la naturaleza en general.

 

¡Y tú estás solo, espíritu del bosque!

 

Así, las dos historias que Yermo Ediciones nos presenta en esta nueva colección de relatos cortos parten de (o giran hacia) la tragedia que sufren sus personajes. La primera historia nos habla de una subraza de los elfos que yo tenía un tanto olvidada dado que no ha tenido grandes protagonistas en las novelas que he ido leyendo. Los elfos marinos, o elfos azules, son defensores de los mares y de las criaturas que viven en ellos. Controlan la pesca para evitar la sobreexplotación y viven arremolinados en islas de mayor o menor tamaño, siempre siguiendo la línea de la costa. El Cristal de los Elfos Azules nos habla de un objeto arcano de increíble poder que, en malas manos, podría servir para someter a los mares y a todas sus criaturas asociadas. A la vez seremos testigos de la misteriosa muerte de todos los habitantes de un poblado elfo. Jean-Luc Istin (Los Druidas) es el encargado de escribir esta historia, que mezcla misterio, guerra, magia y amores imposibles. El dibujo, que (como viene siendo habitual) es uno de los puntos fuertes de estos libros, cae en manos de Kyko Duarte (que ya colaboró con Istin en World War Wolves).

 

Elfos #1

Ilustración de Elfos #1, por Kyko Duarte

 

A este cuento le sigue El Honor de los Elfos Silvanos. Esta subraza a veces se nos ha presentado como la más rica y poderosa y otras (como en esta ocasión) como más salvaje y en comunión con la naturaleza. En cualquiera de los dos casos, siempre se ha considerado a los silvanos como a una de las razas más puras de entre los elfos. Entre sus miembros se cuentan a algunos de los más poderosos, pero también es ésta una de las facciones élficas más aislada del resto de razas que pueblan estos mundos de fantasía. Nicolas Jarry (El Trono de Arcilla) se basa en estas características para presentarnos un relato de corte clásico acerca de la relación prohibida entre una humana muy peculiar y un elfo silvano al que salva la vida. del dibujo de esta segunda leyenda se encarga Gianluca Maconi, al que tengo un poco más desubicado que los tres anteriores, pero que hace también un gran trabajo en la ilustración.

 

Este primer volumen de Elfos constituye una continuación perfecta de las historias que mucho de nosotros leímos de niños (y no tan niños). El carácter de historias cortas ayuda a ir conformando todo un universo en el que muchas aventuras ocurren al mismo tiempo y en el que, quizás, en un futuro veremos contado algún relato épico de los que tanto echamos de menos.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados