Elfos #3

Elfos #3: Convergencia

Elfos #3¡Será un honor fustigarte siete veces, Gaw’Yn!

 

Llegamos en la soberbia colección Elfos que está publicando Yermo a un tomo que llevaba mucho esperando: el que trata a los Elfos Negros.

 

Tras la lectura de El Señor de los Anillos, allá por mi adolescencia, y antes de caer en las garras de los geniales Margaret Weis y Tracy Hickman y su Dragonlance, un señor de apellido italiano me presentó al que se convertiría casi de inmediato en uno de mis personajes de ficción favoritos: Drizzt Do’Urden. El Elfo Oscuro, la fabulosa trilogía que escribió R.A. Salvatore y que nos presenta al personaje desde su nacimiento en Menzoberranzan (la siniestra ciudad de la Antípoda Oscura) y hasta su asentamiento en el Valle del Viento Helado, me presentó a una criatura de bondad nacida en el seno de las tinieblas y su lucha por escapar de su destino y escribir su propia historia. Me pareció un relato del que todos debíamos aprender algo e introdujo en mi imaginario un concepto que todavía no existía: el de una ciudad y una raza completamente dedicadas al mal. Ya había conocido a los orcos y a los Uruk-hai con Tolkien, pero los drows (otro nombre para los elfos oscuros) eran algo mucho más refinado.

 

Primos lejanos de los elfos de la superficie, los drows eran tan hábiles y longevos como ellos, pero mucho más mortíferos y despiadados. Su fanatismo religioso por la Reina Araña los movía tanto hacia el caos como a la ordenada vida en ciudades y fue precisamente este débil y delicado equilibrio el que me conquistó. Años más tarde seguiría leyendo aventuras de otros elfos oscuros (en La Guerra de la Reina Araña o La Dama Penitente) y, aunque sin Drizzt ya no sería lo mismo, el malsano funcionamiento de su sociedad seguiría cautivándome.

 

¡Bebo por ello Nerrom!

 

Es por ello que le tenía muchas ganas a este tercer tomo. La tarea de hablar de los elfos oscuros (negros en esta traducción) recae sobre los hombros de Marc Hadrien, un hasta ahora desconocido guionista para los redactores de esta revista que se hace acompañar por el también desconocido Ma Yi. Hadrien propone una idea un tanto distinta para esta subraza: en lugar de una rama escindida, el escritor nos habla de una selección de entre los miembros del resto de las razas élficas de los individuos más crueles e inclinados a la violencia. Para ello él y Yi nos presentan a un joven elfo azul que es reclutado por uno de los ojeadores negros después de haber dado varias muestras de la clase de ser en la que se ha de convertir. De su infancia entre las olas del mar la pareja nos lleva a ver su juventud entre las frías paredes de la inexpugnable fortaleza de los elfos negros en Slurce. Nos muestra así a una sociedad muy similar a la que yo vi en los libros de los Reinos Olvidados, pero que sobrevive en superficie y que se especializa en el asesinato y en los trabajos de mercenario. Un interesante acercamiento que se enmarca en la pequeña colección de divergencias que esta colección se ha inventado con el fin de beneficiar a su propia trama y que no hacen sino ampliar aún más el imaginario de quienes disfrutamos con esta clase de historias.

 

Elfos #3

Ilustración de Ma Yi para Elfos #3

 

Para la segunda mitad del álbum tenemos el regreso de Jean-Luc Istin y Kyko Duarte con una nueva historia protagonizada por los mismos elfos azules que abrieran la colección hace ya unos cuantos meses. En esta ocasión un nuevo misterio lleva a los protagonistas a embarcar y dirigirse al norte, al territorio de las nieves perpetuas. Del buen hacer de esta pareja ya hablé largo y tendido en su momento y ahora no he de decir nada más aparte de que mantengo lo ya afirmado. La sorpresa, más allá del enemigo utilizado en esta ocasión (y los ecos a otras historias que esto me evoca), viene con una revelación final que, leída entre líneas, habla de la existencia de un hilo conductor común para todas las historias que nos habría pasado desapercibido hasta ahora y que podría también hablar de una fluida comunicación (algo no demasiado sorprendente) entre los distintos autores que están colaborando en esta obra.

 

Elfos #3 mantiene y cuida el nivel de calidad demostrado hasta el momento por la serie. Un auténtico regalo para la vista y el recuerdo de los enamorados de la fantasía épica de Dragones y Mazmorras.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados