Los Druidas: El Círculo de los Gigantes

Los Druidas #2. El Círculo de los Gigantes: Lecciones de historia

Los Druidas: El Círculo de los Gigantes¡Tonterías!¡No existe un único dios!

 

Una y otra vez me acerco a los cómics de Yermo Ediciones convencido de que ésta será la definitiva, la vez en que veré un producto que me deje frío o que, simplemente, me resulte complicado de leer con esa edición en cartoné de gran tamaño tan cuidada y digna de ser expuesta casi más que de ser leída. Y una y otra vez me termino viendo atrapado en una obra que destila lo mejorcito del cómic europeo con unos acabados tan preciosos que invitan a su relectura (o sencillamente al placer de su contemplación artística) más veces de las que estaría dispuesto a confesar.

 

He de decir que acercándome al segundo volumen de Los Druidas sabía a lo que me exponía. La primera entrega me había dejado boquiabierto por la exquisita mezcla de los dones narrativos de Jean-Luc Istin (Las Crónicas de Excálibur) y la brutal fuerza de las ilustraciones de Jacques Lamontagne (Aspic). ¿Qué podía esperar de un segundo volumen que comenzaba con nada menos que la destrucción de la mítica ciudad blanca de Is? Pues bien, Istin y Lamontagne (acompañados de nuevo por el experto en mitología celta Thierry Jigourel) embarcan a nuestros protagonistas en una aventura que los va a llevar mucho más lejos de lo que les llevaron los tres primeros libros de la historia, en otras tres nuevas etapas que nos hablan de monolitos prehistóricos, vikingos e incluso piedras del destino.

 

¡Entonces encontradme a alguien que tenga algo bajo el kilt!

 

En este segundo tomo se nota un poco más la influencia de las otras obras de Istin en el argumento. Los pictos, las hechiceras de hipnótica mirada… vuelven a cobrar cierto protagonismo mientras Gwenc’hlan y su aprendiz viajan espoleados por el misterio de la muerte de los monjes cristianos y por las siniestras intenciones de la orden de negro que parece empeñada en desposeerlos de su identidad como druidas. Sin embargo, frente al tono belicista de las leyendas en torno a la espada del Rey Arturo, el guionista se mueve aquí por un terreno más contemplativo que invita a la reflexión: los protagonistas se ven envueltos en multitud de reyertas y actos violentos, sí, pero estos son más parte del paisaje que dibuja Lamontagne que una parte de la historia que pretenden contar los dos autores.

 

Los Druidas: El Círculo de los Gigantes

Los Druidas: El Círculo de los Gigantes

 

Las reflexiones de las que hablo pasan, una vez más, por el tema central de este título: el enfrentamiento entre los viejos y los nuevos cultos que se vivió en la Europa que presenciaba la expansión imparable del cristianismo a manos de consecutivos imperios. Pero en este número (aunque ya lo viéramos de pasada en el anterior) se incide mucho más en la capacidad de la religión cristiana para fagocitar y hacer suyos los ritos y las costumbres de las distintas creencias y religiones que se iba encontrando a su paso. Esto se hace especialmente patente en los últimos compases de la historia, con un enfrentamiento verbal entre el maestro de Taran y el líder de los villanos que pone sobre la mesa las bases de muchas leyendas e invita al lector a tomar parte por unas o por otras interpretaciones de las mismas.

 

Sólo hay hombres arrogantes que desprecian la vida

 

También vuelve a reflexionar el segundo tomo de Los Druidas sobre la capacidad destructiva del hombre que se aleja de su propia naturaleza. Los druidas se perfilan como esa generación que existió mucho antes que las nuestras y que vivía en comunión con la naturaleza. Istin acusa al hombre del presente de haber cortado todos los lazos que le unían con estos antepasados, anteponiendo el placer inmediato a las necesidades del alma y del entorno en el que vivimos. También hay espacio para denunciar a quienes, movidos por el más mezquino de los intereses, utilizan la fe y las organizaciones que giran en torno a ella para beneficio de sus propios objetivos. Y, en medio de tanta negatividad, también deja el guionista espacio para la esperanza, que escribe en torno al controvertido e interesante personaje de Winwaleo.

 

Los Druidas: El Círculo de los Gigantes

Espectacular ilustración para la portada del recopilatorio integral de la colección

 

El trabajo de Lamontagne, ya de por sí espectacular en el primer número, alcanza cotas inimaginables en esta entrega. Los Druidas ha logrado aunar bajo un mismo título a uno de los mejores narradores de la escena BD con uno de sus más talentosos ilustradores. Yermo Ediciones me ha vuelto a dejar derrotado y feliz frente a una entrega más de su cada vez más extensa y excelente biblioteca. Bravo.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados