Juntos y revueltos: África para toda la familia

Juntos y revueltos

Juntos y revueltos

Título Original: Blended

Director: Frank Coraci

Guión:Ivan Menchell, Claire Sera

Reparto: Adam Sandler, Drew Barrymore, Joel McHale, Wendi McLendon-Covey, Kevin Nealon, Jessica Lowe, Terry Crews, Dan Patrick, Bella Thorne

EEUU / 2014 / 117′

Productora: Happy Madison Productions, Warner Bros, Karz Entertainment

Llega el verano y con él el sol, las vacaciones, las piscinas y el jolgorio por doquier. Tiempo para pasar en familia y disfrutar de todo aquello que el invierno no permite. Y, cómo no…

Llega el verano y con él el sol, las vacaciones, las piscinas y el jolgorio por doquier. Tiempo para pasar en familia y disfrutar de todo aquello que el invierno no permite. Y, cómo no, el rey de este tipo de pasatiempos, Adam Sandler, aparece de nuevo para refrescar la cartelera con un calco del producto estelar de su fábrica de churros.

En Juntos y revueltos todo gira en torno al amor y la necesidad de proteger a la familia como lo más importante en la vida. Valores admirables a la par que repetidos hasta la saciedad en su filmografía (y en cualquier película norteamericana sin ánimo de digresión que se precie). El escenario que sirve a la vez de excusa para contar otra vez la misma historia es África. No se sabe bien en qué país existe un resort familiar en el que dan con sus huesos Jim y Lauren, ambos padres solteros con el único afán de entretener a sus hijos. Esperadamente, ambas familias tienen sus tiranteces en un principio para luego pasar a sentir lazos los unos con los otros.

Adam Sandler y Drew Barrymore retoman su innegable química frente a la cámara en lo que supone el filme más blanco de su filmografía conjunta. En su primera unión (también en manos del inefable Frank Coraci, como aquí) las cosas funcionaban gracias a las ganas de ambos de (re)lanzar sus carreras y hacerse un hueco. Un chico ideal (1998) funcionaba (y sigue funcionando) como una comedia romántica muy entretenida con algunos puntos acertados de humor. 6 años más tarde volverían compartir plano en la que hasta el día de hoy es la romcom más acertada de Sandler. 50 primeras citas (Peter Segal) es una eficaz mirada a la dificultad de hacer que una relación amorosa funcione día tras día, con una premisa plausible y trabajada, disfrazada, como no podía ser de otra manera, con la socarronería de su autor.

juntos-y-revueltos-adam-sandler

Lo que les lleva a ambos hasta esta Juntos y revueltos. Han pasado 10 años de aquel medio centenar de formas de enamorar y el cansancio, como los días vividos, pesa sobre los hombros. Pese al esfuerzo de Barrymore por mostrar algo más que entusiasmo y el hecho de que la onda entre ambos sigue siendo envidiable, la falta de originalidad, el uso de clichés y los convencionalismos así como la negligente (y últimamente demasiado recurrente) capacidad para unir conceptos de Sandler hacen que el resultado no sea más que un entretenimiento fútil para toda la familia sin el menor atisbo de originalidad, sentido del humor o coherencia interna.

juntos-y-revueltos-adam-sandler-drew-barrymore

Como en la mayoría de los últimos filmes entregados por Happy Madison, el gag fácil que combina slapstick con animales es el elemento predominante de la comedia. Por suerte, el romance y el drama ligero ayudan a interrumpir la escala de humor antes de que llegue a las ventosidades y los planos estirados de los que hacía gala Niños Grandes 2 (Dennis Dugan, 2013). Ello no es impedimento, sin embargo, para que numeros musicales interpretados sin vergüenza por Terry Crews lleven a la misma a los ajenos, la audiencia. Las cosas marchan relativamente bien hasta que irrumpe en escena el coro de africanos para cantar lo que muestra la pantalla (no, no es tragedia griega; es falta de escrúpulos).

Hubo un tiempo en el que esperar algo bueno de Adam Sandler no era una utopía. Por suerte para él y desgracia para el cine, los tropiezos de los años recientes hacen que esta aventura familiar en el continente africano resulte superior y más entretenida que, por ejemplo, Jack y su gemela (Dennis Dugan, 2011). Diversión veraniega para toda la familia en la que, al menos, se escapa del calor.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *