La Fuente de las Mujeres

La fuente de las mujeres: Una Lisístrata actualizada

Lisístrata es una de las obras teatrales que se conservan a día de hoy del dramaturgo griego Aristófanes. En ella se nos cuenta como un grupo de mujeres griegas se ponen en huelga de sexo contra sus maridos como método de presión para que estos den fin de una vez por todas a la guerra que mantienen en el Peloponeso. Esta obra daría lugar, entre otras, a que en 2002 apareciera la película homónima que protagonizó Maribel Verdú bajo la dirección de Francesc Bellmunt e inspira a la película de la que aquí nos ocupamos.

 

 

La Fuente de las Mujeres - Leïla Bekhti

 

 

De rabiosa actualidad:

 

Con la revolución que está viviendo actualmente el mundo islámico La Fuente de las Mujeres no podría haber llegado en mejor momento. En un poblado afectado por una grave sequía, con los hombres sin trabajo y las mujeres explotadas son éstas las que se rebelan contra las tradiciones injustas fruto de la interpretación machista de unos textos sagrados. En este sentido, el uso de la base argumental de Lisístrata está más que justificado ya que pone a los personajes en una situación perfecta para invitar a la reflexión del espectador.

 

Todo queda retratado bajo la detallista dirección de Radu Mihaileanu: desde los musulmanes tradicionalistas de pueblo hasta los educados y más moderados de la gran ciudad, la pobreza y cómo los fundamentalistas y terroristas se aprovechan de ella, incluso la fuerza del amor y de las mentiras que por él proferimos.

 

Pasado y futuro:

 

Dos personajes captan mi atención en este drama/comedia con exóticos tintes de musical (el uso de las canciones y de la música en general es soberbio y se lo hemos de agradecer a Armand Amar, colaborador habitual del director). Por un lado tenemos a la bellísima Leila (Leïla Bekhti), que interpreta el papel de una mujer extranjera (de otra tribu) casada con el maestro del pueblo (Saleh Bakri) y que no puede soportar una serie de injusticias que no contempló en su pueblo natal y que aquí son costumbre. A su lado se encuentra una inesperada aliada, la anciana Rifle, o la Vieja Carabina según qué traducción miremos, interpretada por Biyouna. Una mujer sin nada que perder, viuda y cuyos hijos ya no viven cerca, que no quiere ver cómo las jóvenes de la aldea se enfrentan a los demonios que ella tuvo que soportar durante toda su vida: “La última vez que fui realmente feliz fue a los 13 años, antes de que me casaran con un hombre al que no conocía”.

 

 

La Fuente de las Mujeres

 

 

Muchas historias:

 

Si de algo se puede acusar a La Fuente de las Mujeres, sin embargo, es de que a fuerza de querer presentarnos todos los puntos de vista abre demasiados frentes y algunos quedan sin resolver, mientras que otros no quedan suficientemente explicados. Todo ello a la vez que el metraje (algo más de dos horas) se antoja un tanto largo de lo necesario para contar la trama principal.

 

En resumen:

 

Una más que interesante actualización de una historia muy antigua, merece la pena darle una oportunidad.

 

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados