Jimina Sabadú y Pablo Vázquez

Jimina Sabadú y Pablo Vázquez: «La culpa de que haya imbéciles no es de WordPress»

¿Qué es Faraday? Esta es la pregunta que lleva rondando en nuestras cabezas desde mediados de mayo. El nuevo proyecto de Norberto Ramos del Val con guión de Jimina Sabadú y Pablo Vázquez en la que tienen cabida desde casas encantadas hasta debates en la blogosfera. Aunque para saber realmente qué es Faraday hay dos alternativas: apoyar a la película en su campaña de crowdfunding o leer esta entrevista con sus cabezas pensantes. O hacer las dos cosas y contentar a todos.

 

Jimina Sabadú y Pablo VázquezPregunta: ¿Cómo surge el proyecto?
Jimina Sabadú:
Surge hace ya un año y dos meses.

Pablo Vázquez: Este proyecto lo teníamos con la idea de hacer algo lo más barato posible –antes de hacer Summertime–. Pensamos en la idea de Paranormal Activity. Hacer algo así pero en plan coña. Nos sentamos a escribir y a los dos días parecía Transformers aquello. Ya era una cosa con presupuesto.

Jimina: Sí, poco a poco fue subiendo. En dos, tres días, habíamos pasado de la idea inicial de rodar un fin de semana y hacerlo muy baratito, a que ya había escenas con efectos especiales caseros.

Pablo: Había ouijas, cosas volando…

Jimina: Podemos hablar tranquilamente de subidas de 500€ en una sola escena. Yo me metí en el proyecto cuando me llamó Pablo –por entonces estaba estudiando un curso de español para extranjeros para irme a vivir a Australia ya que no tenía trabajo–. Me llama Pablo, «oye que se me ha ocurrido una película que vamos a hacer con Norberto, la vamos a rodar y va a ir a Sitges…«. Me entusiasmé mucho con la idea porque ofrecía poco trabajo, Pablo estaba entusiasmado…

Pablo: … Sí bueno, pero se me acababa de ocurrir esa misma mañana. Fue la mañana después de la premiere de Extraterrestre.

Jimina: Sí, es verdad. Pero estaba tan contento.

Pablo: Yo había conocido a Norberto tiempo antes por una entrevista para una web, La paz mundial; había visto la última peli suya, nos habíamos caído guay, ya habíamos hecho una promo todos juntos y queríamos volver a trabajar. Pensamos que este guión podía ser una buena idea y de ahí surge todo. Luego, el año pasado, nos dimos cuenta de que era una cosa demasiado cara para hacerla y decidimos meternos en otro proyecto, el de Summertime, –que no estaba Jimina– y que era este sí, algo lo más barato poible para rodar en dos días. Se rodó, se hizo crowdfunding, quedamos contentos y dijimos, «bueno pues ahora a por Faraday«.

 

P: ¿Por qué dejar pasar tanto tiempo para arrancar la producción si los recursos siguen siendo más o menos los mismos?
Jimina:
Pablo ha estado trabajando en Summertime entre medias, Norberto ha hecho un documental que se llama Pepón es guay, Pablo ha hecho un largo de dos horas que se llama Desmadre en la Noche de la Quietud, yo he hecho La Pájara

Pablo: Ha pasado de todo y este era un proyecto que requería centrarse, hacerlo con un poco de más calma, tener equipo para rodarlo en más días, hacer un crowdfunding más pensado; necesitábamos más tiempo. Como no hemos parado en este año, este ha sido el único momento en que hemos podido decir.

Jimina: Y ha sido un año de vaivenes económicos muy fuertes, sobre todo en el cine, y no nos lo planteamos como un proyecto normal de que se estrene en 200 salas, ni en 70. Pero sí que más o menos ya vemos como parece que se va a configurar el mercado y tenemos una idea de donde estamos. Hace un año no lo teníamos claro, no lo tenía claro nadie. Hubo un momento en que de repente parecía que iban a hacerle devolver a los productores todo el dinero, luego sube el IVA…

Pablo: Summertime se podía plantear como un proyecto suicida de «a ver que pasa», pero este ya no. En Faraday teníamos que tener las cosas más claras. Y ahora como parece que puede haber un mercado paralelo que funciona, pues vamos a ver.

Jimina: Un mercadito.

Pablo: Sí, un mercadito, cutre y tal.

Jimina: Ya son Los Vengadores o Faraday. No hay un punto intermedio, va a desaparecer.

Pablo: Cualquier película de serie B en comparación con Faraday o con Summertime es una superproducción. Aquí nada. Todo lo más barato posible y rápido.

 

P: ¿Ha habido muchos cambios en el guión entre que lo acabáis y retomáis el proyecto?
Jimina:
Hubo un cambio que era muy interesante. De repente el guión se convirtió en una historia sobre un colgante hechizado. Pablo hizo todo lo posible porque eso no sucediera y al final ha sucedido. Hemos cedido todos, cada uno había metido lo que más le gustaba…

Pablo: … Yo he ganado en todas las batallas, porque también había un chiste de una…

Jimina: … No es verdad.

Pablo: ¿Y el chiste de la compresa qué?

Jimina: Espérate que todavía no hemos rodado ese chiste.

Pablo: (risas) Bueno, yo creo que se va a rodar seguro porque a Norberto le encanta. Hay un chiste de una compresa en la película que Jimina quería quitar a toda costa.

Jimina: Al principio quería quitarlo pero luego me fueron convenciendo.

Pablo: Su argumento era que quemar una compresa era asqueroso y olía muy mal. A Norberto y a mí nos hacía mucha gracia meter eso en la peli.

Jimina: Bueno, te hacía gracia a ti, luego convenciste a Norberto.

Pablo: Entonces va a estar. De hecho va a durar como media hora (risas). Que la gente ponga dinero para ver el chiste de la compresa en 3D y en pantalla grande, porque es maravilloso.

Jimina: No, hemos hecho bastantes cambios. De hecho el final nunca nos convenció mucho.

Pablo: Es que el primer final era media hora de chistes privados sobre blogueros y dijimos «no, esto no funciona«.

Jimina: Servía únicamente para enfadarnos con gente y cabrear a espectadores ajenos a nuestro grupo.

Pablo: Que eso también está en el nuevo guión.

Jimina: Sí, pero al menos ahora tiene coherencia para quien no conozca.

Pablo: Pero luego es lo que pasa con estas comedias gamberras que dicen que son películas que no están hechas desde el rencor o del resentimiento, sino que son de buen rollo. Pues Faraday no. Tenemos un montón de resentimiento acumulado.

Jimina: Mogollón.

Pablo: Durante todo este tiempo, y queremos soltarlo. Por eso hemos escrito este guión y vamos a hacer esta peli.

Jimina: Toda la gente a la que han llevado a charlas a todas partes y a nosotros no.

Pablo: Esta es nuestra venganza.

Jimina: De hecho hay un personaje cuyos diálogos están cogidos de unas charlas de una persona. Las hemos cogido literalmente –que no tiene ningún sentido– y las hemos puesto ahí.

Pablo: Sí, pero creo que luego vamos a poner lo de que cualquier parecido con la realidad… La mayoría de los personajes están basados muy libremente en gente real. Sobre todo los malos, porque los buenos son los nuestros. De hecho podemos decir que los buenos somos nosotros.

Jimina: Sí.

Pablo: Faraday y Pati somos nosotros.

 

Jimina Sabadú y Pablo Vázquez

 

P: Por un lado tenemos a la pareja que se va a una casa que está encantada. Pero luego encontramos todo este universo de blogueros, críticas a los medios… ¿cuál es el equilibrio entre estas ideas más reivindicativas con la premisa de género?
Pablo:
Hombre, crítica a los medios tampoco tanto. Criticamos a la gente que usa los medios más que a los medios en sí. No vamos a criticar Internet.

Jimina: No, la culpa de que haya imbéciles no es de WordPress.

Pablo: No. Claro que no. Entre la gente que escribe hay gente que es imbécil, hay gente que no, gente que tiene gracia… En la peli nos hacía gracia sacar un poco la parte más ridícula, la más cómica; todo lo malo o todo lo terrible que trae consigo twitter, facebook y las redes sociales. Y confrontarlo de alguna forma con la parapsicología clásica con la que todos hemos crecido: la ouija de MB Juegos, de libros de fantasmas para colorear…

Jimina: Que bonitos eran esos.

Pablo: Son estupendos. Pues nos parecía una forma de decir: aquí los parapsicólogos clásicos, ingenuos, son como los buenos porque representan una tradición muy simplista pero muy auténtica, y los malos son los blogueros actuales, que se lo toman más en serio, pero son más falsos, trepas y todo eso.

Jimina: También se ha producido una polarización en el mundo Internet que gracias a twitter, los blogs y demás da la impresión de que fuera de los centros de las grandes ciudades, todo el mundo es… está en el Congo belga. Como si se considerase que la gente de Alcalá de Henares –y ya no te digo de Toledo– por poner un ejemplo, no existe. Entonces claro, se suceden cosas que solamente se entienden muy en el centro de Madrid y Barcelona. Si llevas a cualquiera de estas personas al exterior yo creo que pueden…

Pablo: O los sacas del Picnic solamente.

Jimina: Y los llevas al chino de enfrente hay un problema de comunicación.

 

P: ¿No existe riesgo de por este tipo de temas que se abordan, no sea una peli accesible a un público muy amplio?
Pablo:
Fíjate en Padre de familia, el 80% de los chistes son localistas y no pasa nada. Lo que funciona en la peli, la historia de amor y la trama paranormal lo puede entender todo el mundo porque es una cosa muy clásica. Luego están las referencias puntuales que quien las pueda pillar bien, y quien no pues no.

Jimina: De todas maneras hemos pretendido que no sea absolutamente hermético en las revisiones. Aunque no sepas quien es una persona, los conceptos si los manejas. Los conceptos de jefe de la pandilla o cuando a alguien se le ha ido un poquito de las manos su autoimagen; eso más o menos todo el mundo lo controla.

Pablo: Eso es universal. Ya está en los dibujos animados o en las comedias juveniles de toda la vida, siempre se ve quienes son los malos y los buenos.

Jimina: En cualquier capítulo de Hannah Montana siempre hay un personaje que va…

Pablo: Sí, que ahí también hay una división entre dos mundos. Pues ese es el referente principal de Faraday (risas), puedes decirlo. Es como si de alguna forma estamos en la gran fiesta del trepismo y de la impostura y, en comparación con toda esta gente, Aramis Fuster o Rappel son héroes. Tenemos que agarrarnos a eso. Y eso es de lo que trata Faraday.

Jimina: Además hay una parte muy tierna en el mundo de la parapsicología. Están los que se lo creen de verdad y los que quieren creer, y todos ellos cuentan con el cachondeo del respetable. Es gente que en su campo trabaja muy duro aunque nadie les toma en serio –bueno es que a veces dicen cosas que es muy difícil tomárselas en serio–. Pero creo que son personajes muy entrañables, son antihéroes de la vida real.

Pablo: Y de pequeños, cuando leíamos Año Cero o Más Allá o veíamos programas como Secretos y Misterios, pues sentíamos cosas muy distintas. Ahora en vez de eso leemos Jot Down o el blog de Fotogramas no se qué. O nos metemos en facebook y twitter para ver que ha puesto alguien. Hemos perdido una cierta inocencia en el paso de una cosa a otra. Y sobre todo lo que hay ahora es un cinismo muy grande y lo que había antes era una ambición de querer explicar y comprender todo el mundo que era muy divertida también.

 

FaradayP: Me da la impresión de que la película –el guión– tiene la intención de criticar ese cinismo, tiene un tono frívolo hacia las actitudes actuales.
Jimina:
Yo no pretendía criticar exactamente el cinismo, sino más bien la impostura.

Pablo: Tampoco queremos criticar a nada en concreto. Mostramos simplemente a los personajes, es una comedia. No sé si el reportero pretende criticar algo.

Jimina: Está la diferencia entre hacer un chiste sobre alguien, sobre su actitud, y hacer el chiste personal, que es donde no queremos meternos. Entre decir que «no se calla nunca, es como una cacatúa», a decir «es una gorda imbecil» hay un arco de crítica. Queremos estar en el primer lado, no en el segundo.

Pablo: Bueno, pero el segundo también es muy divertido. El segundo es South Park también.

Jimina: Sí, de hecho no hay nada mejor que descalificar alegremente a alguien.

Pablo: Hombre, un poquitín de eso también hay.

Jimina: Pero eso mejor en privado.

Pablo: Sí, mejor en privado. O para la secuela.

Jimina: ¿La secuela?

Pablo: Sí, la secuela va a ser directamente «ahora es algo personal». Faraday 2. (risas) Estaría muy bien.

Jimina: Sí.

 

P: ¿Y así, grosso modo, de que trata Faraday? Fuera de todo este tipo de temas que se abordan.
Pablo:
¿Sacando todo lo de los blogueros? ¿Cuál es la trama principal?

Jimina: Vamos a dar dos versiones.

Pablo: Tú das la versión Pati y yo doy la versión Faraday.

Jimina: Para mí es la historia de una pareja a punto del desencuentro y que se acaban entendiendo gracias a lo que les separaba, que es la parapsicología y la modernez.

Pablo: Básicamente es una historia de amor entre dos personas incompatibles y que no pegan absolutamente nada. Si has visto el vídeo de crowdfunding te lo habrás dicho, «cómo pueden estar estos dos juntos». Pues la gracia está ahí.

Jimina: Claro. Parejas más raras se han visto.

Pablo: Y lo que le pasa. Él tiene una crisis de fe con la que empieza la película, deja de creer un poco en estas cosas, está un poco desencantado y también dejan de creer ellos dos, en sí mismos como pareja. Entonces claro, tiene que meterse por ahí otra serie de personajes para que esta pareja imposible se vuelva a juntar.

Jimina: Luego también hay una realidad, el mundo de parejas con pasiones un poquito idas de madre. Por ejemplo, Luixy Toledo, cuando llega a casa que tiene mujer e hijos, ¿qué le dirán de sus canciones? Iker Jiménez sabemos que comparte con su mujer la pasión por la parapsicología; pero hay otros casos que, ¿qué les dirán al llegar a casa?

Pablo: Pues eso es el amor en estado puro.

Jimina: Una bloguera de moda que llega a su casa y le dice a su marido: «cariño que he hecho un vídeo de mí caminando en la cinta elíptica, con música» y el novio «estupendo, cuánto me alegro«. A mí me interesa mucho ese mundo en que callas.

Pablo: Sí, el no entender nada de lo que hace tu pareja ni de sus sueños. Algo tan personal como los sueños…

Jimina: … Pero aún así apoyarlo.

 

P: ¿Y este tipo de parejas tiene futuro a largo plazo? ¿No llega un punto en que por mucho que lo entiendan, el no compartirlo…?
Pablo:
… Hombre si Luixy Toledo hubiera tenido que esperar a encontrar una persona que fuera como él pues…

Jimina: … a lo mejor seguiría esperando. Toro Bravo, que vive en Alcalá de Henares, que pinta sus cuadros y piensa que es un dios y que es inmortal. Su mujer, no sé si estará muy de acuerdo, pero le apoya. Ahí está.

Pablo: Le dice, bueno, yo te quiero al margen de que pienses que eres un dios inmortal.

Jimina: Sí, a mí me parece muy bonito. Hombre, es un mundo en el que intentas no meterte.

Pablo: Claro. Puedo enamorarte sin convencerte de que eres guay, de que eres la polla y de que eres lo mejor.

Jimina: Me parece muy bonito tener una pareja que tiene un mundo ajeno a tí que no entiendes. Yo tuve una pareja que estaba en el culturismo, no entendía nada de la dinámica de ese mundo pero de repente, que el Premio Mr. Olympia –que es un trofeo que no le importa a nadie– fuese un evento en su vida, me parece hermoso.

Pablo: Es un complemento, es descubrir otros mundos a partir de alguien a quien quieres. Pues lo mismo que le pasa a Pati con Faraday y al revés.

Jimina: Más a Pati con Faraday.

Pablo: Porque Faraday como que pasa de todo.

Jimina: Sí, él piensa que ya ha pillado a una chica guapa y ya está todo hecho. Los problemas de pareja vienen de ahí. Nunca está todo hecho.

Pablo: No es una película que tenga una moraleja de pareja, porque todo es tan como la vida de decir «bah, pues sale así y ya está. Estamos juntos, vamos a seguir juntos«. No esperéis que los personajes cambien y que Pati se haga de otra forma y que Faraday no, porque no creo que cambien tampoco mucho. Pero que va a cambiar la vida de la gente, claro que sí.

Jimina: A mí me encantaría que llegara alguien y me dijera «he roto con mi novio con el que llevo 15 años porque he visto vuestra película«.

Pablo: Eso sería genial. O imagínate que alguien dice «he salido a la calle y he matado a 15 blogueros» (risas) o «he borrado mi cuenta de twitter en la que tenía ya 5000 seguidores, gracias a Faraday«. Pues estaría bien. Lo de los blogueros muertos no. Mejor «les he mandado un virus a los blogueros«. Vamos a dejarlo así. Eso sí que estaría bien. Que los mataran pues no nos haría gracia.

Jimina: No.

 

Diana Gómez y Javier Bódalo


P: Y ya centrándonos en el crowdfunding, ¿Cómo lo veis como fuente de financiación? Hay muchos proyectos que sí logran su objetivo pero otros tantos que no.
Jimina:
Es normal, es muy difícil. No solo es despertar el interés de la gente, sino que la gente no suele tener dinero. Por eso se utilizan incentivos, cada uno el que considera. Lo más habitual es ofrecer un DVD cuando las películas están terminadas, pero me parece normal que haya muchas que no lleguen al término. Es una carrera y cada día es como…

 

P: ¿Pero no da un poco la sensación de que ha habido ya no un boom de proyectos, sino que hay un exceso de propuestas que apuestan por esta vía?
Pablo
: Sí, no solo películas, sino cualquier cosa ya.

Jimina: Bueno, hay una fórmula que para mí funciona muy bien. La de los libros, porque es como una pre-venta. Y además editoriales pequeñas, por ejemplo el caso de Es Pop. Es una editorial que me parece estupenda pero que a veces sacan cosas que no llegan a un mínimo, entonces se aseguran así de que tienen vendido el mínimo para cubrir los gastos. Creo que sí, que cuando se estabilice en el futuro, puede tner mucho sentido para cierto tipo de productos.

 

P: Claro, pero como dices, con un libro estás apostando por algo físico. Con una película vas por una idea, algo que está muy en el aire.
Jimina:
Yo creo que es muy importante que sean películas con el guión terminado. Lo que creo que es un error es intentar vender una película en la que solamente tienes la idea. Y es lo que ha pasado en alguna ocasión y luego… Nosotros nos hemos metido en el crowdfunding ya con un plan de producción hecho, con los actores cerrados, con el guión muy cerrado, estamos muy seguros de lo que tenemos y de porqué creemos que la gente debe interesarse. Si tuviésemos la más mínima duda, no nos hubiésemos metido.

Pablo: Lo vemos sobre todo como una campaña de promoción antes de rodaje y demás para que la gente empiece a hablar de la peli y sepa que existe. Si nos quieren apoyar, pues mejor, porque gracias a eso la película va a ser mejor, los actores van a poder cobrar más, el equipo podrá estar más a gusto e igual se podrá hacer un efecto especial más. O sea, que la peli puede molar más. Entonces, si nos quieren apoyar, mucho mejor. Si no, pues al menos ya se están enterando de que Faraday es un proyecto que existe y que va hacia delante.

Jimina: Además vamos generando material especialmente para el crowdfunding y para la campaña, que para nosotros es trabajo pero también es muy entretenido y nos va aportando pequeñas ideas para rodar.

Pablo: Todo sirve, desde luego. A base de dar la lata en facebook y a vosotros los medios, porque es básicamente luego lo que hacemos.

 

P: Si no se llega al mínimo, ¿hay un plan B para lograr la financiación? ¿La película se hará salga o no salga el crowdfunding?
Pablo:
En este caso estamos ya tan implicados hasta el final que…

Jimina: Creo que la sacaríamos hasta sin.

Pablo: Sí, pero saldría peor.

Jimina: Y habría bastantes más aristas en el rodaje. A la gente le gusta mucho trabajar de buen rollo, pero cuando el buen rollo incluye pagarte tú la comida y la gasolina, el buenrrollismo acaba antes.

Pablo: Igual llegamos solo a 65 minutos, se cortaría ahí y no tendríamos final. Tendríamos solo una película más corta, o arrancaríamos páginas del guión.

Jimina: Páginas más vistosas de repente pues ves un sitio donde hay cinco personas cuando se nota que está escrito para que haya cien.

Pablo: O algún cameo guay se nos caería. Cuanto más apoyo tengamos mejor, más guay puede quedar la peli. Con esto ya tenemos un punto de partida, se sabe que hay dos actores fantásticos como son Javier Bódalo y Diana Gómez que tienen muchísima gracia, que son superfrescos y divertidos; saben también el argumento, de qué va la peli, lo que es; tienen un poster… y poco a poco iremos subiendo otras cosillas. ¿A quién no le va a gustar una comedia paranormal? Es como un baptisterio romano.

Jimina: ¿A quién no le va a gustar un baptisterio romano?

Pablo: Esa sería la clave de la promo: ¿A quién no le va a gustar un baptisterio romano?

Jimina: De hecho lo podríamos meter en algún lado.

Pablo: Sí, es verdad. Me extraña que no lo hayamos hecho, porque está llena de chistes así.

 

Jimina Sabadú y Pablo Vázquez

 

P: ¿Se ha buscado otro tipo de financiación al margen del crowdfunding o este será el grueso de la financiación?
Pablo:
Norberto tiene sus productora, Norberfilms, y él saca las pelis pues como sea. Como sacó Summertime. Es decir, el crowdfunding y el low cost ya lo había inventado él hace 10 años, ahora le han puesto otro nombre. Cuando hizo Hienas y empezó a subir capítulos a youtube, ya estaba haciendo de todo, estaba haciendo crowdfunding con sus amigos y su familia, estaba haciendo low cost. Faraday ahora saldrá adelante por su empeño y por sus cojones, como salió adelante El último fin de semana o Summertime.

Jimina: También la gente ayuda mucho, la gente que cree en el proyecto o que cree directamente en alguno de nosotros. Ayuda aunque no sea económicamente, poniendo algo que tiene. Hay quien que de repente tiene una cámara que durante tres días que no le hace falta. Hay gente que tiene cosas extrañísimas, y podemos tirar de estas cosas.

Pablo: Sí, de hecho vamos hacer toda la peli así. Arreglando las cosas el día anterior, buscando focos, buscando cámaras, buscando gente que nos deje un piso…

Jimina: Simplemente alguien que se ofrezca a llevarte conduciendo, ya es estar quitando…

Pablo: … O que le haga ilusión que estemos rodando en su salón o salir en la peli al lado de no sé quién y tener un cameo, todo eso. Esta es una peli muy complicada porque son 60 actores, más los extras y un montón de escenarios. Tenemos que hacerla un poco así.

Jimina: Al final se nos esta yendo de las manos.

Pablo: Yo ya lo dije, que se nos está yendo.

Jimina: Pues no te recuerdo diciendo eso.

Pablo: Cuando dijimos lo de Transformers, fue el segundo día.

Jimina: ¡Ah, sí!, Bueno, pero yo lo veía más temas de producción, de cosas de la casa…

Pablo: Iba a ser la cosa más simple del mundo, iba ser el esquema de Paranormal Activity, con la pareja en la casa y ya.

Jimina: Y no sé en qué momento empezó a aparecer gente y gente… y metemos una presentadora…

Pablo: … Y luego que muera, que se le caiga…

Jimina: … Y luego un congreso de blogueros. Y el director de una revista de moda. Y un mono.

Pablo: Pero no lo vamos hacer más porque si no a Norberto le da algo. La siguiente será mucho más sencilla.

 

P: ¿Pero de aquí al rodaje puede seguir mutando?
Pablo:
Irá mutando, pero ahora a menos. A más es imposible

Jimina: Quizás añadan o quiten chistes.

Pablo: Hombre, si ahora la gente da de golpe 50 mil euros de crowdfunding, nos salen cinco mecenas así, pues haremos algo más espectacular, un tsunami o una escena de persecución yo que sé, cosas así.

Jimina: Y siempre a las malas, a las malas, con que pasen la película en la Cutre-Con yo me doy por satisfecha.

Pablo: Yo creo que eso si que se puede conseguir. Y tendremos crítica en cinecutre porque ya la tuvo Summertime.

Jimina: Eso para mí es un placer. Yo creo que estamos haciendo algo en unos márgenes del cine de los que no me pretendo mover; al menos yo estoy muy a gusto donde estoy y creo que no hay mayor placer que las páginas o blogs que te gustan te hagan una crítica aunque sea mala

Pablo: Simplemente aparecer ahí y ya está. Puede ser como Summertime, que sí que tuvimos críticas buenas en todas estas páginas. Ahora como hemos hecho una peli que no es de cuatro mil euros sino un poquitín más, de quince mil, puede que piensen que hemos hecho una superproducción en comparación con Summertime y que nos hemos vendido. Pero eso sería super guay.

Jimina: Como con los discos, un grupo que antes vendía 100 discos y ahora vende 400 más son unos vendidos.

Pablo: Pues eso es lo que nos va a pasar.

Jimina: Esa indigencia intelectual es fascinante y ojalá nos toque a nosotros.

Pablo: Estaría muy bien, pero sí, críticas malas nos van a tocar. Da igual, la gente se va a reír. Es lo que queremos.

 

P: Pues si queréis añadir algo más para finalizar.
Pablo:
Que nos va a salir una peli muy rara, pero esperemos que muy divertida.

Jimina: Y como Marta Sánchez en las fiestas de Barajas del año 98, compradme el disco, ¿vale?

Pablo: Y apoyad el crowdfunding por favor que se hará mejor la peli.

 

Podéis apoyar a Faraday e invertir en la película a través de su página en MyMajorCompany y seguir sus novedades en facebook.

 

Fotos Jimina y Pablo: DANIEL LOBATO
Poster e imágen de Diana y Javier: NORBERFILMS

 

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados