Cannibal Cuisine

Cannibal Cuisine: Cocinando turistas

Hace ya muchos años Nintendo revolucionó el mundo de los juegos multijugador de diversión con Mario Party, un juego donde tenías que ganar a cuatro amigos en un tablero loco con mil trampas y otras tantas pruebas que había que intentar ganar para terminar siendo el mejor. Después, muchos desarrolladores han querido imitar a su manera esa forma de crear un juego multijugador y, ahora con Internet, ya no hace falta estar en la casa de un amigo para poder jugar. Y en los últimos años el juego que más ha conseguido unir a los jugadores y volverles locos, literalmente, ha sido Overcooked. El juego consistía en gestionar una cocina en colaboración con otros amigos para sacar adelante todas las comandas que te pedían los comensales. Risas, cabreos, lío entre quién hacía qué y un montón de situaciones disparatadas es lo que nos esperaba en Overcooked y en su secuela. En esta línea llega ahora de la mano de Rocket Vulture, Cannibal Cuisine, que imita muchas de las mecánicas de Overcooked pero le introduce unos elementos realmente gamberros que harán que la diversión crezca. Eso sí, Cannibal Cuissine está orientado a ser disfrutado en multijugador, pues el nivel de dificultad que alcanza en el modo de un solo jugador puede ser realmente desesperante.

 

Cannibal Cuisine

 

En Cannibal Cuisine, al igual que en Overcooked, hay que conseguir crear los platos que los comensales pidan. En este caso los que pida Houchooboo, un Dios que está muerto de hambre, y que no lo va a poner nada fácil. Pero aquí no terminan las novedades, pues en lugar de tener un lugar donde conseguir los ingredientes que nos piden, nosotros tenemos que asesinar a los turistas que se acerquen a la isla para conseguir la carne. Este toque bruto hace que el juego tenga otra dimensión mucho más salvaje, como los caníbales, y que a su vez genere unas carcajadas. Pero esos turistas no van a dejar que los matemos sin más, sino que se defenderán y podrán matarnos a nosotros haciendo que el tiempo corra y quizás no entreguemos la última comanda necesaria para pasar de nivel a Houchooboo. También el propio Dios nos lanzará bolas de fuego cuando nos equivoquemos en los ingredientes que ha pedido, haciendo que tengamos mucho cuidado a la hora de cocinar. Pero la dificultad no termina aquí, ya que siempre hay obstáculos por medio: ya sea un río, barriles moviéndose o lava que nos harán pasarlo mal, ya que no está todo en el mismo trozo de tierra y tendremos que buscar la forma de solventar estos problemas.

 

Cannibal Cuisine

 

Pero para ello el juego deja que antes de empezar la partida podamos personalizar a nuestro caníbal para que tenga una habilidad especial y modificarle el vestuario; e incluso el arma que usa para dar caza a los turistas. Algunas de las mejoras que nos deja el juego es impulsarnos para atravesar estos obstáculos, otros es que podremos darle más vida a la hoguera donde cocinar la comida o poner una trampa para aturdir a los turistas. Con estas mejoras el juego acorta su dificultad, pero como he dicho al principio, es un juego orientado al multijugador más que a jugarlo solo. Esto se nota a la hora de elegir habilidad al principio de la partida, pues la mejor es que podamos ir avanzando rápido para quitarnos los obstáculos. Aún así, la dificultad aumenta al subir de nivel pues en algunos niveles tendremos que darle de comer a dos Houchooboos y no son las mismas recetas, pues arriba a la izquierda de la pantalla nos aparecen lo que tenemos que cocinar y de un color diferente. Con varios amigos la cosa no es tan complicada pues cada uno se encarga de una parte, pero estando solo es complicado porque acabas liándote con las recetas y muchas veces no te da tiempo a llegar para sacar del fuego. Por eso, el juego exige unos niveles de precisión en un solo jugador muy altos.

 

Pero a pesar de esto, es super divertido. Te estarás riendo solo, cabreándote y buscando a gente para jugar sin parar. Es tan adictivo que cuando quieras darte cuenta habrán pasado horas. Tiene algún bug a la hora de intentar hacer las cosas rápidas que hacen que el personaje se quede enganchado en una pared del escenario o que avance sin tú mover el joystick; me imagino que cuando salga el juego lanzarán algún parche para solventar todos estos problemas. Pero por ahora solo podemos recomendar este juego si te apasionan este estilo de formas de diversión y si el juego multijugador es lo tuyo, pues la experiencia es muy divertida.

Acerca de Christian Leal

Avatar de Christian Leal

Desde niño me apasioné por el séptimo arte, por ello decidí licenciarme en Comunicación Audiovisual, pero después amplié mis miras también hacía la pequeña pantalla en la que devoro, bebo y me alimento de series y cine. Mi vida podría resumirse en un guión de Aaron Sorkin dirigido por David Fincher o Michael Haneke.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *