El Cairo 678

El Cairo 678: Cine Social Excepcional

El Cario 678 es la triste historia de cómo las mujeres egipcias se enfrentan a una sociedad que niega la evidente existencia del acoso sexual y las vejaciones a las que muchas de ellas son sometidas casi diariamente. A través de las historias de tres mujeres, que confluyen hacia la mitad de la película, el director y guionista Mohamed Diab retrata en su ópera prima uno de los capítulos más vergonzosos de su país que desgraciadamente comparte con muchos otros.

 

A pesar de la importancia y gravedad del tema que trata, la película no se convierte en ningún momento en un panfleto o un dramón de lágrima fácil, sino en una historia realista y triste con la dosis de conciencia que requiere hablar de la difícil situación que viven las mujeres de Egipto.

 

El tono, adecuado en todo momento dependiendo del punto en el que se mueve la historia es uno de los grandes aciertos del film, así como un ritmo soberbio que no da descanso al espectador. Lo más interesante de El Cairo 678 es la capacidad que tiene su autor para aunar las virtudes del mejor cine social con una historia, un guión y unos personajes que funcionarían perfectamente en una cinta de mero entretenimiento. Además, el autor se permite el guiño a otros géneros, en concreto el policial, en una subtrama que no solo no desentona sino que amplía las dimensiones de la cinta funcionando incluso como alivio cómico.

 

El Cairo 678

 

 

Y es que para sustentar la crítica social Diab se sirve de unos personajes magníficamente construidos e interpretados. Todos ellos, desde el peor de los acosadores hasta las más resignada de las mujeres, disfrutan de unas personalidades reales y complejas que evolucionan a lo largo de la película hasta el punto de que la empatía no solo se siente con los personajes femeninos, sino también con los hombres, que a menudo no son malos por naturaleza sino víctimas de la influencia de su propia sociedad.

 

Destacan, sin ninguna duda, las tres protagonistas, que interpretan a mujeres de diferente clase e ideología con un objetivo en común por el que luchar y arriesgarse hasta límites insospechados: la libertad femenina y el cambio de una sociedad atrasada en algunos aspectos de vital importancia.

 

Una apuesta segura que combina cine social y entretenimiento de forma, y con calidad, excepcional y que deja con muchas ganas de saber cuál será el próximo proyecto de Mohamed Diab.

 

 

 

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>