The Help

Criadas y Señoras: Un discurso blando y académico

Como adaptación, Criadas y Señoras no hace justicia a la novela de Kathryn Stockett, ni en fondo ni en forma, pero no sería justo abordar la crítica desde esta perspectiva. En cambio, como película, Tate Taylor ha sabido crear un producto muy académico, quizás con cierto regusto a prefabricado, pero muy emotivo y funcional.

 

Criadas y Señoras explora la lucha por los derechos civiles de los años 60 a través de la relación de las criadas (negras) y sus señoras (blancas) con una joven idealista empeñada en escribir un libro sobre esta relación como hilo conductor. Y lo hace con un sentimiento muy limpio, blando incluso. En un momento en que la sociedad tiende a ver el lado negativo de las cosas y combatir de forma agresiva, Tate Taylor trae un discurso más amable de una problemática –la segregación racial– que ha marcado parte de la historia reciente de EEUU.

 

Emma Stone - The Help

 

Pero en el fondo al director (guionista y productor) tampoco le interesa demasiado adentrarse en este discurso. Le mueven más sus personajes y conmover al público. Esto último a veces puede resultar un tanto forzado, buscando y apretando al espectador para que llore o ría como si fuera un imperativo de la película. Pero por lo general juega bien sus cartas.

 

Sin duda, el valor añadido de Criadas y Señoras es lo acertado de su reparto (en casi todas sus caras). Emma Stone sigue enseñando nuevas facetas del que parece un abanico interminable de registros y Viola Davis apunta a la nominación al Oscar. Estas dos mujeres son las voces cantantes de un reparto que, por lo demás, tiene un trabajo más coral, pero en el que Jessica Chastain (por enésima vez este año) y Bryce Dallas Howard brillan con luz propia. La cruz de la moneda la pone Octavia Spencer y Minny, su personaje. Sin ánimo de ofender, tiene los andares de Danny DeVito en Batman Vuelve y así es imposible tomársela en serio.

 

La película es, como decía, un producto muy académico, concebido para engatusar a público y crítica… y las cosas como son, lo consigue. Teniendo en cuenta lo complejo que siempre resulta tratar un tema como el de la segregación racial y los dramas que viven cada una de sus protagonistas, Criadas y Señoras apuesta por darle al conjunto una visión optimista y al gusto de todos en el que equilibra el puro drama y la comedia, con buenos, malos y lecciones de vida.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados