Los protagonistas de Ice Age 4: La Formación de los Continentes

Ice Age 4: La Formación de los Continentes: Piratas antediluvianos

¿Se puede crear una franquicia que se mantenga a flote gracias a los personajes secundarios? Ice Age responde que sí, que no sólo es posible, sino que se puede sacar más dinero con cada nueva entrega. Y así llega la cuarta parte de las aventuras glaciares de Diego, Sid y Manny: una película en la que la historia principal nos deja indiferentes y en la que las peripecias de la ardilla Scrat y las ocurrencias de la abuela de Sid (una nueva incorporación) hacen que el producto final no sea tan desagradable.

 

Scrat en Ice Age 4: La Formación de los Continentes

 

Si echamos la vista atrás la primera entrega de la saga nos contaba una historia muy simpática y no exenta de originalidad sobre tres criaturas que unen fuerzas y entierran el hacha de guerra para devolver un hijo a su madre. A este filme le siguió un segundo que no era sino un remake de En Busca del Valle Encantado. La tercera entrega optó por «homenajear» a la obra de Verne Viaje al Centro de la Tierra. Ahora a Michael Berg (guionista de tres de las cuatro entregas) y a Jason Fuchs (con mucha experiencia como actor y muy poca como escritor) se les ha ocurrido vendernos un Piratas del Caribe, pero en aguas gélidas.

 

La idea podría no estar mal, pero está tan plagada de incoherencias (más allá de las leyes elementales de la física) que el desarrollo de la trama pierde enteros cada vez que da un giro. Consiguiendo que, al final, la historia de la separación y el reencuentro de Manny con su familia sea lo menos interesante del filme… Pese a que ocupe la mayor parte del metraje.

 

Sid, Diego y Manny en Ice Age 4: La Formación de los Continentes

 

Tal y como comentaba al comienzo del artículo, es una suerte que el repertorio de secundarios sea tan variado y divertido. Scrat no pierde fuelle y ya es una marca de la casa mucho más potente que los protagonistas (es el único personaje con varios carteles para él solo). Sus nuevas aventuras (sobre todo desventuras) en su eterna búsqueda de la bellota de sus amores provocan la mayor parte de las carcajadas de la película.

 

El otro personaje que cautivará a niños y no tan niños es Abuela (Granny en inglés, con la voz de Wanda Sykes). La típica anciana senil con muchos más recursos de los que se le adivinan y con una lengua afilada. El problema es que su entrada en la película es soberanamente brusca. Lo mismo pasa con el personaje de la dientes de sable Shira (Jennifer Lopez), de cuyo pasado poco sabemos (¿habrá una quinta parte para explicarlo?) pero que cumple con lo que se espera de su carácter con demasiada presteza como para resultar creíble.

 

En definitiva: Ice Age 4 gustará a la chavalería por la cantidad de humor en formato slapstick y no es tan soporífera como para mantener a los adultos alejados. Pero no innova ni ofrece nada que no hayamos visto cientos de veces antes.

 

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados