Mucho Ruido y Pocas Nueces: Bienvenido a la fiesta de Joss y sus amigos

Mucho Ruido y Pocas Nueces

Mucho Ruido y Pocas Nueces

Título Original: Much Ado About Nothing

Director: Joss Whedon

Guión: Joss Whedon, basado en la obra de William Shakespeare

Reparto: Alexis Denisof, Amy Acker, Franz Kranz, Nathan Fillion, Reed Diamond y Clark Gregg

EEUU/ 2012 / 109′

Productora: Bellwether Pictures

Es sabido por los más seguidores del Whedonverso las ya míticas fiestas y reuniones que montaba el director Joss Whedon en su casa con sus familiares y amigos, dónde leían historias de Shakespeare y otros autores (seguro que también veían, leían y escuchaban cosas frikis) culturetas y se lo pasaban bomba…

Es sabido por los más seguidores del Whedonverso las ya míticas fiestas y reuniones que montaba el director Joss Whedon en su casa con sus familiares y amigos, dónde leían historias de Shakespeare y otros autores (seguro que también veían, leían y escuchaban cosas frikis) culturetas y se lo pasaban bomba, muy alejadas de otras fiestas de cine dónde primaba el alcohol, las drogas y el sexo (aunque en éstas no sabemos si se consumía alguna clase de sustancia prohibida). Pues bien, al gran creador de TV (actualmente y en el futuro de cine) junto a actores con los que ya ha trabajado en multitud de sus obras (desde Buffy, Ángel o Firefly y hasta Dollhouse y Los Vengadores) se le ocurrió la idea de adaptar una de sus míticas fiestas shakesperianas al cine para su orgullo y para demostrarnos lo guays que son y lo bien que lo hacen. Y justo después de terminar el rodaje del megablockbuster de Los Vengadores rodaron en 12 días y de un modo muy indie este trabajo. El resultado de este experimento no podía ser mejor.

Much Ado About Nothing es una película que adapta fielmente el texto de la obra teatral de William Shakespeare en un claro homenaje sin apenas modificar diálogos y lo traslada al siglo XXI y en blanco y negro. El contraste entre el lenguaje Shakesperiano y los móviles o las cámaras de vigilancia choca al principio, al igual que el inicio del film y la presentación de los personajes pero poco a poco va abriéndose camino hacia una película fascinante. Si bien Whedon ha sido conservador y ha dejado casi intacto el maravilloso texto del dramaturgo inglés, construye alrededor suyo una obra no vista antes y que te engancha.

Mucho ruido y Pocas Nueces

Con el paso de los minutos empiezan a sucederse los momentos cómicos que, ayudados por el talento del director y de sus actores, se vuelven aún más hilarantes y divertidos. El autor trata con máximo respeto el original pero a partir de ahí consigue sacarle todo el jugo que tiene para llevárselo a su terreno y convertirlo en el juego que quiere hacer. Es fascinante comprobar como a pesar ser tan fiel, el director consigue mostrar su toque y sus marcas de la casa ya tan identificadas al ver sus trabajos anteriores. La obra gana muchos enteros gracias a la gran interpretación de los actores principales, en especial de Amy Acker y Alexis Denisof. La fotografía, por su parte es maravillosa y evocadora y la banda sonora, tanto de Joss como Jed Whedon (con ayuda de Clint Bennett y Debroah Lurie) cumplen a la perfección. Evidentemente ya se tiene ganado mucho con el gran talento de Shakespeare, pero Whedon sabe llevarla a su terreno para fabricarse una obra muy entretenida, diferente y que merece mucho la pena.

No es esta cinta apta para todos los públicos, como no lo son las obras de los dos autores. Si bien el inglés es uno de los autores más adaptados del mundo, sus textos nunca han sido, ni serán, bien entendidas por todos, con lo que su público siempre ha sido específico, determinado y culto. Lo mismo le pasa a muchas de las creaciones de Whedon. Al final todo termina en la fiesta que el director se monta con sus amigos adaptando esta gran obra y demostrando plano a plano lo bien que se lo han pasado haciéndola.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *