Phineas y Ferb: A través de la 2ª Dimensión

Phineas y Ferb. A Través de la 2ª Dimensión: Porque ser un niño mola

Vivimos un momento difícil en cuanto a las series de animación para niños. Lejos quedan maravillas como Érase una Vez el Cuerpo Humano, Patoaventuras o El Inspector Gadget, por nombrar algunas. La animación actual bebe, por una parte, de guiones desquiciantes (Bob Esponja) o enfocados directamente al merchandising y al coleccionismo (Pokémon, Gormiti, Beyblade…) y por otra de dos estilos bien diferenciados: el creado por Cartoon Network (Supernenas, Vaca y Pollo) y el anime japonés (Avatar: The Last Airbender, Ben-10).

 

Entre tanta carencia de inspiración (y de criterio) la serie de Phineas y Ferb supone un soplo de aire fresco y una divertidísima alternativa. Con un guión de lo más simple, la serie tiene gran cantidad de aspectos que los niños aprecian: unos chavales que hacen cosas sin que sus padres se enteren, artefactos inverosímiles, canciones pegadizas y mucho, muchísimo, humor.

 

Phineas y Ferb: A Través de la 2ª Dimensión

 

 

Humor infantil, humor adulto:

 

Una cosa que parecía perdida y que Phineas y Ferb mantiene son los guiños al público adulto. Dan Povenmire y Robert “Swampy” Marsh (creadores de la serie y voces de Doofenshmirtz y del Mayor Monogram respectivamente en el original) saben muy bien que muchos padres ven las series infantiles con sus hijos y les tienen en cuenta por medio de homenajes de lo más diverso. En esta película, sin ir más lejos, tenemos referencias a los Blues Brothers o a filósofos como Nietzsche (desternillante).

 

Este tipo de detalles no sólo hacen divertida la película para los mayores, sino que hacen que los chavales sigan redescubriendo bromas con el paso de los años (aunque los expertos en este tema son Los Simpson, os reto a que os repaséis Patoaventuras)

 

Un capítulo largo:

 

Si hay que buscarle un defecto a la película, este podría ser la apariencia de capítulo “estirado” hasta la hora y media. La explicación es sencilla: la película se ha emitido exclusivamente por televisión en Estados Unidos y es sólo en algunos países, entre ellos el nuestro, donde se ha decidido que la película llegue a la gran pantalla aprovechando el tirón de la serie.

 

Teniendo esto en cuenta (y sabiendo que a finales de verano las productoras estrenan películas “menores”) sigue sorprendiendo la buena hechura del film, con alusiones a otros muchos capítulos de la serie y con un sentimiento casi conclusivo de la misma.

 

 

Phineas y Ferb: A través de la 2ª Dimensión

 

 

La música:

 

Como he mencionado antes, la música tiene un papel muy importante en la serie y en la película no podía ser menos. Las canciones, dobladas al castellano, son pegadizas, divertidas y, con motivo del filme, cuentan con colaboradores de excepción, como el ex-guitarrista de los Guns N’ Roses, Slash, que presta su virtuosismo a la banda sonora de la cinta:

 

 

 

 

En resumen:

 

Película MUY recomendable para llevar a los niños al cine antes de que vuelva a empezar el “cole”, cierto que no es más que un capítulo algo más largo de la serie (la verdadera película se espera para 2014 con actores de carne y hueso como Jim Carrey), pero es tan divertida que merece la pena el paseo y la entrada.

Acerca de RJ Prous

Avatar de RJ Prous

En la soledad de mi beca Séneca en Zaragoza aprendí a amar el cine mierder. Volví a Madrid para deambular por millones de salas y pases de películas para finalmente acabar trabajando con aviones. Amante del cine y de sus butacas, también leo muchos cómics y, a veces, hasta sé de lo que hablo.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados