Step up. All In: Placeres culpables

Step Up: All In

Step Up: All In

Título Original: Step Up: All In

Director: Trish Sie

Guión: John Swetnam

Reparto: Ryan Guzman, Briana Evigan, Adam G. Sevani, Misha Gabriel, Stephen Boss, Stephen Stevo Jones, David Shreibman, Izabella Miko, Mari Koda

EEUU / 2014 / 112′

Productora: Offspring Entertainment / Summit Entertainment

 

Los chicos de Step Up vuelven a las andadas con una nueva entrega, ¡la quinta ya!, dispuesta a poner toda la carne en el asador. Como si de una reunión de antiguos alumnos se tratara, la debutante Trish Sie firma una película que reúne a una nutrida representación de los actores…

Los chicos de Step Up vuelven a las andadas con una nueva entrega, ¡la quinta ya!, dispuesta a poner toda la carne en el asador. Como si de una reunión de antiguos alumnos se tratara, la debutante Trish Sie firma una película que reúne a una nutrida representación de los actores que han pasado por la franquicia con el loable fin de «obligar» al público a mover el esqueleto durante dos horas. De esta forma los seguidores de la franquicia se reencontraran con el ya veterano Adam Sevani (ha participado en cuatro de las cinco películas), Briana Evigan (protagonista de Street Dance en 2008), o Ryan Guzman (hombre en punta en Step Up Revolution).

 

Izabella Miko en Step Up: All In

 

Los fans de realitys como Fama, ¡a bailar! y los ávidos consumidores de videoclips están de enhorabuena, pues eso mismo es lo que ofrece el film: drama entre bailarines por culpa de un concurso y números, muchos números musicales. Sin mayores pretensiones intelectuales o artísticas hay que reconocerle que entretiene un rato. Aún cuando hasta que no llegamos a la «batalla final» no encontramos un baile realmente espectacular, con unos números que en su mayoría resultan estáticos a pesar de la parafernalia (caso del vídeo que graban los protagonistas con un mad doctor como leitmotiv), peor cuando se les ve el truco y los pasos empiezan a repetirse de una actuación a otra (pocas veces el baile del robot había sido tan exprimido), hay que reconocer que son efectivos y que algunos números están bastante inspirados (caso del coqueteo de la pareja protagonista en una feria).

 

La trama principal no esconde mucho misterio, más allá de saber quién discutirá con quién o cuándo se enamorarán los protagonistas, pero al final, tal como se plantea la película, eso es lo de menos. Step Up: All In es un producto sumamente liviano, que se olvida tan pronto como se consume, motivos por los que se hace con muchas papeletas para convertirse en un placer culpable.

Acerca de Daniel Lobato

Avatar de Daniel Lobato

El padre de todos, pero como a Odín, se me suben constantemente a las barbas. Periodista de vocación cinéfila empecé en deportes (que tiene mucho de película) y ahora dejo semillitas en distintos medios online hablando de cine y cómics. También foteo de cuando en cuando y preparo proyectos audiovisuales.

Deja un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *